Juana Fernández, Directora en el centro de Innovación EY wavespace

  • Viernes, 14 Diciembre 2018

juana-fernandez-355x250Juana Fernández.Juana Fernández se encuentra al frente del centro de Innovación de EY wavespace, el centro de referencia global dentro de la red wavespace para Inteligencia Artificial y analítica avanzada. Su labor principal es la de ayudar a los clientes que visitan el wavespace a resolver sus problemas de negocio a partir de soluciones tecnológicas que emplean herramientas de inteligencia artificial.
Esta ingeniera superior de Telecomunicación es madre de dos hijos, un chico y una chica, es una apasionada de la tecnología y de cómo ésta puede ser utilizada para hacernos la vida más fácil a las personas tanto en el ámbito personal como profesional. También ha sido mentora de jóvenes talentos en varias ocasiones y es una firme defensora de la diversidad y de contribuir a que cada vez haya más mujeres en el mundo de la ciencia, la tecnología y las nuevas profesiones relacionadas con las carreras STEM.

WOMENALIA.- Juana, has ocupado puestos de responsabilidad en compañías tecnológicas tan importantes como Nokia o Microsoft hasta llegar a ser en la actualidad Directora Comercial en el Centro de Inteligencia Artificial y Analítica de Datos de EY en Madrid, ¿Han sido metas difíciles? ¿Cuáles son los pasos que has dado para llegar a tu situación actual?
JUANA FERNÁNDEZ.- Quizás la clave ha sido afrontar los nuevos retos con muchas ganas y no tener miedo a los cambios; al contrario, los cambios han sido siempre algo que he disfrutado. También, el interés por aprender cosas nuevas y ser una persona muy curiosa e inquieta.

W.- Háblanos de tu situación al frente del Centro de Inteligencia Artificial y Analítica de Datos de EY.
J.F.- Como Directora Comercial, mi principal responsabilidad en el Centro es atender a los clientes y gestionar las visitas, así como los diferentes talleres que organizamos para ellos. Recibimos a ejecutivos procedentes de grandes corporaciones mundiales y nacionales, de todos los sectores. Les ayudamos a solucionar los retos de su negocio con el uso de las nuevas tecnologías, principalmente con soluciones basadas en inteligencia artificial pero también con temas como realidad virtual, blockchain o humanoides. Este espacio, que forma parte de la red de Centros de Excelencia de EY a nivel global, está ubicado en Madrid pero presta servicio a los clientes de toda la Firma, presente en más de 150 países. En Madrid tenemos a más de cien profesionales especializados, procedentes de cerca de 30 países. Es apasionante formar parte de una iniciativa de esta magnitud.

W.- A lo largo de tu trayectoria profesional has tenido la oportunidad de viajar por numerosos países y has estado en contacto permanente tanto con hombres como mujeres directivas. Háblanos de tu experiencia al respecto y de los que has podido percibir hasta el momento, ¿cuál es la situación de la mujer en el mundo empresarial?
J.F.- Aunque cada vez hay más mujeres en ámbitos tradicionalmente ocupados por hombres como la tecnología o el sector financiero, por desgracia seguimos necesitando muchas más mujeres en posiciones de gestión, en cargos directivos. Las grandes corporaciones en las que he trabajado, y ahora en EY, tienen programas para promocionar el talento y para contribuir a la flexibilidad laboral, pero esto debe ser algo no solo característico de las grandes corporaciones si no en todos los niveles y sectores empresariales. Es muy importante además que las chicas que empiezan su carrera profesional tengan referentes femeninas en las que inspirarse. Las mujeres tenemos que ayudarnos mucho más a nosotras mismas.

Juana Fernandez 355x250Juana Fernández.W.-Además, formas parte del Consejo editorial del Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación y del grupo WIB de mujeres directivas del IESE. ¿Cuáles son sus objetivos y cuáles son sus éxitos?
J.F.- Mi labor en ambas instituciones es diferente ya que en el caso del Colegio, cuando me uní al consejo editorial era la única mujer y además la más joven. Me propuse aumentar la visibilidad de las mujeres ingenieras dentro del Colegio a través de sus publicaciones, hemos tenido varias mujeres ingenieras del año y ahora la Decana del mismo es una mujer.

En el caso del grupo de mujeres directivas del IESE me gusta colaborar para contribuir a consolidar estas redes de mujeres. Como ya he dicho, debemos ayudarnos unas a otras. Recientemente, realizamos un programa para formar grupos de inversión y de ahí salió el primer fondo de inversión español formado por mujeres que invierte como business angel en proyectos de mujeres relacionados con la tecnología.

W.-En tu experiencia como mentora de jóvenes talentos, sobre todo mujeres, ¿tienen más dificultades para emprender y llegar a puestos de dirección? ¿Cuáles son las principales dificultades a las que se enfrentan?
J.F.- La experiencia de ser mentora siempre es muy satisfactoria para las dos partes. Creo que las chicas jóvenes necesitan entender que pueden hacer lo que se propongan y que no hay límites en las carreras profesionales por el hecho de ser mujer. Es muy importante también que sepan cómo ofrecer todo su potencial porque a las chicas muchas veces nos cuesta más vendernos, contar de lo que somos capaces. Para creer en nosotras mismas es muy importante tener modelos a los que seguir.

W.- Dentro del sector de las telecomunicaciones, estas cifras además se incrementan. Recientemente en una encuesta realizada por Womenalia entre profesionales del sector, se apuntaba al sistema educativo y a la falta de roles femeninos como principales factores de que falten vocaciones STEM entre las mujeres, ¿crees que es éste el motivo?
J.F.- Seguramente es uno de los motivos principales aunque no el único. Hay que enseñar a las chicas en las escuelas que las carreras de ciencias como ingeniería y matemáticas son también para ellas y por supuesto necesitamos que haya mujeres que sirvan de modelo a seguir.

W.- ¿Tú has tenido algún referente?
J.F.- En mi caso Rosa García, ingeniera de telecomunicaciones que ha sido directiva de empresas como Microsoft o Siemens, siempre ha sido un referente aunque nunca he tenido el placer de trabajar con ella. Otras mujeres de su generación como Elena Pisonero o Regina Llopis también han sido un referente para mí. Todas ellas han sido ejecutivas de empresas tecnológicas en tiempos en los que en este sector empresarial era fundamentalmente masculino.

W.- ¿Cuánto hay de real en el techo de cristal?
J.F-
Prefiero pensar que el techo de cristal es algo que si está ahí pero puede romperse. Y el romperlo o no depende solo de nosotras mismas. Yo creo que los últimos años ese techo de cristal se ha ido haciendo cada vez más fino y como decía anteriormente, en las grandes multinacionales eso se ve cada día.

W.- ¿Se está produciendo un cambio de paradigma o aún queda mucho por hacer? 
J.F- Siempre queda por hacer, pero cada vez nos extraña menos encontrarnos con mujeres dirigiendo compañías o participando en los consejos de administración.

El ámbito de la gestión empresarial tiene que ser un reflejo de la sociedad, y nuestra mitad tiene que estar representada. Las cosas nos irían mucho mejor a todos y a todas si así fuese.

W.- ¿Es posible alcanzar el éxito en la vida profesional y disfrutar de una exitosa vida personal?
J.F-
 ¡Por supuesto! Lo único que hace falta es levantarse todas las mañanas con una sonrisa, ganas de aprender algo nuevo y sobre todo, de pasárselo muy bien.


¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡Descubre el resto de Women at Technology!

boton inicio