Los nueve sectores que van a revolucionar la robótica

  • Jueves, 31 Enero 2019

Robotica sanitariaRobótica, transformación digital e inteligencia artificial son conceptos cada vez más comunes en nuestro vocabulario, en la enseñanza y en la actividad de las empresas que quieren mantener el pulso a las necesidades actuales de los consumidores. Más allá de los meros conceptos, se trata de oportunidades para las mujeres que quieren crecer profesionalmente, y para las niñas que se plantean qué quieren ser de mayores, sin ceder a los convencionalismos.

Recientemente, el Instituto de la Economía Digital de ESIC Business & Marketing School (ICEMD), en colaboración con Coolhunting Group, ha elaborado un estudio en el que ha analizado las innovaciones más representativas que han surgido en los últimos tiempos en el mercado en torno a la robótica, la inteligencia artificial y la transformación digital.

Con el antecedente de la revolución industrial, todo lo que suena a automatización genera cierto recelo en la población. Sin embargo, el ICEMD alude al estudio ‘Will robots steal our Jobs’, elaborado por PwC, para afirmar que la implantación de la inteligencia artificial sólo pondría en riesgo un 3% de los empleos en España. Y es que, afirma, para compensar la implantación de nuevas tecnologías y herramientas digitales, las empresas también necesitan personas creativas, abiertas a la colaboración, capacidad analítica, inquietud por aprender y empatía.

Inteligencia emocional

Características que aportan inteligencia emocional frente a la inteligencia artificial y que son, todas ellas, muy comunes en las mujeres, que no por ello deben dejar de estar al día de las innovaciones en torno a las nuevas tecnologías. El informe del ICEMD ha analizado cómo afectará la implantación de la robótica a nueve sectores, y estas son las principales conclusiones:

En el sector sanitario, la robótica médica tiene un claro enfoque a la optimización de los procedimientos quirúrgicos. También hay otras aplicaciones, como la mejora del servicio a los pacientes, la creación de exoesqueletos robóticos que devuelvan la capacidad de movimiento a personas con parálisis cerebral e incluso la fabricación de tejidos y órganos mediante impresión 3D, una tecnología que podría mover, tan sólo en el sector sanitario, 213.000 millones de dólares en 2020, según la empresa de investigación de mercados MarketsandMarkets.com.

Robotica domoticaLa educación superior también puede beneficiarse de la inteligencia artificial, que podría transformar las formas de aprendizaje mejorando la enseñanza online, personalizando el software de aprendizaje y haciendo más intuitivos los procesos de investigación.

La domótica, una de las novedades que más han crecido en el mercado en pocos años, continuará creciendo gracias a la aparición de nuevos servicios que vienen a complementar los que pusieron en marcha el hogar conectado. Así, surgirán nuevos dispositivos domésticos inteligentes y los proveedores fidelizarán a sus clientes con la venta de servicios y productos complementarios.

Cómo nos moveremos en el futuro

Otros sectores se beneficiarán de la robótica, aunque no siempre aparentan ser una oportunidad de futuro profesional. En el caso de la movilidad, seguirá evolucionando en el desarrollo de coche autónomo y lo complementará con tecnologías como el reconocimiento facial. En logística, el informe habla de un futuro con robots repartidores y transporte marítimo de mercancías sin intervención humana. Y en la construcción, los robots amenazan con colocar 3.000 ladrillos en ocho horas, entre cinco y diez veces más que los obreros.

Robotica agriculturaEn la agricultura, ya hay granjas automatizadas en las que los humanos no intervienen ni en la siembra ni en la cosecha. El futuro será aún más tecnológico, con drones equipados con sensores que incluso pueden comprobar si un cultivo está bien regado o tiene demasiado pesticida. En la alimentación veremos restaurantes controlados por robots y supermercados en los que serán las máquinas las que comprueben el stock en los pasillos. Ni siquiera la atención al cliente se libra, y cuando escribamos para pedir ayuda con una compra o una devolución, nos atenderá una máquina preparada para mantener conversaciones inteligentes y dar respuestas coherentes.

Muchas de estas novedades acabarán con empleos tradicionales. No hay más que pensar en los agricultores, camareros, repartidores y operadores de centros de atención al cliente. Pero al mismo tiempo se abren interesantes oportunidades en profesiones mucho más cualificadas, que son las que diseñan, desarrollan y mantienen todos estos sistemas. El futuro está aquí, y no entiende de géneros.


¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡Descubre el resto de Women at Technology!

boton inicio