Elsi Rider, aventurera a lomos de su moto: “Si la vida te da una segunda oportunidad es para aprovecharla”

  • Viernes, 27 Julio 2018

Elsi Rider 1Elsi Rider es un apodo que dice mucho de quien lo lleva. María Elsi Ribeiro se convirtió en una rider (motociclista en inglés) con sólo doce años, y en una aventurera cuando, se podría decir así, volvió a nacer en 2016. Es la primera mujer que ha atravesado Irán en moto. Toda una proeza en un país en el que las mujeres no tienen permitido conducir motos en solitario. Cada vez que puede, vuelve a escapar, sin miedo a la distancia. El Cáucaso y el mar de Aral ya han oído rugir los 75 caballos de su BMW. Y pronto volverá a poner tierra de por medio, sin alejarse de sus seguidores, a los que informa desde elsirider.com.

WOMENALIA.- ¿Cuándo y cómo te aficionaste al mundo del motor?
ELSI RIDER.- Cuando tenía 12 años. Un vecino quería tirar una tricampeona y yo me la agencié para ir al río. Cuando no se le caía el tubo de escape, me daba calambre. Supongo que eso fue lo que hizo que más adelante mi vida estuviese ligada a las motos.

W.- Tienes incluso una página web, ¿es ya algo más que una afición?
E.R.- Yo diría que viajar en mi moto no es una afición, es una forma de vida. En cuanto a la página web, surgió por las ganas de transmitir a la gente que me pueda seguir las ganas de vivir y continuar cuando crees que todo se ha perdido. Que los sueños se pueden cumplir y que, como fue mi caso, si la vida te da una segunda oportunidad es para aprovecharla.

Elsi Rider 2W.- ¿Cuándo decidiste lanzarte a la aventura?
E.R.- Siempre había viajado por España y por países de Europa, pero cuando desperté en la UCI de un hospital tras una terrible negligencia médica y me dijeron que había estado a pocas horas de morirme, entonces todo empezó a cambiar. Estuve los tres o cuatro años siguientes llorando cada día y así mismo, uno de esos grises días me dije “deja de llorar, si la vida te dio una segunda oportunidad es para hacer las cosas que tenías pendientes, esos sueños que tienes aparcados”, y entre ellos estaba hacer grandes viajes. Así que el primero fue ir desde mi casa en Asturias hasta la India en moto y regresar. Después recorrer el Cáucaso y acabo de llegar de realizar también en solitario 15.000 kilómetros que me llevaron a conocer la triste realidad del mar de Aral.

W.- ¿Por qué emprendiste la ruta por Irán, un país que prohíbe a las mujeres circular solas en moto?
E.R.- Para ir a la India en moto, mi ruta pasaba por Irán. Me encanta el arte y es un país con mucho patrimonio de la humanidad que me apetecía conocer. Después, al recorrer el país, descubrí que su mejor patrimonio sin duda es su gente. Tuve además la suerte y el regalo cultural de coincidir con el Muharram, una celebración religiosa que me recordó mucho a nuestra Semana Santa.

Elsi Rider 3W.- ¿Cómo fue la experiencia?
E.R.- Para repetirla.

W.- ¿Cuál es la parte más difícil de hacer este tipo de rutas en moto? ¿Y la más gratificante?
E.R.- La parte más difícil, supongo que cuando tienes un problema en la moto, aunque todo al final se soluciona. Lo gratificante, “todo, absolutamente todo”. Esa sensación de ir conociendo nuevos lugares, nuevas gentes, superar miedos, dificultades, reírte, llorar de pena o de emoción, o de agotamiento pero al final seguir tu camino poco a poco y degustando y sintiendo cada kilómetro.

W.- ¿Qué otras aventuras has emprendido con tu moto?
E.R.- Pues como cité anteriormente, aparte de haber viajado por España y Europa, irme a la India en moto en solitario, recorrer el Cáucaso y el reciente viaje también en solitario en busca del mar de Aral, “una moto en un mar perdido”.

W.- ¿Y cuáles serán las próximas?
E.R.- Tengo muchas cosas por mi cabeza, pero dependerá del tiempo y del ahorro. Lógicamente, hay que ir ahorrando para hacer todas estas cosas. Me atrae mucho Arabia Saudí, Perú, Chile...

W.- ¿A qué te dedicas cuando no estás de viaje?
E.R.- Como todo el mundo, al día a día y por supuesto a disfrutar de la moto con mis amigos y mi gente cercana. La aventura a veces está a la vuelta de la esquina.

W.- ¿Qué dirías a las mujeres que sueñan con hacer un viaje así pero no se atreven a dar el paso?
E.R.- A las mujeres... ¡qué decirles...! Que no dejen para mañana lo que puedan hacer hoy. El miedo es experto en hacérnoslo creer.


¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡Descubre el resto de Women at Motor by Womenalia!

volver inicio Motor