Tres investigadoras en los premios Vicent Caselles

  • Jueves, 07 Septiembre 2017

Beatriz SinovaBeatriz SinovaTres investigadoras matemáticas se han logrado abrir camino entre los siete jóvenes reconocidos en la tercera edición de los Premios de Investigación Matemática Vicent Caselles, que entregan la Fundación BBVA y la Real Sociedad Matemática Española (RSME). A comienzos de este año, la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas denunció que las mujeres sólo conseguían el 18% de los premios científicos concedidos en España, y éste parece ser un primer paso para corregir esa tendencia.

La RSME firmó recientemente un acuerdo con la Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras (Eje&Con) para potenciar la presencia de las mujeres matemáticas en puestos de responsabilidad. También ha mostrado su compromiso con la igualdad con la creación de la comisión Mujeres y Matemáticas, con el objetivo de abordar la situación de este colectivo en el ámbito de la educación y de la investigación.

Los premios Vicent Caselles están destinados a los llamados a ser los próximos líderes de la matemática española. Reconoce a jóvenes en torno a los 30 años que hayan demostrado unas cualidades excepcionales para la investigación, y valora las contribuciones de impacto internacional, “la creatividad, la originalidad y el logro en los primeros años de la profesión científica”.

Tan sólo una mujer, la tinerfeña Jezabel Curbelo Hernández, había sido premiada en la primera edición, mientras que la segunda se olvidó del género femenino. Ahora corrige esa tendencia con la elección de María Medina, Marina Murillo y Beatriz Sinova. Como sus compañeros, tienen expedientes brillantes, han colaborado en algunos de los centros más activos de la matemática mundial y colaboran en la actualidad con investigadores de prestigio. Aunque jóvenes, todos ellos, han publicado numerosas investigaciones de calidad.

La madrileña María Medina, licenciada y doctora en Matemáticas por la Universidad Autónoma de Madrid, ha centrado su labor investigadora en el ámbito de las ecuaciones en derivadas parciales no lineales. Ha resuelto varios teoremas considerados difíciles, y ahora se encuentra en una estancia posdoctoral en la Universidad Pontificia Católica de Chile. Además, ha trabajado en asociaciones como profesora voluntaria para adolescentes de entornos conflictivos y para fomentar la ciencia entre niños con pocos recursos.

Marina MurilloNacida y licenciada en Cádiz, Marina Murillo obtuvo el primer premio nacional al Rendimiento Académico Universitario y se doctoró en la Universitat Politècnica de València. En su investigación destaca el trabajo en topología y la teoría de operadores y, aunque se describe como matemática pura, dedica parte de su trabajo a la mejora de la comunicación entre dispositivos móviles. Tras su contrato posdoctoral Severo Ochoa en el Basque Center for Applied Mathematics, rechazó dos contratos en Bélgica y Portugal y llegó a la Universitat Jaume I de Castellón con la categoría de profesora ayudante doctor. Codirige una tesis doctoral en la Universidad de Santiago de Chile.

Procedente de Asturias, Beatriz Sinova se licenció en Matemáticas en la Universidad de Oviedo, donde obtuvo el premio Extraordinario de la Licenciatura. Su tesis doctoral la hizo a caballo entre esa universidad y la de Gante (Bélgica). Su trabajo está centrado en el campo de la estadística, donde ha empleado un enfoque totalmente novedoso que ha abierto una nueva línea de investigación. Desde 2015 es profesora ayudante doctor en la Universidad de Oviedo.

Tres ejemplos de mujeres brillantes que no han necesitado de cuotas para lograr un premio que las reconoce entre los jóvenes llamados a ser los próximos líderes de la matemática española.


¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡Descubre el resto de Women at Technology!

boton inicio