RSC y filantropía para cerrar la brecha de género en tecnología

  • Miércoles, 26 Septiembre 2018

Mujeres en tecnologiaLa RSC (responsabilidad social corporativa) y la filantropía son dos instrumentos relevantes que pueden contribuir a cerrar la brecha de género en las empresas tecnológicas. Así se desprende de un informe de la consultora Mckinsey publicado en septiembre, titulado “Cerrar la brecha tecnológica de género a través de la filantropía y la responsabilidad social corporativa”.

El estudio, que se centra en la situación concreta en el mercado laboral de Estados Unidos, se fija no sólo en el género de los empleados sino en su origen étnico. Una de sus principales conclusiones es que el sector tecnológico no está haciendo lo suficiente para facilitar el camino a las mujeres, más aún si son de color. De hecho, el porcentaje de mujeres en empleos relacionados con la informática no sólo no ha crecido sino que se ha reducido de forma alarmante en los últimos 25 años.

En colaboración con Pivotal Ventures, compañía creada por Melinda Gates para inversión e incubación de empresas, McKinsey ha elaborado este estudio que mide cómo la RSC y la filantropía tecnológica pueden mejorar la diversidad de género en el sector tecnológico. Además, se permite ofrecer una orientación práctica a las empresas que quieren aumentar sus niveles de diversidad.

Coste de oportunidad

La encuesta se realizó entre 32 grandes compañías tecnológicas que en 2017 sumaron cerca de 500.000 millones de dólares en ingresos y más de 500 millones en donaciones.

El informe subraya que la falta de diversidad de género supone un gran coste de oportunidad para las empresas tecnológicas en particular y para el sector en general. Y es que, recuerda, los equipos diversos son más creativos e innovadores y están asociados a una mayor rentabilidad. Y esto no ocurre sólo en las empresas tecnológicas ni únicamente en Estados Unidos, sino que es una realidad global.

El sector tecnológico necesita innovar para mejorar sus índices de diversidad. El McKinsey Global Institute asegura que la demanda de habilidades avanzadas en tecnologías de la información (TI) crecerá hasta en un 90% en los próximos 15 años. Los líderes de las empresas del sector son conscientes de que, en los próximos años, les va a resultar difícil encontrar personal con determinadas habilidades tecnológicas. Eso va a disparar la competencia por el talento técnico, y las empresas recurrirán, según la consultora, a talentos históricamente infrautilizados, como es el caso de las mujeres.

Vocaciones tempranasEl informe de McKinsey insiste en la importancia de las inversiones en RSC y en filantropía. Si no están funcionando ahora para estos fines es porque, explica, no se les está aplicando una perspectiva de género. En 2017, sólo un 5% de las donaciones filantrópicas de empresas (26 millones de dólares) se destinaron a programas con un enfoque específico en la representación de mujeres y niñas en los programas de preparación para carreras tecnológicas. Esto puede ocurrir, entre otras razones, porque los departamentos involucrados en diversidad, como recursos humanos, RSC y diversidad, no coordinan sus acciones entre ellos, con una estrategia unificada.

Ideas para mejorar la diversidad

Entre sus propuestas, el informe indica que es importante que las empresas respalden programas sólo para niñas o programas mixtos que se centren en lograr al menos un 40 por ciento de representación de niñas mediante pasos proactivos de reclutamiento y retención. Además, plantea ocho factores para empoderar a las mujeres y las niñas de cara a la tecnología:

  • Ofrecer rampas para principiantes.
  • Crear un sentido de pertenencia.
  • Desarrollar su confianza en sus habilidades.
  • Cultivar una comunidad de compañeros de apoyo.
  • Asegurar que los adultos (familia, maestros, consejeros) sean alentadores e inclusivos.
  • Fomentar el interés en carreras informáticas.
  • Crear continuidad entre las experiencias informáticas.
  • Proporcionar acceso a la tecnología y experiencias informáticas.

En definitiva, las empresas tecnológicas pueden ayudar a cambiar drásticamente la trayectoria de las mujeres y las niñas al facilitar su igualdad de oportunidades. Y no tardarán en recoger los beneficios de una mayor diversidad.


¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡Descubre el resto de Women at Technology!

boton inicio