La influencia de la digitalización sobre la igualdad de género

  • Jueves, 27 Abril 2017

mujer y digitalizacionEl papel de las mujeres profesionales en el proceso de transformación digital que viven las empresas en todo el mundo es materia de interés para el G20. Por eso, las veinte mayores potencias económicas del mundo pusieron en marcha el foro Women20, especializado en la igualdad de género, a raíz de la declaración de Los Cabos en la que se comprometieron, en 2012, a “la plena participación económica y social de las mujeres”.

Una de las iniciativas más importantes que ha lanzado Women20 es el estudio “Efectos de la digitalización sobre la igualdad de género en las economías del G20”, elaborado por el Kiel Institute for the World Economy. En marzo se hizo una presentación preliminar en Buenos Aires durante las sesiones en las que se preparó la agenda de trabajo para la reunión del foro previa a la cumbre del G20 en Hamburgo (Alemania) el próximo mes de julio.

El estudio del Kiel Institute se centra en los veinte países que forman este grupo. No sólo se trata de las economías más poderosas sino que juntos representan, según explica Juliane Rosin, actual gerente ejecutiva del grupo, “dos tercios de la población mundial, cuatro quintos del producto interior bruto global y tres cuartos de los intercambios mundiales”.

Y para ser las primeras veinte potencias, los resultados del informe no son precisamente un ejemplo contra la desigualdad, pues dejan claro que en el mercado laboral de los países analizados siguen existiendo brechas de género. Uno de los datos más llamativos, no por desconocido, es que las mujeres suelen trabajar menos horas que los hombres.

Paradojas de la desigualdad

No menos preocupante, de cara a las profesiones del futuro, cuando las tecnologías van a tener un papel preponderante, es que las niñas aún siguen sin mostrar interés hacia las carreras STEM. Eso evidencia una gran paradoja: mientras los expertos aseguran que la digitalización servirá para dar más poder a las mujeres, la sociedad está fracasando en su cometido de inspirar a las mujeres de mañana y hacerles ver que no hay profesiones de chicos y profesiones de chicas.

El principal objetivo del estudio del Kiel Institute es entender cómo la revolución digital puede contribuir a terminar con la desigualdad y crear oportunidades para las mujeres. Éstas son sus principales conclusiones:

mujer profesional digital

  • La transformación digital destruirá muchos puestos de trabajo, pero afectará más a los ocupados por hombres que por mujeres. El secreto está en los puestos de baja cualificación, que suelen ser más difíciles de digitalizar. Pero también sigue habiendo pocas mujeres en los puestos de alta cualificación difíciles de digitalizar.
  • Las mujeres suelen tener mejores habilidades sociales que los hombres, y éstas tendrán mucha importancia en la era digital. Su combinación con habilidades digitales les permitirá explotar mejor los beneficios de la tecnología. El problema: que sigue habiendo una brecha de género en el acceso y uso de tecnologías móviles y digitales, especialmente en las zonas rurales.
  • La digitalización crea nuevas oportunidades de emprendimiento, y la mujer emprendedora tiene las mismas oportunidades para detectarlas. Aun así, sigue existiendo una brecha de género en emprendimiento de negocios relacionados con las tecnologías de la información.
  • La digitalización de los productos y servicios financieros reduce las barreras culturales que cierran el acceso a las mujeres, les ayuda a superar las limitaciones de movilidad y les proporciona más privacidad, lo que les permite tomar decisiones autónomas.
  • Los gobiernos del G20 y algunas ONG han tomado diversas iniciativas para mejorar la inclusión digital de las mujeres, como la alfabetización digital,la divulgación entre las niñas para animarlas a estudiar carreras STEM y la eliminación de estereotipos y leyes que protegen la desigualdad.

Women20 llama a la acción al G20

La existencia del foro Women20 no excluye que los temas que se abordan en su seno alcancen las reuniones del G20. Es más, su vocación es influir en la agenda de este grupo y, en esa línea, Rosin reclamó, en el encuentro de Buenos Aires, que el G20 dé prioridad a la inclusión de género para ser coherente con su objetivo de estabilidad financiera.

Otros objetivos que persigue el foro Women20 son la reducción de la brecha salarial y el reparto igualitario de las tareas domésticas y el cuidado de los hijos. Objetivos que, sin duda, contribuirán a mejorar el papel de la mujer en el futuro mercado laboral digitalizado.


¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡Descubre el resto de Women at Technology!

boton inicio