Raquel Serrano, fundadora de Fiixit: “Con nuestras férulas se puede recibir una fisioterapia conjunta”

  • Miércoles, 11 Octubre 2017

Raquel Serrano Fiixit 2Raquel Serrano no sabía que acabaría creando Fiixit cuando compró una impresora 3D para terminar su proyecto de fin de carrera. Alumna aplicada y con hambre por trabajar, se bregó en empresas de su Málaga natal como becaria mientras estudiaba. Al concluir su grado no lograba encontrar trabajo, pero se dio cuenta de que podía ofrecer sus servicios como autónoma, y ahí empezó a forjar su armadura de emprendedora.

Al mismo tiempo, empezó a imprimir pulseras 3D para rentabilizar la máquina, hasta que se le iluminó la bombilla y desarrolló uno de los productos más innovadores del sector sanitario en los últimos tiempos: una férula sumergible que reemplaza a las escayolas, evita infecciones y facilita la rehabilitación.

Con sólo 27 años, Raquel Serrano lidera una empresa con un gran futuro que ya han sabido ver los jurados de diversos premios, con los que ha ido financiando su negocio hasta ahora. Recientemente, ha entrado en el programa Emprende inHealth de impulso al emprendimiento de impacto social en el sector de la salud en España, fomentado por Unltd. Spain y la farmacéutica Lilly.

WOMENALIA.- ¿Cómo iniciaste tu carrera en el mundo de la investigación?
RAQUEL SERRANO.- Es curioso, porque yo tuve la suerte de equivocarme de carrera, empecé una que no estaba hecha para mí (Ingeniería de Montes), y en segundo me di cuenta y cambié a diseño industrial, que fue donde me empezó a llegar ese hambre de conocimiento y de querer saber más, de no hacer las cosas por hacerlas sino darles un motivo y una finalidad. Soy ingeniería en diseño industrial y desarrollo del producto por la Universidad de Málaga y realicé el Master de Representación y Diseño en Ingeniería y Arquitectura, enfocando mi trabajo fin de máster en mi futura tesis doctoral.

W.- ¿Cuándo, cómo y por qué diste el paso de emprender en este sector?
R.S.- En el mundo de la impresión 3D me adentré gracias a mi trabajo fin de grado, “Silla para niños de 3 a 5 años con dificultades motoras”. Necesitaba prototipos para poder realizar un proyecto de calidad. Una vez finalizada mi carrera me encontré en la situación de que era mucho más sencillo ofrecer mis servicios como ingeniero de desarrollo de productos que buscar trabajo; fue ahí cuando me lancé y me hice autónoma para poder facturar mis trabajos y montar mi pequeño estudio de ingeniería. En aquella época conocí a los técnicos de Andalucía Emprende, que me asesoraron para presentarme al concurso de la universidad Spin Off y al de Ikea #ikeamalagatalento, gracias a los cuales del estudio de ingeniería nació Fiixit. Desde entonces creo que es una motivación personal, de ir cumpliendo objetivos y metas, pero sobre todo, una responsabilidad de no fallar a aquellos que han apostado tanto por este proyecto.

W.- Lo has hecho con un socio, ¿cómo os repartís las responsabilidades?
R.S.- En los inicios estaba yo sola, pero siempre con el asesoramiento de especialistas en la materia: traumatólogos, ortopedas y fisioterapeutas. Al ser ingeniera, todo lo que sea salud se escapa de mi campo de conocimiento. A día de hoy somos dos socios, Antonio Padilla, técnico ortoprotésico y el técnico garante de Fiixit, es el encargado de garantizar que la férula hecha a medida cumple todos los requisitos que necesita una ortesis. Yo, por otro lado, tengo dos responsabilidades claras: me encargo del diseño de la ortesis, impresión 3D e investigación en nuevos diseños para distintas patologías y, por otro lado, de la gestión de la empresa como tal (modelo de negocio, visitas médicas y contabilidad).

W.- ¿Has sentido alguna vez que tus clientes, inversores, mentores... te trataban de una forma diferente por ser mujer?
R.S.- No tanto por ser mujer como por ser joven, pero ser jóvenes es precisamente nuestro punto más fuerte. Trabajamos con nuevas tecnologías y hemos diseñado un servicio completamente disruptivo en el mundo de las inmovilizaciones. Y lo más importante, no nos damos por vencidos, hemos tenido casos de que no nos han querido recibir porque a lo mejor no nos hemos expresado bien con las palabras y no hemos sabido transmitir lo que hacemos. Es por eso que cogemos, nos colocamos la férula y hacemos la visita a puerta fría. Es entonces cuando nuestro servicio habla por sí solo y demostramos realmente todas las ventajas de trabajar con impresión 3D para diseñar ortesis perfectamente adaptadas a la anatomía y patología del paciente. Nuestra mayor dificultad es demostrar que somos la sustitución perfecta de las clásicas inmovilizaciones, luchamos con las escayolas, que llevan siglos como solución, pero como venimos del mundo de la investigación mostramos datos que lo garantizan, queremos que confíen en nosotros no por lo que decimos, sino por lo que ofrecemos y mostramos.

Raquel Serrano Fiixit 1W.- ¿En qué empresas y en qué posiciones trabajaste antes de crear Fiixit?
R.S.- Fui una alumna un poco polémica y diferente: en segundo de carrera, al ver que mis apuntes de primero empezaban a rular y que incluso había gente que no los quería pasar (¡siendo míos!), cree mi propia página web donde los alojé todos, porque creo que el conocimiento hay que compartirlo y que en las estanterías no aportaban valor. Además, realizaba mis comentarios en entradas de blog sobre las distintas asignaturas y cómo las había afrontado para poder ayudar a los demás (raquelserrano.com). Gracias a esta web y a que no pude irme en cuarto de carrera de Erasmus (por estar en cuarto limpia y no tener suficientes asignaturas para poder llevarme), me ofrecieron la oportunidad de realizar prácticas empresariales. Me sentí muy contenta porque era de las pocas personas que iban a empezar a trabajar en una empresa sin haber acabado la carrera, era en una empresa de iluminación y mi labor era la de diseñar nuevas luminarias y la fabricación de prototipos. Cuando acabaron mis prácticas, mi jefe me comentó que otra empresa amiga estaba buscando un perfil como el mío y que si estaba interesada, la labor era diseñar badenes inteligentes con líquidos no newtonianos (badennova). Por último, durante mis inicios en el mundo del emprendimiento, estuve ayudando a mi madre en una pequeña tienda, que acababa de montar, enfocada a la venta de artículos para niños, y aquí fue cuando empecé a asistir a ferias de emprendimiento y cuando me di cuenta de que no quería trabajar en un sector en el que no pudiese aplicar mis conocimientos de ingeniería, pero donde realmente aprendí a llevar una empresa.

W.- ¿Qué es Fiixit? ¿Qué ventajas aporta?
R.S.- Fiixit es el nuevo servicio de inmovilización que utiliza férulas impresas en 3D que están perfectamente adaptadas a la anatomía del paciente y a su patología. Son muy ligeras, por lo que evitamos problemas posteriores no patológicos (como dolores de espalda por llevar una escayola de brazo). Tienen un diseño reticular, por lo que la piel puede transpirar y, lo más importante, deja las heridas libres para realizar curas y evitar infecciones. Otra de las ventajas es que se pueden sumergir sin ningún problema, aportando una higiene mucho mayor, evitando los malos olores, las infecciones y el poder disfrutar en verano de piscinas con total libertad. Además, con las férulas Fiixit se puede recibir una fisioterapia conjunta, reduciendo así problemas como la perdida de masa muscular, la adherencia de los tejidos o cualquier problema derivado a una larga inmovilización. Todas estas ventajas son lo que nos ha llevado a la conclusión de que podemos reducir los tiempos de baja y mejorar la calidad de vida de los pacientes, es por ello que estamos en pleno estudio clínico para cuantificar estas ventajas.

W.- ¿Lo incluye la Seguridad Social en sus prestaciones?
R.S.- La Seguridad Social es distinta para cada comunidad autónoma. Nosotros nos hemos querido adaptar para llegar al mayor número de pacientes y que incluso esté cubierta total o parcialmente. Lo más importante es la prescripción de los facultativos, que observan en los pacientes de larga duración que la relación de coste y beneficio de las férulas Fiixit es mucho mayor que la de las clásicas escayolas.

W.- ¿Cuál es el premio más importante que has recibido por Fiixit?
R.S.- Todos los premios que hemos recibido son importantísimos porque han llegado en el momento justo. Empezando por los Spin Off de la Universidad de Málaga, Ikea Málaga con Talento y Yuzz Santander para jóvenes con ideas, que nos permitió en los inicios darle forma a nuestra idea. El premio de Andalucía Open Future de la Junta de Andalucía y Telefónica, gracias a cuyo asesoramiento hemos conseguido darle forma al modelo de negocio. E incluso el premio Junior para empresas, dotado con 7.000 euros que nos dieron un empuje increíble. Y el último de Emprende in Health, que nos ayuda a darle ese último empujón y comercializar nuestro servicio. Además, estar de la mano de una empresa como Lilly, que nos ayuda a afrontar nuestros problemas, y poder medir el impacto social que tenemos de la mano de Unltd. Spain, creemos que es súper importante. Y por decirte el más importante, cuando nos concedieron la licencia de fabricantes de productos sanitarios a medida, que no habríamos conseguido sin todos los anteriores.

W.- ¿Cómo prevés que va a evolucionar Fiixit en el futuro?
R.S.- Ahora mismo nuestros planes de proyección son el crecimiento y la expansión que estamos realizando de la mano de las ortopedias y de los traumatólogos que confían en nosotros, para poder llegar al mayor número de pacientes y ofrecer nuestro servicio de máxima calidad. Somos conscientes de que aún nos queda mucho por aprender y tenemos muchas ganas de seguir creciendo, de seguir investigando en distintos campos. Lo que podemos garantizar es que seguirá evolucionando en una empresa de impacto social que ayuda a los pacientes gracias a la aplicación de las nuevas tecnologías.


¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡Descubre el resto de Women at Technology!

boton inicio