El prestigio científico y los premios siguen relegando a las mujeres

  • Lunes, 22 Julio 2019

Mujeres biomedicina 1El prestigio científico y los premios cada vez están más al alcance de la mano de las mujeres. Sin embargo, un estudio publicado por la revista Nature demuestra que si bien las mujeres cada vez reciben más premios, el prestigio científico, el reconocimiento y la dotación económica de los mismos los relega a una segunda categoría. Mientras tanto, los premios más importantes siguen siendo, en su gran mayoría, para hombres.

El estudio publicado por Nature, dirigido por Brian Uzzi, se centra específicamente en los premios relacionados con la biomedicina durante cinco décadas. Y no son precisamente, aclara, en los que se produce una mayor brecha de género. Se trata de uno de los pocos análisis cuantitativos que se han hecho sobre los premios en la ciencia, y además se fija en aspectos como el prestigio científico y las recompensas financieras que los acompaña.

Impacto académico

El índice más habitual para medir el éxito de los científicos es el número de artículos publicados y las revistas en las que han aparecido éstos. Pero, como explican los autores, el resto del mundo no reconoce el impacto de un académico por las revistas científicas sino por los medios de comunicación generalistas, en los que determinados premios tienen un gran impacto.

Mujeres biomedicina 2Al mismo tiempo, los premios más importantes suelen atraer la atención de los diversos organismos que están detrás de las subvenciones y la financiación de proyectos. De esta forma, potencian el prestigio científico de los premiados, creando un círculo virtuoso en el que es muy difícil entrar, y que relega a grandes especialistas en sus campos por el hecho de no haber recibido un premio de prestigio científico.

Los principales premios en ciencia están muy inclinados hacia los hombres, asegura el estudio, que además denuncia que las mujeres tienen muchas menos probabilidades de encabezar la autoría de los artículos de investigación. Y, remata, los artículos cuya primera autora es una mujer son menos citados en otras publicaciones que los dirigidos por hombres.

¿Cambio de tendencia?

Según el Centro Nacional de Estadísticas de Educación de Estados Unidos, prácticamente el mismo número de mujeres que de hombres se han graduado en títulos avanzados en biología y biomedicina desde principios de la década de 2000 en ese país. Desde 2008, hay una media del 38% de mujeres en los programas de doctorado, y ese año hubo un 31% de autoras de artículos de ciencia biomédica. Mientras tanto, en los últimos 40 años, casi se ha triplicado el número de premios biomédicos. Y toda esa evolución ha llevado a que la mujer cada vez obtenga más galardones.

El equipo que firma el artículo en Nature identificó un total de 525 premios de biomedicina entre 1968 a 2017. Entre los premiados en todo ese periodo, había 2.738 hombres y 437 mujeres. Y centrándose en las 103 ediciones que sumaban en ese periodo los cinco grandes premios (Asociación Americana para la Investigación del Cáncer, Sociedad Americana de Oncología Clínica, Society for Neuroscience, American Heart Association y Endocrine Society), aparecían 1.448 hombres y 434 mujeres.

Premios menos prestigiosos

Mujeres biomedicina 3En total, el porcentaje de ganadoras ha aumentado de manera constante, desde el 5% entre 1968 y 1977 hasta el 27% en la última década. Sin embargo, entre los premios de mayor valor monetario, las mujeres sólo representaron el 14,6%. Comparando el total de lo percibido, las mujeres ganaron 60,2 centavos de dólar en premios por cada dólar recibido por los hombres.

Uno de los descubrimientos más relevantes que hace el estudio es que las mujeres recibieron muchos más premios más relacionados con aspectos como la promoción, la educación, la tutoría, el apoyo, la enseñanza y el servicio público, mientras que estaban infrarrepresentadas en los premios puramente científicos.

En definitiva, las científicas biomédicas ganan hoy cinco veces más premios que hace cinco décadas. Sin embargo, siguen obteniendo menor retribución por esos premios, menos atención pública y menos promoción para su crecimiento profesional.


¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡Descubre el resto de Women at Technology!

boton inicio