Conoce a Jimena Escobar desarrolladora y profesora de Full Stack

  • Jueves, 04 Junio 2020
wat-tech-jimena-escobar

Como ya sabéis, uno de nuestros objetivos en Womenalia es dar visibilidad a mujeres STEAM, por ello hoy os presentamos a Jimena Escobar, ingeniera informática y mentora líder en 4Geeks Academy España, una academia de alto nivel dedicada a enseñar programación. 4Geeks Academy fue fundada en 2015 y está en presente en 5 países. Jimena es una apasionada de la programación y como  buena geek, le gusta jugar a videojuegos, leer novelas gráficas, ver series, etc. Por otro lado, disfruta mucho de la moda y la cosmética, tanto es así que ha pasado a convertirse en su afición.

Jimena, cuéntanos un poco sobre tu trayectoria en el mundo de la programación.

Me decidí a estudiar Ingeniería Informática y es en la carrera dónde empecé a programar. Al principio me sentía muy cómoda y me divertía programando, pero con el tiempo me empezó a generar mucha ansiedad la carrera y empecé a pensar que no era lo mío.

Por desgracia a esto se le sumó que, al ser prácticamente siempre la única mujer de la clase de prácticas o del equipo de trabajo, solían recaer en mí tareas de diseño y organización (porque parece que al ser mujer por defecto sabes de estas cosas). Es verdad que estas tareas no me desagradaban, pero me hicieron programar menos y me crearon aún más inseguridades.

No desistí e hice la especialidad de Ingeniería Software y empecé a trabajar como desarrolladora.

La verdad es que mi vida laboral ha sido toda una montaña rusa en lo que respecta a mi seguridad/inseguridad como desarrolladora, pero por el camino me he cruzado con buenos jefes que me han apoyado y me han hecho ganar confianza en mí misma, tanto es así que ahora soy profe y mentora en 4Geeks Academy y puedo transmitir tanto mi conocimiento, como ayudar a lidiar con todo el proceso emocional de entrar en este campo.

¿Qué fue lo que más te llamó la atención de la programación?

La capacidad de crear algo desde cero. El poder tener delante una pantalla en blanco, o en negro en este caso, y tener una idea y poder ir dándole forma, creándola, viendo como funciona y cómo empieza a ser algo real.

Y ya con el tiempo la oportunidad de entender cómo funciona nuestro mundo, porque ahora todo está basado en la tecnología y entender cómo funciona esa tecnología es entender nuestra sociedad y nuestro futuro.

¿Cuál es para ti la parte buena y cuál la mala de la tecnología/programación?

Estamos en un mundo tecnológico y esto va a ir a más, creo que la parte buena de aprender a programar y entender qué es programar o cómo se programa nos hace entender mejor la sociedad a la que vamos y nos permite también coger las riendas de lo que ocurre y las riendas de nuestro futuro. Podríamos crear nosotros una startup o un proyecto sabiendo programar.

Además el pensamiento lógico se puede aplicar en muchos ámbitos de la vida y lo puedes desarrollar programando.

Lo malo de la programación y la tecnología es que es un mundo muy competitivo y de mucho estrés. Es así, la tasa de bajas por ansiedad o depresión es bastante alta. Es un mundo donde siempre hay que estar aprendiendo y parece que hay que ser la mejor o el mejor, que hay que estar arriba del todo y que tu nombre siempre reluzca. Tenemos que relativizar las cosas y pensar que es como cualquier otro trabajo, no necesitas estar ahí arriba, incluso puede ser un hobby, puedes disfrutar, no hace falta que todos los días empieces un proyecto nuevo y escribas algunas líneas.

¿Qué personas en el mundo de la tecnología/programación te inspiran?

Me inspiran personas cercanas a mi. Es cierto que existen grandes mujeres referentes que me inspiran y que todas las que estamos metidas un poco en este mundo conocemos, pero creo que necesitamos referentes de nuestro tiempo, para poder sentirnos más cómodas. El tener referentes cercanos hace que sea algo más tangible y real, que nosotras también podemos ser como esas referentes.

A mi me inspiran mis amigas que se dedican al mundo de la tecnología, me inspira mi compañero de carrera con el que llevo toda la vida programando, me inspiran las personas que luchan en su día a día. Personas normales que consiguen abrirse paso con entereza y trabajan con robustez en este sector.

Sabemos que eres una referente para muchas niñas ya que participas en diferentes programas que fomentan su interés en la tecnología. Cuéntanos más sobre estas acciones.

Todo empezó en la carrera cuando empezaron a hacer actividades para animar a las adolescentes a meterse en el mundo de las STEM. Fuí por casualidad a ver las charlas y me di cuenta que eran muy técnicas para adolescentes de 14 años. En ese momento decidí alzar mi mano y ofrecerme a dar una charla que hiciese llegar lo que es la programación, no solo lo que se puede hacer, sino que también es para nosotras, que es algo divertido, que no todo son números y tecnicismos. Fue bastante bien y muchas me agradecieron mi charla e incluso se empezaron a plantear que no era un mundo tan lejano a ellas. Desde ahí empecé a trabajar con jóvenes que es algo que me gusta mucho.

Hice voluntariado en Bolivia como profe y sobre todo intenté enseñar tanto a jóvenes como a mujeres a entender un poco los ordenadores y la ofimática para que tuviesen una salida laboral asegurada.

También he tenido la suerte de poder colaborar con Django Girls, una asociación de mujeres que programan en python, más concretamente con el framework django, y que montan talleres para acercar la programación y el lenguaje python a cualquiera que esté interesado. Con ellas pude dar un taller a mujeres adolescentes y conseguí que cambiaran su punto de vista sobre la programación.

Este año me he quedado con las ganas de participar en las iniciativas del Día de la mujer y la niña en la ciencia, pero espero poder estar el año que viene en algún cole animándolas a participar del sector.

Y por último, en 4Geeks Academy hemos cerrado un acuerdo con Women Who Code (WWC) para poder empezar a llegar a más mujeres y niñas y a su vez hacerles más asequible el acceso al mundo de la programación. Tengo muchísimas ganas de que se pongan en marcha nuestros proyectos y empezar a cambiar esa cifra de mujeres en carreras STEM.

Los datos siguen sin ser muy alentadores si tenemos en cuenta que, según los informes emitidos por la UNESCO, sólo un 35% de las personas que eligen estudiar carreras STEM son mujeres. ¿Por qué crees que nos cuesta tanto revertir las cifras cuando parece que ya se está generalizando la idea de que las vocaciones STEM dejaron de ser cosas de niños?

Aunque poco a poco va cambiando la visión, aún existe el estereotipo de que el informático es un hombre, blanco y friki y esto hace muchísimo daño.

Por otro lado no se muestran muchas referentes mujeres en el mundo de la tecnología y, sobre todo, no se muestran mujeres que puedan ser actuales referentes. No solo mujeres en la ciencia como Ada Lovelace o Grace Hooper, si no a mujeres que hoy en día sigan participando y aportando a la tecnología. Casi siempre que vemos a grandes magnates o directivos de empresas tecnológicas todos son varones, pensemos en Jeff Bezos, Zack Zuckerberg, Bill Gates, Tim Cook. Así es muy difícil que las mujeres se vean representadas y piensen que este mundo también es para ellas.

Y para terminar, ¿qué le dirías a alguien que quiere dedicarse a la programación pero que no termina de dar el paso?

No hay que tener miedo a programar, es algo divertido y que realmente nos aporta, sobre todo aunque sea en ese sentido de desarrollar otra forma de pensar o de crear desde cero.
Creo que todo lo que le podría decir es que lo pruebe, hay muchísimo conocimiento en internet, muchísimos tutoriales con los que poder empezar y saltar a la piscina. Creo que una cosa bonita del mundo de la informática es que es muy colaborativo, hay muchísimas comunidades en las que se aporta ayuda o se resuelven dudas. Es un mundo en el que de verdad podrías aprender siendo autodidacta o podrías iniciarte perfectamente siendo autodidacta.
Lo que le diría es "Venga siéntate delante de un ordenador, coge tu teclado y escribe 'Hola mundo', va a haber muchas personas encantadas de ayudarte".