La mujer sigue sin ejercer un poder real en la banca

  • Viernes, 05 Mayo 2017

mujer profesional en banca 2Aunque hay varios casos llamativos que pueden refutar esta afirmación, la mujer profesional sigue relegada en el sistema financiero no sólo español sino mundial. La igualdad de género apenas se deja ver en la banca, donde la mujer es mayoría en los puestos de base pero apenas llega a una por cada cuatro hombres en los puestos directivos.

Estos datos se desprenden de un estudio publicado recientemente por Financial Times, que ha analizado la desigualdad en 50 de las mayores empresas financieras del mundo, entre bancos, aseguradoras y otras. Además, ha deducido que la brecha de género apenas sigue una tendencia hacia su desaparición.

Según Financial Times, las mujeres ocupaban el 23,7% de los altos cargos en empresas financieras en 2014, y dos años más tarde apenas habían subido hasta el 25,5%. En los puestos medios, la cifra permaneció invariable en el 39%, mientras que en la base superaban el 58%.

Ya el año pasado la EBA (Autoridad bancaria Europea, en sus siglas en inglés) calificó de muy baja la presencia femenina en el sector al analizar nada menos que 864 entidades financieras, a las que instó a aumentar el número de mujeres en puestos de dirección. Esta medida, según el organismo, mejoraría la toma de decisiones por la diversidad que aporta la mujer.

Según la EBA, las mujeres ocupan el 14% de los puestos directivos ejecutivos en empresas financieras europeas y el 19% en puestos directivos no ejecutivos. En España, en ambos casos suponen el 15%.

Causas sociológicas de la desigualdad

En el informe “El desarrollo de la carrera de la mujer en la banca: reflexiones sobre el techo de cristal en el sector financiero”, de 2010, Alicia E. Kaufmann, catedrática de Sociología de la universidad de Alcalá, detectaba una notable mejoría en los últimos tiempos pero subrayaba la importancia de que cada mujer se hiciera responsable de su valía y defensora de sus derechos.

En su estudio, Kaufmann detecta tres tipos de barreras al ascenso de la mujer profesional en el escalafón de los bancos:

  • Barreras estructurales como los horarios extensos y discontinuos, la política de recursos humanos y las dificultades para la conciliación.
  • Barreras personales que suelen ir unidas a la voluntad de formar una familia, como la edad, el estado civil y tener personas dependientes a su cargo.
  • Barreras actitudinales que consisten en valores subjetivos como la percepción personal del entorno laboral. El mayor problema está en el contraste entre la mujer con un perfil femenino, a la que se aprecia pero no se respeta, y la que adopta un modelo masculino, a la que se respeta más pero se la califica de poco femenina, fría y dominante.

Ya sea por los obstáculos que pone el sector o por los que la mujer profesional se pueda poner a sí misma, el hecho es que la banca sigue teniendo mucha tarea pendiente en su camino hacia la igualdad de género.


¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡Descubre el resto de Women at Technology!

boton inicio