Verónica Pascual: "No podemos permitirnos prescindir del 50 por ciento del talento en la Industria 4.0"

  • Jueves, 03 Mayo 2018
1609-wat-tech-nom-veronica-pascualVerónica Pascual es ingeniera aeronáutica con amplia formación en gestión y tecnología. Comenzó su carrera profesional en la multinacional industrial Bouygues y poco después se incorporó al proyecto empresarial familiar de ASTI, donde actualmente ocupa el puesto de CEO. En su proyecto actual, como presidenta de la Comisión de Industria 4.0 y vicepresidenta de Desarrollo del Talento de AMETIC, pretende convertir a España en un referente en Industria 4.0.

Verónica nos ha contado su experiencia y visión en el mundo de la tecnología y la ciencia, así como sus objetivos para la transformación digital.

Cuéntanos un poco sobre tu trayectoria en el mundo de la tecnología/ciencia.
Soy ingeniera aeronáutica con amplia formación internacional en gestión y tecnología. Inicié mi carrera profesional en el grupo industrial multinacional Bouygues y, en 2004, me incorporé al proyecto empresarial familiar de ASTI. En 2006, me convertí en su Directora General y, dos años más tarde, adquirí el 100% de las acciones de la compañía. Desde entonces, ASTI ha tenido un importante crecimiento en facturación, un enorme impulso de internacionalización y fortalecimiento de actividades de I+D para asegurar soluciones tecnológicamente avanzadas y con carácter propietario, que han propiciado, entre otros, la realización de acuerdos marco estratégicos a nivel mundial para la automatización de los procesos de logística interna para múltiples multinacionales de sectores industriales como automóvil, alimentación, farma y cosmética y aeronáutica.

¿Qué fue lo que más te llamó la atención de la tecnología?
Desde siempre he estado vinculada a la tecnología a través de la empresa de mis padres, a la vanguardia tecnológica con las últimas innovaciones. ASTI era como mi tercer hermano, con el que comíamos y nos íbamos de vacaciones. Los proyectos de ingeniería son extremadamente retadores y motivadores, generan un orgullo de pertenencia enorme cuando ves el resultado del esfuerzo de un equipo multidisciplinar ejerciendo la misión para la que fue concebida.

Háblanos sobre el proyecto que te ocupa ahora mismo.
Uno de mis proyectos actuales es convertir a España en un referente en Industria 4.0, en todo aquello vinculado a la transformación digital, como presidenta de la Comisión de Industria 4.0 y vicepresidenta de Desarrollo del Talento de AMETIC.

En este sentido, nuestro objetivo es fomentar un ecosistema nacional para el desarrollo del talento habilitador de la transformación digital en España, con el fin de educar y formar en las nuevas competencias digitales que demandan las organizaciones del sector y, en general, la sociedad española bajo este nuevo paradigma, involucrando a las empresas como a los responsables educativos, a los agentes sociales, a la clase política y a la administración de cara a formar el talento y las competencias que maximicen la oportunidad que deriva de la transformación digital. Y, sobre todo, mi proyecto es el Grupo ASTI y a él dedico la mayor parte de mi tiempo. Tiene los mismos objetivos para la transformación digital: tecnología y talento. Y todo ello a partir de un grupo de empresas con un Plan Estratégico 2017-2020 con los siguientes objetivos: multiplicar las ventas por cinco mediante la inversión en I+D+i; la optimización de las operaciones; consolidar zonas geográficas de mayor interés, como el centro de la Unión Europea y Estados Unidos; el desarrollo del talento; liderar el crecimiento tanto orgánico como inorgánico; y un plan económico y financiero sostenible.

En la actualidad, el talento internacional de nuestro equipo, mayoritariamente perfiles técnicos, está formado por más de 190 personas provenientes de 8 nacionalidades y culturas distintas con un factor común: la motivación para desarrollar con energía y servicio al cliente un gran trabajo en equipo, dentro de un ambiente de respeto y humildad que permita cumplir la misión de incrementar la competitividad de sus clientes.

¿Cuál es para ti la parte buena y cuál la mala de la tecnología/ciencia?
En mi opinión, la principal ventaja de la tecnología y de la ciencia es el avance. Uno de los valores que nos ofrece la tecnología a todos es la flexibilidad para customización de los productos, lo que genera mayor satisfacción en el proceso de compra. Como parte más difícil, que no mala, es que los avances tecnológicos suponen cambios y hace falta una adaptación estratégica para que no supongan algo traumático. Esto ha ocurrido siempre.

¿Qué personas en el mundo de la tecnología/ciencia te inspiran?
Una de las personas más inspiradoras en mi vida en todo lo referente a la tecnología y a la innovación ha sido mi padre, Ángel Pascual.

Si pudieras sentarte con tu yo de hace 15 años, ¿qué consejo le darías?
¡Me daría infinitos! Sobre todo disfrutar cada paso del camino, se puede ser ambicioso, soñar en grande y a la vez disfrutar. Entender que en la vida no se planifica el tiempo, sino la energía. Que la perfección no existe y que muchas más cosas de las que parecen dependen de uno mismo

¿Has visto en tu carrera/entorno algún ejemplo de discriminación en el sector STEM?
Siempre digo que yo tenía las tres peores etiquetas cuando llegué a ASTI: mujer, joven e hija de los propietarios de la empresa. Las etiquetas sólo sirven para tomar conciencia de ellas y disolverlas, no sirve de nada luchar contra ellas, hay que enfocarse en crear no en destruir, la creación es la que termina disolviendo las etiquetas.

¿Qué medidas crees que se podrían tomar para paliar esta situación?
Es fundamentalmente una cuestión de educación, que hay que trabajar desde la infancia. En este sentido, en ASTI somos muy conscientes de esta necesidad y, por tanto, dentro del programa Talento 4.0, creamos 'Stem Talent Girl', que busca fomentar las vocaciones STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) entre las mujeres. No podemos permitirnos prescindir del 50 por ciento del talento en la Industria 4.0.

Son los equipos mixtos, con presencia de hombres y mujeres, los que generan mayor aportación de valor en las compañías de base tecnológica y los que tienen ideas más innovadoras. Y es que la diversidad del talento es un factor clave para afrontar con éxito el desafío de la cuarta revolución industrial. No obstante, solo el 26 por ciento de las mujeres en España optan por este camino.Tenemos que cambiar esa tendencia y hacer que las estudiantes de 13 y 14 años tengan unos referentes que les inviten a decantarse por las ramas STEM. Por eso, con este programa tenemos una serie de masterclass este año en Burgos, Valladolid y Santander -aunque pretendemos llegar a todo el país en los próximos años- que exponen su experiencia y con la colaboración de una serie de mentoras para explicar su trabajo y vivencias a las participantes en el programa.

La situación requiere un cambio en la educación para la creación del talento necesario.
Es uno de los grandes desafíos de la Industria 4.0. Y, para lograr este reto, es imprescindible la colaboración público-privada. En ASTI TechGroup somos conscientes de la necesidad de un nuevo talento y, por ello, creamos ASTI Talent & Technology Foundation, con la misión de abrazar en clave de oportunidad los desafíos sociales de la transformación digital y gestionar desde un modelo colaborativo programas de alto impacto social para el desarrollo del talento.

Entre estos programas cabe destacar 'ASTI Robotics', que es el desafío de robótica móvil más importante de España para el fomento de vocaciones STEM y el desarrollo del talento en el campo de la robótica. 76 equipos de todo el país se han inscrito en la segunda edición, cuya final se celebrará el próximo 12 de mayo en el Museo de la Evolución Humana en Burgos.

 


¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡Descubre el resto de Women at Technology!

boton inicio