Bertha Benz, la conductora pionera que inventó las pastillas de freno

  • Lunes, 24 Febrero 2020

Carl y Bertha BenzBertha Benz pasó a la historia como la mujer transgresora que hizo el primer viaje de larga distancia en automóvil de la historia. Lo que más llamó la atención en su momento es que no había avisado de su hazaña a las autoridades ni a su propio marido. Hoy la historia se ha desprendido de aquella visión machista y reconoce a Bertha Benz como una pionera, inventora de las pastillas de freno y socia financiera de la gran aventura de su marido, Carl Benz.

Detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer. Una manida expresión que oculta el hecho de que muchas veces esa gran mujer es realmente quien debería haber protagonizado la noticia. En el caso de Bertha Benz, el apellido que tomó de su marido (como es habitual en el mundo anglosajón) recuerda a la marca de automóviles hoy llamada Mercedes Benz, que nació de la fusión de dos marcas rivales en 1926. Una de ellas fue la creada por Carl Benz.

Un apoyo financiero fundamental

El coche del viaje de Bertha BenzEl automóvil en el que Bertha Benz hizo su viaje en 1888.Hoy en día, Bertha Benz es reconocida como una pionera en el mundo de la automoción. Y es que esta mujer emprendedora no se quedó sentada en una butaca ni se conformó con criar a sus hijos mientras Carl Benz diseñaba los primeros automóviles. Ya antes de casarse, había invertido en una compañía dedicada a la fabricación de hierro. Su patrimonio serviría, más adelante, para dar apoyo financiero a los diseños de su marido.

El primer vehículo no propulsado por caballos que diseñó Carl Benz fue patentado en 1885, tenía tres ruedas y alcanzaba una velocidad máxima de 40 kilómetros por hora. Tres años más tarde, Bertha Benz dio un gran impulso a este invento con un viaje pionero que sirvió para demostrar que el automóvil tenía futuro. Sin avisar a nadie, subió a sus dos hijos mayores (de los cinco que tuvo) y condujo hasta la casa de su madre.

La primera gasolinera era una farmacia

Bertha Benz en 1894Bertha Benz con su marido, su hija Clara y Fritz Held en 1894.Los 106 kilómetros de distancia que Bertha Benz condujo aquel día no sólo sirvieron para poner en valor el invento en el que había invertido tanto dinero. Fue el primer viaje de larga distancia en un vehículo de motor, durante el cual tuvo que parar en una farmacia para comprar el compuesto de petróleo que impulsaba su motor.

La emprendedora también tuvo que solventar algunos problemas con los que se fue encontrando en el camino, pero ninguno de ellos la hizo desistir. Paró varias veces para recoger agua con la que enfriar el motor, tuvo que reparar el sistema de ignición con una pinza del pelo y recubrió un cable pelado con una de sus ligas. Además de conducir, fue tomando notas de las mejoras que necesitaba aquel invento, entre las que destaca el uso de tiras de cuero para potenciar el funcionamiento de los frenos. Una idea que la convierte en la inventora de lo que hoy son las pastillas de freno.


¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡Descubre el resto de Women at Motor by Womenalia!

volver inicio Motor