¡Adiós al asfalto! Atrévete con el trail running

  • Jueves, 03 Septiembre 2015

1509-wat-run-trailCorrer por la montaña se ha convertido en el siguiente desafío para las runners que llevan un tiempo quemando zapatilla en pistas de atletismo y carreteras.

Los desniveles, los paisajes y la naturaleza son los nuevos retos y motivaciones que podemos encontrar en esta disciplina, cada vez más de moda y en la que podemos encontrar diversidad de carreras y competiciones.

Si ya te has recorrido todos los parques y estás pensando en descubrir nuevas rutas de montaña por las que entrenar, ten en cuenta las diferencias que vas a encontrar entre el running de ciudad y el trail.

Correr por senderos, laderas, ríos, etc. conlleva un esfuerzo físico superior al running de asfalto, por lo que te recomendamos tener presente tus condiciones físicas, ya sea de la mano de un médico especializado o un entrenador personal.

Ante todo y como medida básica ten en cuenta tu seguridad, lleva un teléfono móvil por si tuvieras que realizar una llamada, y no está de más que informes de la ruta por la que vas a correr a alguien de tu entorno. No olvides mirar la previsión meteorológica y las condiciones del tiempo para no llevarte sorpresas de última hora.

Os damos algunos consejos a tener en cuenta antes de lanzarte a la aventura:

1.- Calzado: las características de las zapatillas para salir a correr son muy importantes a la hora de evitar lesiones y conseguir resultados. Por ello, es necesario equiparte con unas especiales para hacer trail running. Te ayudarán a proteger tus músculos y a adaptarte mejor al nuevo terreno, por lo que deben ser cómodas, estables y con buena amortiguación. En el asfalto apenas encontramos desnivel, pero en la montaña todo pueden ser sorpresas. Incluso, por qué no, unas zapatillas de repuesto.

Utiliza unas zapatillas de trail running parar corer por montaña y no olvides tu móvil y GPS

2.- Hidratación y nutrición: en cuanto a hidratación es conveniente hacerlo antes, durante y después. Antes de comenzar a correr por la montaña, hidrátate pero no en exceso. Durante la carrera mantente hidratada y después sobre todo, es importante que te hidrates lo suficiente para recuperarte. En cuanto a nutrición, es importante no cargar la mochila con mucho peso, por lo que si vas a estar varias horas haciendo trail puedes llevar barritas y geles energéticos que apenas pesan y ocupan lugar, y te ayudará a mantener el aporte de energía que necesitas.

3.- Indumentaria: lleva ropa cómoda que te permita libertad de movimiento, unas mallas específicas para trail, un chaleco para protegerte del frío y de la lluvia, una gorra de running y polainas para mantener los pies abrigados, especialmente en invierno.

4.- Geolocalízate: no olvides llevar tu GPS y mapas para mantenerte dentro de la ruta, ya no solo para registrar tu carrera, sino también para orientarte en el terreno. Puedes llevar también contigo una brújula.