Mireia Badia, fundadora de Grow.ly: “Tenemos una labor importante que realizar para dar a conocer el crowdlending”

  • Miércoles, 12 Julio 2017

Mireia BadiaLa irrupción de las nuevas tecnologías en nuestro día a día está rompiendo barreras de todo tipo. Mireia Badia es un ejemplo: mujer emprendedora cuando contaba 23 años, eligió además un territorio inhóspito, hasta entonces cuidadosamente acotado por los bancos. Y lo llevó a internet para poner en el siglo XXI una vía de financiación que conoció en el mundo anglosajón.

Con Grow.ly nacía, a finales de 2013, una nueva forma de financiación para las pymes españolas, y ofrecía además un nuevo y rentable vehículo de inversión a los pequeños ahorradores. Un proyecto liderado por una mujer joven que ya ha canalizado más de seis millones de euros de pequeños inversores hacia empresas que necesitan capital para crecer.

Antes de crearlo, Badia había estudiado Empresariales Internacionales, realizó prácticas en Santander UK y en Bosch y trabajó en ING Direct. Una carrera profesional que ya prometía, pero su espíritu emprendedor pudo más y diseñó un plan de negocio con el que ganó el Proyecto Empresarial de ICADE 2015 y quedó finalista entre más de 900 startups en el BBVA Open Talent. Todo un referente para lograr la igualdad de género en un sector tan tradicional como es el financiero.

WOMENALIA.- ¿Por qué decidiste emprender en el sector fintech?
MIREIA BADIA.- En nuestro país las pymes han tenido siempre una peligrosa dependencia hacia la banca para sus necesidades de financiación, en contraposición con otros países como Estados Unidos o Inglaterra, donde la financiación alternativa ha ocupado siempre un porcentaje importante de la financiación de las empresas. Por otro lado, los ahorradores, especialmente cuando no tienen grandes cantidades para invertir, disponen de pocos productos a los cuales pueden acceder para obtener una rentabilidad atractiva por sus ahorros. Por ello tenía sentido juntar a ambas partes, como ya habían hecho en otros países, para que las pymes, el tejido empresarial del país, tuvieran alternativas de financiación a las tradicionales con tipos de interés competitivos.

W.- ¿Te ha ayudado o perjudicado ser mujer en este sector?
M.B.- Supongo que eso no lo sabré nunca a ciencia cierta. Creo que me ha beneficiado en algunos aspectos, como en que he obtenido bastante visibilidad, ya que ser mujer es una excepción en el sector. Pero seguramente me ha perjudicado en otros, el mansplaining es algo con lo que te encuentras a diario si eres mujer, joven y además trabajas en el sector financiero y, probablemente, en algunos aspectos el camino habría sido más fácil si no fuera mujer. Sin embargo, también he de decir que en contadas ocasiones me he sentido desfavorecida directamente por el hecho de ser mujer y que creo que nos vamos, cada vez más, abriendo camino, aunque todavía hay mucho por hacer.

W.- ¿Por qué decidiste emprender tu propio negocio?
M.B.- La decisión de emprender supongo que es una decisión que se toma muchas veces sin haber reflexionado del todo en lo que se está haciendo, porque, si uno empieza a sopesarlo, siempre parecerá que no tiene sentido o existe demasiado riesgo. Para emprender hay que ser un poco inconsciente y lanzarte.

W.-¿Qué es Grow.ly?
M.B.- Es una plataforma de financiación participativa autorizada por la CNMV. Es una plataforma de crowdlending donde ponemos en contacto a empresas que necesitan un préstamo con inversores que buscan obtener una rentabilidad atractiva por sus ahorros. Con nuestra herramienta, una sola empresa es financiada entre multitud de personas y una sola persona puede financiar a multitud de empresas, diversificando así su riesgo.

Mireia Badia THINKBIG 375W.- ¿A qué perfil de empresas se dirige?
M.B.- Trabajamos con empresas que lleven, como mínimo, dos años funcionando y que facturen un mínimo de 200.000 euros anuales, pero la realidad es que nuestras empresas llevan de media veinte años funcionando y facturan unos seis millones de euros al año de media.

W.- ¿Puede cualquier persona convertirse en inversor con vosotros?
M.B.- Cualquier persona residente en la UE y mayor de edad puede convertirse en inversor. En nuestra plataforma se puede prestar desde sólo 50 euros, con lo que es muy fácil diversificar la cartera de pymes en las que se invierte.

W.- ¿Cuántas mujeres han decidido contribuir a la financiación de empresas con vosotros?
M.B.- En la actualidad, aproximadamente el 17% de los inversores son mujeres, hay un 3% que son personas jurídicas y el resto son hombres.

W.- ¿Crees que herramientas como la que has creado ayudan a empoderar a las mujeres poco habituadas a manejar sus propias finanzas?

M.B.- Ésta es una excelente herramienta para diversificar los ahorros y obtener una buena rentabilidad. Además, es un producto con el que puedes recibir la misma rentabilidad tanto si inviertes 50 euros como si inviertes 300.000 euros; por supuesto, en términos totales lo que obtendrías en el segundo caso en cuanto a cantidad es mayor, pero el tipo de interés podría ser exactamente el mismo. Eso sí, es necesario saber que implica ciertos riesgos, es decir, que la empresa podría no pagar, por ello es tan importante diversificar entre multitud de empresas.

W.- ¿Da vértigo competir con los bancos?
M.B.- A día de hoy hemos financiado un poco más de 6,2 millones de euros a más de 170 pymes, un importe grande para nosotros pero que todavía es insignificante en comparación con los números que puede mover un banco. Nosotros nos consideramos un complemento a la financiación bancaria. Es decir, trabajamos con empresas a las que la banca les da financiación pero que nos utilizan para diversificar y ampliar sus fuentes de financiación. Somos conscientes de que la banca seguirá ocupando un porcentaje importante en la financiación de las pymes del país, pero también somos conscientes de la importancia de fuentes alternativas como Grow.ly.

W.- ¿Cómo prevés que vais a evolucionar en el futuro?
M.B.- Todavía tenemos un largo camino por recorrer, el crowdlending sigue siendo un producto muy desconocido tanto para potenciales empresas como para inversores, por lo que tenemos una labor importante que realizar para dar a conocer el crowdlending. Estoy convencida de que cada vez ocupará una mayor importancia en la financiación, convirtiéndose en un producto clave para las pymes de nuestro país.


¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡Descubre el resto de Women at Technology!

boton inicio