Futuras ingenieras participan en el programa Mujer e Ingeniería

  • Jueves, 14 Junio 2018

Proyecto-Mujeres-IngenierasFuturas ingenieras participaron recientemente en una de las actividades del proyecto Mujer e Ingeniería, impulsado por la Real Academia de Ingeniería para fomentar la presencia de la mujer en las carreras técnicas y en el mundo industrial. La planta vallisoletana del fabricante francés de neumáticos Michelin se ha unido a este programa y organizó una visita para un grupo de alumnas de la Escuela de Ingenierías Industriales de la Universidad de Valladolid.

La visita a la fábrica de Michelin en Valladolid sirvió para que este grupo de estudiantes, futuras ingenieras, conocieran de primera mano el funcionamiento de este tipo de instalaciones industriales. Las alumnas pudieron ver las distintas fases de producción acompañadas de la directora de personal de la planta, Silvia Garoz, que se formó en el mismo centro que ellas. También estaban el director de la escuela, Jesús Ángel Pisano, y la coordinadora del programa, Esperanza Alarcia.

Potencial creativo

La Real Academia de Ingeniería impulsó este programa, como explica en su web, tras comprobar “la escasez de mujeres en el ámbito de la ingeniería y la tecnología, con el desaprovechamiento implícito de su potencial creativo, clave para la innovación y el desarrollo de nuestras empresas y sociedad en general”.

Este programa se considera estratégico para romper esa brecha de género. Al dar visibilidad a las profesionales de este sector, persigue, por un lado, ayudarlas a romper el techo de cristal y, por otro, convertirlas en referentes para que niñas y adolescentes se interesen por los estudios STEM.

Michelin asegura compartir con este programa los objetivos “para la igualdad y representación de la mujer en las especialidades profesionales relacionadas con la ingeniería y el mundo industrial”. De hecho, uno de sus retos para el año 2020 es que las mujeres alcancen al menos el 20% de su plantilla.

Entidades colaboradoras

La Escuela de Ingeniería de la Universidad de Valladolid fue la segunda institución educativa que se sumó al programa Mujer e Ingeniería, con el que hoy colaboran muchas otras, además de grandes empresas, fundaciones y entidades como el Fondo Social Europeo y la Comunidad de Madrid.

Un grupo de 50 mentoras participan en el proyecto. Se trata de ingenieras que trabajan en empresas del sector y al mismo tiempo tutelan y asesoran a las estudiantes de ingeniería. El objetivo es que en el futuro esas alumnas, futuras ingenieras, se conviertan ellas mismas en mentoras de niñas más jóvenes, en etapas preuniversitarias, para seguir fomentando el estudio de ingenierías entre ellas.


¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡Descubre el resto de Women at Technology!

boton inicio