Paola García: "Que haya menos mujeres en tecnología es algo cultural"

  • Jueves, 21 Septiembre 2017
Paola-chefly-2

Paola García es ingenieria de Telecomunicaciones por la Universidad Carlos III de Madrid y CEO y Co-fundadora de su propia Startup tecnológica, Chefly

Es además embajadora para mujeres en CampusMadrid edificio de Google para emprendedores, miembro de Women TechMakers y mentora en Techovation Challenge 2017, un reto para niñas de 10 a 17 años de más de 98 paises.

Ha sido ponente en diversas conferencias técnicas, y a pesar de todo ello, ha sacado un hueco para colaborar en nuestro blog de tecnología, Mujer Tech.

Cuéntanos un poco sobre tu trayectoria en el mundo de la tecnología.

Soy Ingeniera de Telecomunicaciones por la Universidad Carlos III de Madrid. En mi casa siempre viví la tecnología y la ciencia de una manera muy natural porque mi padre es ingeniero y profesor de FP y siempre nos hablaba de ella a mi hermano y a mí. La veíamos allá donde fuéramos y practicábamos con ella. Hoy ambos somos ingenieros. Creo que esa infancia marcó la diferencia para nosotros.

Antes de terminar la carrera de Ingeniería estuve compatibilizando los estudios con una beca de la Cátedra de Telefónica I+D en la Universidad y finalmente allí estuve los primeros 2 años de mi vida profesional, como programadora mobile.

Más tarde decidí salir fuera de mi zona de confort y fue una de las mejores decisiones de mi vida. Viajé a Cork (Irlanda), para trabajar de freelancer. Allí dan muchas más ventajas que aquí: ¡no pagas nada hasta que no ingresas los primeros 40.000€! Estuve trabajando en remoto con un desarrollador americano y profesor de la Universidad de Stanford que estaba haciendo un MVP para su Startup de Robótica. Yo desarrollé la parte Android de aquel piloto. Fue una experiencia muy enriquecedora y aprendí muchísimo.

Tras ese año en Irlanda, a mi vuelta a España, hice un curso online de la Universidad de Stanford: Startup Engineering. El proyecto fin de curso fue Chefly, una página web de economía colaborativa para compartir comida de verdad, como la de las abuelas de toda la vida. Hoy en día, acabamos de cumplir 2 años como empresa constituida, y además de cofundar la Startup, sigo involucrada en el lado tecnológico, programando la web. Somos dos personas tocando todos los palos. En mi opinión, es necesario un perfil polifacético para trabajar en una Startup tecnológica.

Además soy embajadora para mujeres emprendedoras en Startups tecnológicas en Campus Madrid y miembro de Women TechMakers, y ponente en eventos técnicos. Me di cuenta de que hacían falta más mujeres speakers y para allá fui.

Woman tm LR

¿Qué fue lo que más te llamó la atención del mundo de la tecnología?

Lo que se puede hacer con la tecnología es mágico. Recuerdo que de pequeña miraba los aviones y me preguntaba que sería aquello capaz de hacer volar un aparato de tal tonelaje con tantas personas en él, como si nada. Me fascinaba.

Además, mi padre programaba en un ordenador que teníamos en el salón un juego llamado Pong, que tenía que enseñarle a sus alumnos, y me decía: "Paola, prueba la velocidad del juego". Yo jugaba y le decía: "papá es demasiado lento, o rápido". Él cogía el teclado, tecleaba algo que aquel ordenador entendía y el comportamiento cambiaba. ¡Era mágico!

De ahí hasta la biomedicina, todo lo que se puede conseguir con la tecnología me fascina.
Creo que el secreto está en verlo de manera natural y práctica en lugar de como algo abstracto. El entorno en el que uno se mueve ayuda a verlo así. Es mucho cultural.

Háblanos sobre el proyecto que te ocupa ahora mismo, ¿una web donde encargar comida, o en realidad, mucho más que eso?.

Ahora mismo pienso 24 horas en mi Startup, Chefly. Efectivamente, es una página web que es mucho más que encargar comida. En ella puedes encontrar chefs profesionales que se dan de alta en la plataforma, y que te ofrecen distintas experiencias culinarias: experiencias gourmet a domicilio, enseñarte a hacer en tu casa una receta de la abuela, contratar el catering para tu próximo evento...

La idea surgió mientras estábamos en Irlanda. Como trabajaba en remoto, tenía tiempo por primera vez para cocinar en casa. Publiqué un álbum en redes sociales que se llamaba: "No te preocupes mamá, estoy comiendo bien" porque mi madre estaba preocupada porque a Irlanda no llegasen los productos de la dieta mediterránea (aceite, jamón, etc) y no me alimentara bien. Lo que ocurrió es que la gente de Cork empezó a pedirme que cocinara para ellos. Pero yo era experta en tecnología, por lo que creí buena idea empezar una web para que verdaderos chefs cocinaran para los demás. Y así nació Chefly.

Hoy en día, funciona muy bien en nuestro país y seguimos dándole duro para hacerlo crecer más.

¿Cuál es para ti la parte buena y cuál la mala de la tecnología?

La buena es que tiene posibilidades casi infinitas. En Mayo estuve en el evento del año de Google, el Google I/O en San Francisco, donde entre otras cosas se puede ver cuál será el presente y el futuro de la tecnología de mano de Google. La Inteligencia Artificial es la siguiente revolución, igual que lo fueron los Smartphones, y está aquí para quedarse.

La parte mala, como todo, es que hay que saber usarla. Creo que el mundo infinito de posibilidades que brinda, puede crear por contrapartida adicción. Siento mucha pena cuando veo a una familia o grupo de amigos sentados en una mesa sin mirarse a las caras ni hablar en absoluto. Solo ensimismados en ese mundo virtual que tenemos a nuestro alcance a golpe de clic. Me encanta que complemente y haga más fácil cosas de nuestra vida del día a día, pero no que la sustituya.

paola-chefly-3

¿Qué personas en el mundo de la tecnología te inspiran o son tus referentes?

Aquellas que conozco en el día a día y que sienten pasión por ella. Mi padre, mi hermano, mi chico y mi niña Aroa de año y medio que ya está empezando a hacer sus pinitos, y mis compañeros de Campus Madrid. ¡Tanta gente inteligente intentando llevar a cabo sus proyectos! Me encanta hablar con ellos de las últimas noticias sobre los últimos descubrimientos y ver qué posibilidades tenemos de aplicarlo a algo real.

Muchas veces pienso en mi abuela, que vivía sola en Galicia, mientras nosotros nos criábamos en Madrid. Si hubiese existido Skype, podríamos habernos visto a diario. Ese es un buen ejemplo de porqué me gusta la tecnología y porqué me inspira la gente que trabajamos en ella.

Si pudieras sentarte con tu yo de hace 15 años, ¿qué consejo le darías?

Que siga su instinto. No importa cuántas veces te diga el resto del mundo que no lo hagas. Si tu instinto te lo dice, pocas veces te engañará. Aquello que te impulsa a seguir y que a veces es incomprensible para los demás es aquello que te hará crecer.

¿Has visto en tu carrera/entorno algún ejemplo de discriminación en el sector STEM?

Yo siempre viví esto de manera tan natural que no me podía creer que hubiese personas que te tratasen distinto por ser mujer. Sí que las hay, soy consciente, pero también de que estamos en uno de nuestros mejores momentos. Tanto hombres como mujeres empiezan a manifestar públicamente que no están agusto en un entorno discriminatorio. Y las empresas son conscientes de que es clave atender este aspecto, incluso en términos económicos para ellas, por lo que ahora la diversidad es uno de los puntos claves en las empresas tecnológicas.

Hace poco participé en un hilo de un Meetup de tecnología en Madrid en donde se trató el tema de si considerábamos necesario hacer eventos solo para mujeres. Salió a raíz de un evento de Gamers que algunas mujeres quisieron organizar en Barcelona y por el que recibieron coacciones. Se creó un debate intenso en el que se dejó ver que aún hay gente que intenta usar la coacción para hacer sentir vulnerable a los demás en beneficio propio. Pero como decía antes, si sigues tu instinto, pocos podrán contigo.

¿Qué medidas crees que se podrían tomar para paliar esta situación discriminatoria?

En mi opinión, que haya menos mujeres en tecnología es algo cultural. Por mi experiencia sé que si nadie te coacciona y desde pequeña te dejan simplemente ser, ni siquiera te planteas que pueda ser de otra manera. Todos nosotros tenemos la clave para cambiarlo. Hablar a nuestras hijas, hermanas, primas y compañeras a las que les interese la tecnología, como lo haríamos a cualquier otro compañero, porque ahí está la clave.

Mostrar que hay referentes femeninos en tecnología, que estamos teniendo éxito ahora y aquí con nuestra pasión: la tecnología. De hecho estoy preparando un libro junto a otras compañeras del mundo de la tecnología, en el que contamos nuestra experiencia y nuestro camino hasta aquí en la profesión de Ingenieras y tecnólogas. Esperamos sirva de referente para las siguientes generaciones. Queda muy poquito para que esté listo, y seguro que da mucho que hablar.


¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡Descubre el resto de Women at Technology!

boton inicio