ValPat, pasión por la robótica

  • Lunes, 06 Abril 2020
ValPat

Valeria Corrales es la alumna, Patricia Heredia, su profesora y ambas son ValPat, un dúo STEAM que acerca la programación y la robótica a los más pequeños a través de juegos didácticos y de su propio canal de Youtube.

Estos días, en los que el estado de alarma a consecuencia del coronavirus, nos ha obligado a todos a continuar nuestras vidas desde casa, han lanzado una iniciativa de lo más entretenida. Conexiones en directo diarias a través de su canal de Youtube para seguir descubriendo  junto a los más pequeños, lo apasionante que puede ser la tecnología.

En estos días en los que tantos niños y niñas tienen que quedarse en casa habéis lanzado una iniciativa de lo más entretenida e interesante...contadnos, contadnos.

Nosotras trabajamos todos los días de 12h a 13:30h para hacer proyectos y preparar videos y grabarlos para el canal. Pero cuando empezó toda esta situación, y en Huesca aún había clase en los colegios, pensamos en cómo podíamos ayudar a esos niños y niñas de otras ciudades como Madrid, que tenían que quedarse en casa. Y se nos ocurrió la idea de hacer directos en YouTube todos los días y enseñarles distintas plataformas que conocíamos sobre tecnología para que aprendiesen con nosotras programación y diseño. Algunas de las que utilizamos son: Code.org, Tynker.com, Scratch, CLOQQ, MakeCode, Tinkercad, Piskel, CoSpaces y muchas otras.
Y empezamos a hacerlo muy emocionadas preparábamos estos directos y los llevábamos a cabo juntas físicamente. A los pocos días, cerraron los colegios en Huesca y Patricia y yo ya no nos veíamos, comenta Valeria. Aún así hemos seguido a nuestra cita de las 12:30h todos los días, hemos usado la tecnología a nuestro favor y gracias a las video-llamadas podemos conectarnos nosotras dos, programar y envíar el streaming a YouTube en tiempo real.
Ya tenemos un conjunto de niños "muy fieles" que se conectan todos los días a nuestro directo. Es muy chulo porque gracias al chat, hacemos las sesiones muy interactivas, los niños y niñas que nos ven, programan a la vez en sus casas y luego pueden compartir lo que han hecho con el resto y nosotras enseñamos los proyectos e interactuamos con todos ellos a través de los mensajes en directo. Empezamos haciendo sesiones cortitas de 20-25 minutos, pero ahora ya estamos 45 minutos y aún así, cuando nos vamos, todos nos piden que estemos un ratito más.

Patricia, cuéntanos sobre tu trayectoria en el mundo de la tecnología/ciencia.

Desde que era pequeña siempre me ha gustado mucho "cacharrear", desmontaba muñecas que andaban y cualquier juguete que tuviese luces. Estudié Ingeniería de Telecomunicaciones porque, aunque no sabía exactamente qué implicaría en mi futuro, me sonaba a "algo grande" como satélites, comunicaciones larga distancia...
Trabajé en proyectos de ITS (Sistemas de Transporte Inteligente), desarrollando el firmware para sistemas de comunicaciones e información de pasajero en trenes. Posteriormente, desarrollé una familia de equipos de audio para megafonía e interfonía sobre redes IP ¡estaba inventando! Había diseñado el hardware de los equipos, había programado el firmware interno e incluso participé en la creación de un software de control externo. Pero... no me sentía inventora.
En 2016, dejé mi trabajo en la empresa privada y cofundé MiniVinci en Huesca, una academia de robótica y programación para niños. ¡Ahora sí que me sentía inventora! Había creado un espacio donde los pequeños ya no eran meros usuarios de tecnología y se divertían, donde los adolescentes tenían un lugar y no se sentían "bichos raros" y estaba consiguiendo que muchas más niñas se interesasen por lo que estábamos haciendo.

Valeria, ¿qué fue lo que más te llama la atención de la tecnología?

Lo que más me llamó la atención es que cuando era pequeña me di cuenta de que gracias a algunos kits, como los LEGO, podía hacer mis propios juguetes y me gustaba mucho.
Y ahora que empiezo a ser un poco más mayor me he dado cuenta de que no tengo ningún límite con la tecnología y que se pueden hacer un montón de cosas.

Habladnos sobre el proyecto que os ocupa ahora mismo

ValPat-robóticaEstamos inmersas en un proyecto muy bonito. Es un canal de YouTube, ValPat STEAM con el que tenemos como objetivo acercar el mundo de la tecnología a niños, pero sobre todo a niñas. Hacemos proyectos de robótica, electrónica, matemáticas, programación y diseño de una manera muy entretenida para demostrar que la tecnología es divertida, creativa y tiene un contenido social. Además, pretendemos romper los estereotipos que suelen ir asociados al campo científico-tecnológico, para lo que damos charlas en colegios o compañías enseñando lo que hacemos e inspirando a familias y profesores.
Gracias a este proyecto hemos recibido algunos reconocimientos: Valeria fue nombrada Niña Inspiradora del año en 2018, premio entregado por la Fundación Inspiring Girls y nos han otorgado el Premio Innovadoras TIC en 2019 por la Fundación Cibervoluntarios.

¿Cuál es para vosotras la parte buena y cuál la mala de la tecnología/ciencia?

Valeria: La parte buena es que con tecnología puedo hacer cualquier cosa que imagine, la creo y la programo. Lo malo, es que hay muchísima información en la red y seleccionar lo útil de lo que no, hay veces que es difícil.
Patricia: Creo que la parte buena y mala es que evoluciona demasiado rápido, es bueno porque te ayuda a superarte, a aprender de más tecnologías cada día, ... pero hay veces que da miedo.

¿Qué personas en el mundo de la tecnología/ciencia os inspiran?

Valeria: Ni mi madre ni mi padre se dedican al mundo de la tecnología, pero ellos siempre han puesto a mi alcance cosas porque han visto que me gustaban y, del mismo modo, me acercaron a mujeres como Cristina Aranda o Patricia Heredia, mujeres cercanas, que también son de Huesca como yo y se dedican al mundo de la tecnología.
Patricia: Mis compañeras y amigas de la organización de Women Techmakers Zaragoza, nos unimos sin conocernos para crear este evento hace ya 3 años. Se dedican a campos muy diversos de la tecnología y me inspiran cada día con sus logros, aprendo con ellas y es genial tener un apoyo dentro de este mundo y sentir que no "eres un bicho raro".

¿Creéis que faltan mujeres referentes en el sector o las hay pero no son suficientemente visibles?

ValPat-programaciónValeria: en los libros no aparecen muchas mujeres relacionadas con la ciencia o la tecnología. Aunque cada vez más en días concretos se hacen actividades para aprender sobre algunas antiguas y conocer a algunas actuales.
Patricia: Sí las hay, y muy potentes, ahora se empieza a fomentar un poco visibilizar a Heidy Lamarr, Ada Byron o Ángela Ruiz Robles entre otras. Pero también es muy importante dar a conocer a mujeres actuales en el campo de la tecnología, sobre todo para niñas como Valeria que vean que sí pueden parecerse a ellas.

Patricia, si pudieras sentarte con tu yo de hace 10 años, ¿qué consejo le darías?

Creo que podría decirle que confiara en sí misma, que no tuviera miedo al futuro que va a salir siempre de todas las situaciones, que los cambios de colegio no serían para tanto. Que no es un "bicho raro" porque de momento no haya encontrado otras chicas a las que le guste la tecnología y "cacharrear", que las encontrará. Y, sobre todo, que acepte los elogios, que no tiene que ser perfecta para merecer los pequeños éxitos que va consiguiendo.

Patricia, ¿has visto en tu carrera/entorno algún ejemplo de discriminación en el sector STEM?

Siempre he estado rodeada de chicos, en el instituto cursaba asignaturas como electrotecnia y mecánica y no había chicas, en la carrera éramos muy pocas chicas, en el trabajo cuando desarrollaba sistemas en los trenes era la única mujer y hay veces que me sentía un poco "aislada" pero la verdad es que lo veía como algo normal, no me paraba a pensar en la situación. Hasta tiempo después, no me di cuenta de que eso que sentía no era lo normal y fue cuando pensé que quería aportar algo para poder cambiar las cosas en ese sentido.
Algunas compañeras han sido cuestionadas al presentarse como responsables de un proyecto y el cliente pedirles hablar con el hombre que estuviera al cargo.

Patricia, ¿qué medidas crees que se podrían tomar para paliar esta situación?

La primera medida es que cada una de nosotras seamos conscientes de la situación, y no dudemos de nosotras mismas en determinadas situaciones, por ejemplo, si estaremos lo suficientemente preparadas para aplicar a un puesto de responsabilidad.
Apoyándonos en una red o una comunidad de mujeres con las que compartas ese interés por la tecnología, te hace ver que no estás sola y te empodera para afrontar otro tipo de situaciones.

Valeria, ¿por qué crees que a las niñas nos cuesta más decantarnos por estudios tecnológicos? ¿Es por miedo? ¿Tenemos capacidades diferentes a los chicos?

Creo que las niñas piensan que la tecnología es de chicos y creen que ellas no pueden hacerlo, pero nosotros somos iguales, las chicas estamos igual de capacitadas que los chicos para este mundo.
No creo que sea por miedo, pero dan por hecho que es de niños, aunque no es así.
Tenemos las mismas capacidades que los chicos y podemos hacer exactamente lo mismo con la tecnología o con cualquier otra cosa.

Valeria ¿tienes claro ya qué vas a estudiar cuando termines el cole?

Lo que tengo claro es que quiero ser ingeniera, pero lo que no tengo claro aún es qué tipo de ingeniería, aunque ya veré cuando sea mayor; lo que creo ahora que me podría gustar es la bioingeniería.


¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡Descubre el resto de Women at Technology!

boton inicio