Movilidad compartida, ¿el futuro del motor?

  • Jueves, 24 Enero 2019

Emov 1La movilidad compartida se ha ido instalando en nuestras ciudades en los últimos años. Lo que para algunos podía parecer una tendencia temporal, o una moda, parece que ha llegado para quedarse. Coches, motos, bicicletas, patinetes... Cada vez son más los vehículos disponibles para movernos por la ciudad sin necesidad de tener el nuestro en propiedad.

¿Se ha acabado el vehículo en propiedad? Aún no, pero así podría ocurrir en el futuro si la movilidad compartida continúa creciendo. Se trata de una de las ventajas de compartir vehículo, pues supone un ahorro en mantenimiento, impuestos e incluso aparcamiento. Si hace unos años tener un vehículo proporcionaba una sensación de libertad, hoy parece que la libertad real la da el tenerlo sólo cuando lo necesitamos.

Sostenibilidad

MovoUna de las características más interesantes de los vehículos compartidos es que en su inmensa mayoría son eléctricos, lo que les permite aparcar gratis en las zonas públicas de pago de las ciudades. No significa que no contaminen, pues eso depende de cómo se genere esa energía eléctrica, y en España aún quedan algunas centrales que lo hacen quemando carbón e hidrocarburos. Pero sí, al menos, que no contaminan allá donde van, por lo que el aire de las ciudades se mantiene más limpio con estos vehículos.

De hecho, uno de los argumentos que utilizan las empresas de vehículos compartidos son los millones de toneladas de CO2 que han ahorrado a las ciudades en las que operan. Y otro, no menos interesante, es que estos vehículos se pueden mover libremente por esas mismas ciudades cuando se activen los protocolos anti contaminación que obligan a dejar aparcados los vehículos propulsados por gasolina o diésel.

Quizá uno de los problemas que presenta este tipo de servicios es la dificultad para encontrar en la app móvil un vehículo disponible en determinadas zonas de la ciudad con alta demanda, y su acumulación en otras donde es fácil aparcarlos pero hay pocos usuarios interesados en alquilarlos.

Oferta variada

MuvingCuando llegó a Madrid Car2Go, el primer servicio de vehículo eléctrico compartido, con 350 coches de dos plazas en noviembre de 2015, ni la propia compañía podía esperar que tres años después tendría otras tres empresas haciéndole la competencia en la capital. Eso no ha supuesto, sin embargo, una reducción de su cuota de mercado, a juzgar por las cifras que aporta la propia compañía, que para celebrar su tercer aniversario amplió su oferta hasta los 850 vehículos, 300 de ellos de cuatro plazas.

Junto a Car2Go, en Madrid prestan servicio Emov, con 600 automóviles de cuatro plazas, Zity, con 658 coches de cinco plazas, y Wible, con más de 500 vehículos, en este caso híbridos. Existen, además, otras opciones de vehículo compartido para aquellos que quieren un alquiler por más tiempo o para salir de la ciudad, como Respiro. En motos, son aún más las empresas, con eCooltra, Muving, Movo, IoScoot y Coup, que ofrecen a madrileños y visitantes más de 3.000 unidades.

La movilidad compartida se ha instalado con fuerza en Madrid y Barcelona, y ya llega a otras ciudades españolas, una vez que ha demostrado que no es una moda pasajera sino que ha venido para quedarse.


¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡Descubre el resto de Women at Motor by Womenalia!

volver inicio Motor