Las mujeres STEM en la era digital: una carrera de fondo

  • Lunes, 02 Septiembre 2019

mujer-stem-355x250La rapidez en los cambios promovidos por la revolución digital hace que cada vez más las compañías demanden profesionales especializados en materias como Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, aquellas conocidas como disciplinas STEM. En España esta tendencia se mantiene e, incluso, tiene motivos para avivarse en un futuro, ya que por ejemplo Madrid se sitúa como la cuarta ciudad europea con mayor potencial para producir el próximo gigante tecnológico, según se desprende de la última edición del estudio Attractiveness Survey de EY.

En este contexto, numerosas compañías están atrayendo a perfiles STEM para situarse a la vanguardia y cubrir aquellas tareas surgidas del desarrollo tecnológico en los negocios. Un ejemplo de ello es EY que se encuentra inmersa en la implantación de su plan estratégico #EY_Ambiciona. Esta firma de servicios profesionales prevé ampliar sus equipos con un gran número de incorporaciones procedentes de carreras STEM a su plantilla en este año fiscal (1 de julio de 2019 al 30 de junio de 2020), entre los cuales se incluye una alta proporción de talento joven, caracterizados por adquirir nuevas habilidades tecnológicas de manera rápida y efectiva.

En materia de género, sin embargo, el ámbito STEM tiene todavía mucho margen de mejora. De acuerdo con el informe de la OCDE El avance rápido hacia la igualdad de género: Transversalización, Implementación y Liderazgo, la brecha de género en el ámbito empresarial se hace especialmente latente en estas disciplinas.

Pero ¿dónde comienza la desigualdad de género en el ámbito STEM? La OCDE apunta a que la brecha entre mujeres y hombres en los perfiles tecnológicos y matemáticos comienza a una edad temprana, ya que las mujeres se encuentran subrepresentadas en las carreras universitarias STEM y esa diferencia se mantiene posteriormente en el ámbito de trabajo. Además, de entre las mujeres que se dedican profesionalmente a este tipo de disciplinas, pocas llegan a posiciones de liderazgo y, en promedio, ganan menos que sus homólogos masculinos.

Dicha desigualdad fue ya alertada por el estudio Global Gender Gap Report 2018, elaborado por el Foro Económico Mundial y recogido por EY, el cual reveló que la presencia femenina era de menos de un tercio (28,8%) entre los profesionales científicos e investigadores a nivel mundial y que solo el 12,2% de los miembros de los consejos de administración de las empresas tecnológicas eran mujeres.


¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡Descubre el resto de Women at Technology!

boton inicio