Cómo lograr que las universidades y los entornos de trabajo se beneficien del talento femenino

  • Miércoles, 28 Junio 2017

Annette Kroeber-RielAnnette Kroeber-Riel durante su ponencia.La importancia de alcanzar la igualdad de género en el sector STEM sigue avanzando posiciones en la sociedad, la política, la empresa y la universidad. El 26 de junio, dos representantes de estas instituciones se unieron para tratar este asunto: Google y Esade organizaron conjuntamente en Barcelona el encuentro “Mujer y ciencia: el binomio del siglo XXI”, en el que analizaron el papel de la mujer profesional en la industria tecnológica y científica.

A lo largo de la jornada participaron en las ponencias y mesas redondas mujeres referentes de los ámbitos académico, empresarial e institucional, tanto de España como del exterior, para debatir, analizar y reflexionar sobre los datos actuales, desigualdad, oportunidades y retos del futuro.

La directora general de trabajo autónomo de la economía social y responsabilidad social de las empresas, Carmen Casero, destacó en la inauguración el papel fundamental que tiene la educación para la incorporación del talento femenino en las profesiones que se demandan actualmente.

Fomento de la educación de mujeres en STEM

La escasez de mujeres en carreras tecnológicas y científicas es una realidad. Tan sólo el 26% de los alumnos de carreras relacionadas con la ingeniería son mujeres, y aumentan al 32% en los másteres relacionados con el sector STEM, según Eurostat. Como se comentó durante la jornada, en países como Estados Unidos y Reino Unido se ha abordado el fomento de mujeres en estas carreras como uno de los objetivos de la planificación educativa.

También la Unión Europea tiene ese objetivo dentro de su programa marco 2014-2020. Detrás de este fin hay otro más importante, que es garantizar la diversidad en las empresas del futuro y lograr que las mujeres tengan un papel en pie de igualdad en todos los ámbitos profesionales.

Eugenia BietoEugenia Bieto, directora general de EsadeEugenia Bieto, directora general de Esade, recordó que las mujeres profesionales sólo ocupan el 4% de los cargos directivos en empresas relacionadas con la ciencia y tecnología en España. Pero, insistió, “el problema es también que sólo un 25% de las estudiantes de carreras tecnológicas son mujeres. El mundo de los negocios, la administración de empresas, puede y debe trabajar conjuntamente para generar el cambio también en este ámbito”, reclamó.

La falta de referentes puede estar detrás de esa carencia de vocaciones. En ese sentido, Núria Agell, directora del departamento de operaciones, innovación y data sciences de Esade, indicó que “nos faltan referentes de mujeres no necesariamente tan perfeccionistas, con espacio para la creatividad. Debemos entender que el mundo es nuestro y que nos podemos equivocar, que debemos experimentar”. Y añadió: “Las cosas por sí mismas cambian muy lentamente, debemos actuar, desde las universidades y desde otros ámbitos, para acelerar este cambio”.

La realidad actual de la mujer profesional STEM

Según datos de Eurostat, las mujeres sólo representan el 18% de los profesionales en la industria tecnológica, y el 4% de los que tienen responsabilidad directiva. Además, únicamente el 5% de las startups de base tecnológica están lideradas por mujeres emprendedoras. Ante esta realidad se confronta un dato del que pocos dudan: el crecimiento de la industria tecnológica que vivimos, a causa de la transformación digital que están experimentando la sociedad y las empresas, augura un futuro inmediato en el que, en tan sólo cinco años, se crearán más de un millón de empleos relacionados con ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés).

“Cada día se crean miles de trabajos relacionados con las tic, pero la falta de habilidades digitales es una de las principales barreras”, indicó la directora adjunta de relaciones institucionales de Google para Europa, Medio Oriente y África, Annette Kroeber-Riel, “aunque esto no hay que verlo como una amenaza sino como una oportunidad. Para Google es un tema primordial, por eso promovemos programas dirigidos a mujeres invirtiendo en su formación”.

Por su parte, Francisco Ruiz Antón, director de public policy de Google España y Portugal, explicó: “En Google creemos en el talento sin etiqueta. En este sentido, valoramos los perfiles de nuestros empleados en función de sus intereses, capacidades y motivaciones. El género no condiciona nada. Sin embargo, es una realidad que las mujeres tienen menos presencia en sectores tecnológicos y, desde nuestra compañía, seguiremos reafirmando nuestro compromiso de empoderamiento de la mujer para que, desde ya, las universidades y los entornos de trabajo se beneficien del talento femenino”.


¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡Descubre el resto de Women at Technology!

boton inicio