MariMar Ruiz: "Hay que aprender a vivir con la Tecnología"

  • Lunes, 02 Abril 2018
Mariamar Ruiz es programadora y fundadora de My Tech Lady

María del Mar Ruiz Jiménez decidió a temprana edad que quería ser programadora. Durante 8 años se ha dedicado a la programación especializada en Backend y desde 2008 ha liderado equipos digitales en agencia de publicidad creativa. Colecciona ordenadores antiguos, se desvive por sus peludos y le encantan los videojuegos.
Es colaboradora de nuestro blog Mujer Tech, donde nos ha hablado sobre su experiencia en el sector y qué es lo que espera del futuro. Puedes leerlo aquí. ¡Te lo recomendamos!


Cuéntanos un poco sobre tu trayectoria en el mundo de la Tecnología. ¿Cuándo empezaste y por qué?

Con 16 años decidí que quería ser programadora, me habían regalado mi primer ordenador a loa 15 años de edad un Pentium III a 450Mhz. Empecé de forma autodidacta con HTML, me conecté a Internet con un súper modem de 56K y entre tutoriales en inglés y apoyo en el IRC Chat empecé a conocer PHP.

Busqué formación específica e hice un curso de Desarrolladora de aplicaciones informáticas y en paralelo busqué trabajo como programadora no remunerado, mis ganas de aprender y meterme en el mundo de la programación se apoderó de mí.

Entre otros cursos y meses trabajando desinteresadamente me surgió mi primer empleo remunerado, a partir de ahí me especialicé en desarrollo Back-end en entorno LAMP (Linux Apache MySQL y PHP), trabajando como desarrolladora para Telecinco.es, Diputación de Sevilla, 20 Minutos... mientras creaba otros proyectos en paralelo y colaboraba en Personal Computer & Internet escribiendo artículos técnicos.

En 2008 empecé a liderar equipos digitales en Agencia de Publicidad Creativa lo que me ha permitido desarrollar todo tipo de proyectos tecnológicos y campañas/acciones de marketing para clientes como Coca-Cola, Pikolín, Microsoft, Disney, Mini España y participar en el lanzamiento en redes de Pepsi-co y Burger King.

Como soy una cola de lagartija entre otros proyectos estuve durante varios años impartiendo cursos sobre conversión digital a profesionales del sector y creatividad digital en la Escuela The Atomic Garden y hasta me atreví a crear mi propia agencia digital y abrir mi primer canal de Youtube sobre tecnología y videojuegos (que lleva desde 2014 activo).


¿Qué fue lo que más te llamó la atención de la Tecnología?

La capacidad de crear que me otorgaba, la tecnología bien usada y no únicamente a nivel de saber hacer código te da una libertad de creación increíble.

Sentir la superación no basada en el criterio de otros si no en la funcionalidad, en resolver un problema y cubrir una necesidad era lo que más me llenaba. Me explico, si uno se dedica a algo más visual, por ejemplo, la pintura, puede ser que el resultado esté sujeto a la objetividad/gustos de quién lo valora pero en cambio en la parte de funcionalidad tecnológica era siempre una superación o funcionaba o no y cuando lograbas hacer que un desarrollo web, un invento con arduino o cualquier otro proyecto cumpliese el objetivo solo cabía buen sabor de boca.

Believe in you, iniciativa de My Tech Lady


Cuéntanos un poco sobre el proyecto que te ocupa ahora mismo.

Actualmente tras mi experiencia con la agencia digital he iniciado un nuevo proyecto My Tech Lady. En My Tech Lady somos un equipo de colaboras que prestamos nuestros servicios para ayudar a marcas y profesionales con soluciones de negocio en Marketing Digital & Social Media.

Aparte de nuestra actividad profesional, estamos desarrollando una comunidad que ayude a reducir la brecha de género motivando a que otras mujeres puedan seguir formándose, construyendo y dando la visibilidad a sus proyectos.

Queremos conectar mujeres con las mejores oportunidades en Tecnología, Marketing Digital & Social Media, generando un nexo entre compañías y mujeres del sector.

¡Queremos más mujeres en la web, en los juegos y en la tecnología en general!

Y hemos empezado hace relativamente poco y estamos en fase de terminar la plataforma online para poder empezar con la comunidad a parte de ayudar también a emprendedoras con la parte de su negocio digital que es una de las acciones que vamos a hacer en este 2018 con los Believe in You by My Tech Lady.


Siempre hay dos caras en una moneda. ¿Cuál dirías que es para ti la parte buena y cuál la mala de la Tecnología? O de la ciencia.

Creo que la ciencia es mala cuando se enfoca desde el punto de vista de que estamos al servicio de ella, hay gente que piensa que somos esclavos de la tecnología y es al contrario, la tecnología está a nuestro servicio y cada día como vemos evoluciona más rápidamente.

La tecnología nos ayuda y debemos aprender a convivir con ella y adaptarnos a las nuevas circunstancias, a veces se ve como una apisonadora que deja puestos de empleo inexistentes pero es una revolución industrial que va a la velocidad de la luz y debemos cambiar el chip en la sociedad, ser conscientes y ayudarnos para reconvertirnos.


¿Qué personas en el mundo de la tecnología te han inspirado o te inspiran?

Steve Jobs, aunque es cierto que tiene sus cosas buenas y malas, hay algo que siempre me ha gustado: ha perseguido aquello en lo que ha creído y no se ha conformado hasta tener el producto que el visualizaba y creía estaba perfecto para el usuario final. Habrá tenido sus aciertos y desaciertos, pero es algo que siempre me llamó la atención de él.


Si pudieras sentarte con tu yo de 15 años, ¿qué consejo le darías?

Haz lo que tu hambre de aprender te pida, no tengas miedos a los cambios y experimenta con todo lo que te genere curiosidad. Las oportunidades se generan.

Quizás son muchas cosas, pero siempre ha sido mi forma de actuar y ver las cosas y creo que es la base para lograr todo aquello que me he propuesto.


¿Has visto en tu carrera o entorno algún ejemplo de discriminación en el sector STEM?

Por suerte en todos los empleos/proyectos donde he participado no he tenido ningún problema de género, pero sí es cierto que gente cercana ha tenido algún percance o situación de desagravio por ello.


¿Qué medidas crees que se podrían tomar para paliar este tipo de situaciones?

Por un lado hay una parte que trabajar y que ya se hace que es la educación sobre las nuevas generaciones, el no tener diferenciación desde la infancia (juguetes, responsabilidades, aficiones...) y por otro, empezar a hablar de empatía, que las compañías y clientes valoren con independencia al género el trabajo en sí y no quién lo desempeña, que el quién sea más por una cuestión de aptitudes/experiencias sin tener otras variables de por medio. Hablar de individuos no de género.


¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡Descubre el resto de Women at Technology!

boton inicio