La brecha salarial en España supera el 29%

  • Lunes, 16 Abril 2018

Brecha salarialLa brecha salarial alcanza en España los 4.745 euros, según un informe elaborado por el sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha). Esto significa que las mujeres cobran un 29,1% menos que los hombres de media, y la diferencia se agrava en algunos sectores hasta cifras sonrojantes. Según Gestha, habrá que esperar hasta siete décadas para acabar con esta lacra si no se introduce en el debate político para acelerar su corrección.

El informe “Brecha salarial y techo de cristal” extrae sus cifras de las estadísticas que maneja la Agencia Tributaria sobre el año 2016, y se refiere a todos los ingresos salariales, sin parar a distinguir entre contratos o empresas determinadas. Los porcentajes están calculados a partir de los ingresos de las mujeres, e indican cuánto debería subir su sueldo para equipararse al de sus colegas.

El estudio elaborado por Gestha analiza los salarios por sectores de actividad y por regiones para tratar de dilucidar dónde se producen las mayores diferencias y dónde son menos pronunciadas. Así, el sector primario sería el peor parado en este análisis, pues las mujeres cobran hasta un 64,3% menos que los hombres en las labores de agricultura, ganadería, silvicultura y pesca.

Muy llamativa es el área de banca y seguros, en la que las mujeres cobran los mejores sueldos de media, y aun así tendrían que ganar un 51% más para borrar la brecha salarial, nada menos que 15.865 euros al año. En el otro extremo se encuentra el sector de construcción e inmobiliario, donde la diferencia está en unos 445 euros anuales, un 2,7% menos.

Sectores con más presencia femenina

Si se atiende a la presencia de la mujer en los diferentes sectores de actividad, es decir al porcentaje de afectadas por la brecha salarial, los dos con mayores diferencias tienen una gran mayoría de hombres. Así, en agricultura, ganadería, silvicultura y pesca las mujeres sólo representan el 2,5% de la nómina total, y en entidades financieras y aseguradoras, el 2,7%. Quizá esa escasa representatividad les reste peso para reivindicar sus derechos, aunque en construcción y actividades inmobiliarias sólo hay un 3,4% de mujeres y, como ya se ha visto, la diferencia es muy pequeña.

cuadro 1Mientras, la propia administración sale malparada al ser en buena parte responsable de que la brecha salarial alcance el 22,1% en el sector con más mujeres. Se trata de servicios sociales, que engloba la mayoría de las actividades que son prestadas principalmente por las administraciones públicas, como educación, sanidad, administración pública, defensa y seguridad social. El 30,7% de los empleados en este sector son mujeres, que cobran de media 4.756 euros al año menos que los hombres.

Otros sectores donde coinciden una amplia presencia femenina y una profunda brecha salarial son los de comercio, reparaciones y transporte; servicios a las empresas y otros servicios personales y de ocio. En comercio, reparaciones y transporte hay un 20,6% de mujeres sobre el total de empleados, y ganan 6.303 euros menos, un 45,1% de diferencia. En servicios a las empresas son el 16,2% y ganan un 45,8% menos (6.236 euros), y en otros servicios personales y de ocio son el 15,1% y ganan un 37,8% menos (3.286 euros).

Las diferencias regionales

La brecha salarial también afecta de forma diferente a las mujeres según su lugar de residencia. Así, las que trabajan en Madrid, Ceuta, Asturias y Cataluña son las más afectadas, mientras que en Canarias, Extremadura, Baleares, Castilla-La Mancha y Murcia se encuentran las que menos perciben esta diferencia, aunque esto se debe sobre todo a que en estas comunidades se pagan en general los sueldos más bajos de España.

cuadro 2En cuanto a las provincias, las mayores diferencias de salarios se producen en Madrid, Ceuta, Burgos, Asturias, Barcelona, Guadalajara, Zaragoza y Castellón. Las menores, en Tenerife, Almería, Jaén, Cuenca, Badajoz, Cáceres, Las Palmas y Zamora, también por la menor cuantía de los sueldos en general.

En el cómputo total, hay más mujeres que hombres que cobran menos de 1.000 euros al mes. En el otro extremo, el número de mujeres que ganan entre 50.000 y 80.000 euros al año es la mitad que el de hombres, y son sólo una de cada cinco con sueldos de 140.000 euros. Las mujeres ocupan también más de la mitad de los empleos a tiempo parcial y los más precarios, excepto en Melilla, Jaén, Almería, Ciudad Real, Cuenca y Albacete.

La edad también influye

El informe de Gestha también percibe mayores diferencias salariales entre hombres y mujeres en la franja de edad de 26 a 45 años, y lo achaca a la maternidad y el cuidado de los hijos. De la misma forma, la brecha incluso aumentaría entre los 46 y los 65 años por el cuidado de los mayores, y volvería a hacerlo a partir de los 65, cuando muchas mujeres dedican gran parte de su jornada al cuidado de sus nietos.

Gestha insiste en la necesidad de introducir el problema de la brecha salarial en el debate político, máxime cuando la propia administración tiene su parte de responsabilidad al ser uno de los principales contratantes en un sector, el de servicios sociales, en el que esta brecha alcanza el 22,1%. Ese debate podría acortar los plazos para solucionar un problema que, si no hacemos nada, según este colectivo, tardará siete décadas en desaparecer.