Habilidades clave en la etapa Junior

Martes, 02 Febrero 2016

Página 1 de 2
 
salario 629La etapa Junior que se desarrolla entre los 18 y los 30 años, es una fase trascendental en cualquier carrera profesional. Y es que durante la misma lograremos avanzar en cuestiones vitales que terminarán influyendo directamente en el resto de nuestro desempeño a lo largo del tiempo.
Publicidad
 
Muchos especialistas coinciden en que una etapa Junior, aprovechada a fondo, puede marcar la diferencia en la carrera de cualquier profesional. En otras palabras, sostienen que esa condición puede transformarse en un plus de valor capaz de lograr que una profesional con buenas aptitudes pase a convertirse en una líder en su sector.
 
¿Qué habilidades previas se requieren antes de esta etapa? Lógicamente, aquí lo importante es haber completado un buen proceso formativo que como sabemos se extiende durante toda la vida, pero que antes del comienzo de la etapa Junior y durante su desarrollo necesita de la obtención de unos conocimientos básicos para poder desenvolverse con soltura en cada especialidad.
 
Conocimiento de nuestro potencial
Ya durante la propia etapa es posible identificar distintas competencias que se necesita trabajar y afianzar antes de pasar a la próxima fase de nuestra carrera profesional. Una de ellas es el descubrimiento de nuestro potencial real, es decir, de aquellas actividades o áreas en las que logramos explotar al máximo nuestras virtudes.
 
Esto debería relacionarse directamente con nuestros gustos e intereses, ya que difícilmente alcancemos un nivel superlativo en tareas que no nos apasionan. Por otra parte, tendremos que vivir las experiencias necesarias para poder descubrir aquellos aspectos que realmente nos cautivan y a los cuales deberemos dedicar nuestra energía.
 
De esta forma, durante la etapa Junior se aconseja no tener miedo al cambio cuando se siente como una necesidad para poder probar distintos puestos, ambientes de trabajo o empresas. Además de facilitarnos la tarea de búsqueda interna de nuestro potencial, la acumulación de experiencias también será vital para adquirir otra de las competencias necesarias en esta etapa. Durante la etapa Junior se aconseja no tener miedo al cambio
 
Experiencia
Hablamos del enriquecimiento de nuestra hoja de vida. Hay que recordar que al comenzar la etapa de la promesa acabamos de concluir nuestra educación formal, por lo tanto necesitamos engrosar la experiencia profesional para poder aspirar a nuevos desafíos en las próximas fases de nuestro crecimiento laboral.
 
Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí