Mujeres investigadoras según el informe 2018 del CSIC

  • Jueves, 02 Agosto 2018

Rosa MenendezLas mujeres investigadoras mejoran poco a poco su situación laboral, según el Informe de Mujeres Investigadoras 2018, firmado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Elaborado por la Comisión Mujeres y Ciencia, que asesora a la presidenta de este organismo estatal, el informe resalta que el techo de cristal sigue bajando para las científicas.

Se trata de la primera edición de este informe que se presenta con Rosa Menéndez en la presidencia del CSIC. El estudio disgregado por género se comenzó a elaborar en 2001. Investigadora y primera mujer que dirige esta institución, Menéndez afirma en la introducción: “El CSIC va más allá de la implementación de las medidas que en materia de igualdad establece la legislación española y del cumplimiento de las recomendaciones de la Comisión Europea”.

La presidenta afirma que uno de los objetivos para este fin es la eliminación de la utilización sexista del lenguaje. Otro objetivo es, lógicamente, alcanzar la igualdad de oportunidades. En este sentido, explica, “se ha establecido un distintivo de igualdad para premiar a los centros que sobresalgan en la eliminación de las barreras que impiden el progreso de las mujeres y de los sesgos que, consciente o inconscientemente, afectan el desarrollo de su carrera profesional”.

La brecha posdoctoral permanece

El informe desvela que la reducción de investigadoras se mantiene en la etapa posdoctoral y en la plantilla científica. Aunque el 50% de las tesis que se hacen en el CSIC son elaboradas por mujeres, su presencia se va desvaneciendo a medida que aumenta la categoría de los investigadores.

Mujeres Investigadoras 2018Pilar López Sancho, presidenta por delegación de la Comisión Mujeres y Ciencia, explica: “Esta tendencia se mantiene en todas las categorías de la carrera profesional, lo que da como resultado la gráfica denominada tijera, que pone de manifiesto la asimetría entre las carreras profesionales entre hombres y mujeres”.

Una tijera que, como se ve en la imagen en esta página, se abre al máximo al llegar a la categoría de profesor de investigación. En esta posición, con un 25,04%, las mujeres superan por los pelos el listón que la estrategia de Lisboa, aprobada por el Consejo Europeo, quería alcanzar en 2010 en la media de la Unión Europea. Y el informe subraya: “Este umbral no se había alcanzado hasta ahora en los países de la Unión Europea, según las estadísticas publicadas en la Comisión Europea en 2015”.

El techo de cristal reduce su altura

En el conjunto del CSIC, las mujeres representan el 35,63% del personal científico. Si su menor presencia está en la categoría más alta, en la de investigadora principal de proyectos obtenidos por el CSIC en las convocatorias de Proyectos Europeos suponen el 31,07% del total. Respecto a las ayudas que los investigadores reciben para su trabajo, el 33,3% de las Consolidator y Advanced Grants y el 22,2% de las Starting Grants fueron para mujeres.

Uno de los datos positivos del informe, aunque no sea una cifra muy rompedora, es la reducción del techo de cristal en dos décimas, 1,42 frente al 1,44 del año anterior. También se redujo frente a los valores medios en Europa y en España publicados en 2015.

Las áreas de investigación con mayor presencia femenina son:

  • Ciencias y tecnología de alimentos, con un 54,11%
  • Ciencia y tecnologías químicas, con un 43,47%
  • Ciencias agrarias, con un 41,25%.

En el otros extremo, la que tiene menor proporción de científicas es la de ciencias y tecnologías físicas (21,47%).


¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡Descubre el resto de Women at Technology!

boton inicio