Bárbara Domínguez: "Con la tecnología es difícil aburrirse porque siempre hay algo nuevo que aprender"

  • Miércoles, 26 Diciembre 2018
barbara-dominguez
Bárbara Domínguez estudió Bellas Artes en Buenos Aires, Argentina. Después de trabajar varios años como artista y diseñadora, al llegar a Madrid hace 9 años, comenzó a formarse en el mundo de la programación web.
Trabajó como programadora creativa en importantes agencias de publicidad de España, para marcas como Carrefour, Disney, Heineken, Coca-Cola o ING.
En la última agencia para la que trabajó, Shackleton, creó y lideró el Estudio Digital, donde arte y desarrollo eran ambas esenciales.
Hace ya dos años, en 2016, dejó el mundo de la publicidad para montar su propia empresa, Muquo Games. Una empresa de videojuegos móviles diseñados para jugar en grupo y cara a cara. 
Bárbara es colaboradora en nuestro blog Mujer Tech donde nos contó cómo surgió el esta startup que desarrolla videojuegos para dispositivos móviles
 
Cuéntanos un poco sobre tu trayectoria en el mundo de la tecnología/ciencia
 
Aunque mi trayectoria empieza en el mundo del arte, muy lejos de la tecnología, mi niñez y adolescencia estuvo muy ligada al mundo tecnológico. Mis padres tenían una empresa que compartía espacio físico con la casa donde vivíamos, hacían máquinas de videojuegos para casinos y recreativas, por lo que yo crecí entre videojuegos y programadores. A mi casa llegaban los ordenadores, las consolas y toda novedad tecnológica mucho antes de que mis conocidos supieran que eso existía siquiera.
Mis años estudiando Bellas Artes me alejaron bastante de ese mundo, pero la vida da muchas
vueltas, y hoy aquí estoy, desarrollando videojuegos. :)
 
¿Qué fue lo que más te llamó la atención de ella?
 
Bueno, de pequeña todo me llamaba la atención. Pero mi segundo acercamiento a la tecnología fue cuando me mudé a España. Había terminado la carrera y quería aprender cosas nuevas. Me metí en un curso para aprender animación, siempre me llamó mucho la atención la animación. Resultó que el curso era de Flash, y nos empezaron a enseñar a programar en AS3, y no sé cómo explicarlo, fue amor a primera vista. En cuanto empezamos con los ejercicios básicos me volví loca, estuve un año encerrada en mi casa sin moverme del ordenador para hacer una web con videojuegos para mis sobrinitos, era de una brujita que iba con sus amigos: una rata, un gato y una murciélago. Me obsesioné... y eso me hizo aprender muchísimo de programación.
 
Háblanos sobre el proyecto que te ocupa ahora mismo
 
Andrana-projectAhora mismo soy Tech Art Director & Project Lead en Muquo Games, la empresa que creamos hace dos años junto a Rubén Morato. Cuando decidimos emprender nos gustaba la idea de innovar, de hacer algo totalmente diferente a lo que la gente espera de un videojuego móvil, y después de un brainstorming que duró meses, llegó la idea: "Phygital Social Games", videojuegos para móviles diseñados para jugar en grupo y cara a cara. Nos alejamos de la idea del móvil como dispositivo que te aísla del entorno y lo usamos para conectar a las personas a través de los videojuegos.
Actualmente nos encontramos desarrollando Andrana Project, un juego de deducción social e identidades ocultas, muy divertido para jugar en grupo con amigos.
 
¿Cuál es para ti la parte buena y cuál la mala de la tecnología/ciencia?
 
Yo no diría que hay una parte buena o mala. Depende de quién lo mire puede verse como negativo o positivo una característica intrínseca a la tecnología, aunque imagino que en la ciencia sucede algo parecido. Está en constante cambio, en constante evolución. Quien piense en dedicarse al mundo tecnológico tienen que saber que va a tener que formarse continuamente, seguramente durante el mismo tiempo que dure su carrera profesional. A mí esto es una característica que me encanta. Yo me aburro muy fácilmente de las cosas, y de la tecnología no hay manera de aburrirse porque siempre hay algo nuevo por aprender.
 
¿Qué personas en el mundo de la tecnología/ciencia te inspiran?
 
Mis primeros referentes fueron mis padres, porque tuve la suerte de crecer en una "familia/startup" en donde aprendí a poner toda mi energía en sacar un proyecto tecnológico adelante. Tuve la suerte también de que en mi entorno familiar nunca se hicieron diferencias entre mi hermano y yo por ser yo mujer y él hombre, creo que eso me ayudó a tener menos miedos o trabas en mi vida adulta.
"Admiro en general a las personas que ponen toda su energía en lo que hacen y que viven su profesión con pasión".
En mi vida profesional me crucé con muchas personas, tanto mujeres como hombres que han sido y son referentes para mí. Rubén Morato fue y es uno de ellos, hoy es mi socio y también mi pareja.

Si pudieras sentarte con tu yo de hace 15 años, ¿qué consejo le darías?
 
Que compre muchos Bitcoins en cuanto salgan, XD.
 
¿Has visto en tu carrera/entorno algún ejemplo de discriminación en el sector STEM?
 
No he visto ejemplos directos o que me hayan escandalizado, pero sí es verdad que veo que faltan mujeres. No tanto en el sector de la publicidad, me refiero más al mundo de los videojuegos. Sobretodo faltan mujeres programadoras, porque muchas de las que hay están más metidas en el mundo del arte.
También en el mundo del emprendimiento vi muchas diferencias, pero la gran mayoría las llevamos las propias mujeres dentro; creo que son miedos o inseguridades que a mi forma de ver surgen de no haber tenido más referentes como tienen los hombres.
 
¿Qué medidas crees que se podrían tomar para paliar esta situación?
 
Creo que el tema de que existan referentes femeninos es fundamental. Este tipo de proyectos que dan visibilidad a las mujeres que se dedican a la ciencia y tecnología van a hacer mucho bien a generaciones futuras. Y por supuesto la educación. Si desde pequeños nos enseñan a mujeres y a hombres que podemos aspirar a lo mismo y no nos encasillan en estereotipos absurdos, vamos a solucionar gran parte del problema.
 

¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡Descubre el resto de Women at Technology!

boton inicio