¿Cuántas horas compartes con tu jefe?

Jueves, 07 Agosto 2014

¿Cuántas horas compartes con tu jefe? ¿Sabías que pasar más de seis horas semanales con tu jefe perjudica tus niveles de motivación y creatividad? El diario Expansión publicaba hace unos días las conclusiones de una investigación de la consultora LeadershipIQ que afirma que existe una correlación entre las horas que pasamos con nuestros jefes y los niveles de inspiración, creatividad, compromiso y motivación.

Según el informe, seis horas a la semana es el tope que puedes permitirte. ¿Por qué? LeadershipIQ señala que pasar más de esas seis horas con un superior directo perjudican seriamente los niveles de motivación y creatividad transformándose así en algo "contraproducente e irritante", según Mark Murphy, responsable de la investigación.

Publicidad

¿Cuántas horas debemos pasar con el jefe?
La cifra concreta del tiempo que debemos pasar con un superior no existe porque no afecta de la misma manera a todo el mundo. Lo importante es encontrar el punto de equilibrio y saber que, aunque tengas que pasar muchas horas con tu jefe, este tiempo no va a afectar en tu rendimiento.

¿Cómo podemos saber cuándo estamos sobrepasando ese límite de horas?
Cuando sientas que empieza a gestarse un ambiente enrarecido, que estás menos motivado, tienes más estrés, pasas el 80% del tiempo en la oficina con tu jefe, tienes una relación de enganche con tu superior porque no sabes dar un paso sin su aprobación y tienes que contarle todo, significa que pasas demasiado tiempo con tu superior.

¿Por qué es malo abusar de este tiempo?
El diario Expansión señala que pasar demasiado tiempo con un superior produce los siguientes síntomas:

  • Reducción de la autoestima profesional: al estar siempre juntos, aumenta la visibilidad de quien manda y se reduce la tuya.
  • Reducción del rendimiento: esto se produce cuando te preocupas de hacer lo correcto para el jefe y no para la empresa.
  • Pérdida del sentido común: tanto tiempo con tu jefe puede llevarte al micromanagement, una supervisión continua que erosiona tu capacidad de tomar decisiones.
  • Confusión de identidad: tanto pensar en cómo piensa tu jefe hace que olvides cómo piensas realmente tú.
  • Peligro de alienación: tantas horas puede crear una ansiedad de separación cuando el jefe no está y te quedas solo con todo el equipo a tu cargo.

Lo importante es que el tiempo que pases con tu jefe sea de calidad y no acabe convirtiéndose en una relación de enganche. Recuerda que la iniciativa y la productividad son algunas de las habilidades que más valoran los jefes de sus empleados, así que céntrate en tu trabajo y los objetivos marcados para poder hacer bien tu trabajo sin que las horas que pases con tu jefe afecten a tu productividad.


Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí