Dominique Cerri, Directora General de InfoJobs: Ser mujer directiva, una carrera de obstáculos

  • Martes, 26 Septiembre 2017
mujeres directivas

Hoy en día el debate de la igualdad en el entorno empresarial es una cuestión que está encima de la mesa. Preocupa que todavía haya menos mujeres que hombres en puestos directivos. Se han dado pasos hacia adelante para que cada vez haya más igualdad y diversidad en las organizaciones, pero, todavía hoy, ser directiva y mujer, sigue siendo una carrera llena de obstáculos.

De hecho, de acuerdo a una encuesta que realizamos en InfoJobs recientemente, solo el 36% de los puestos directivos dentro de las empresas son ocupados por mujeres. Es decir, por cada mujer directiva, hay dos hombres directivos. La estadística debería acercarse más al 50% pero ellos nos llevan la delantera, pese a que la mujer se incorporó al mundo laboral hace varias décadas.

Si analizamos más en detalle el tipo de puesto directivo que ocupamos las mujeres, vemos que nuestra presencia se limita a determinadas áreas, como el marketing, la comunicación o los recursos humanos, pero pocas veces hay mujeres liderando equipos financieros o de logística, y menos aún tecnológicos.

Este mismo estudio señala que Atención al cliente (en un 60% de los casos) es el único departamento en el que existe mayoría de mujeres en puestos de dirección, mientras que en el extremo opuesto vemos que TI es el área que cuenta con un menor porcentaje de directivas mujeres (solo un 13%). ¿Eso quiere decir que las mujeres solo valemos para unas determinadas disciplinas? Desde luego que no.

En los últimos años, estamos viendo que empresas punteras del sector tecnológico están lideradas por mujeres, desde HP España, pasando por Facebook o Microsoft a otras compañías más B2B incluso como VMware. Sin embargo, todavía queda mucho camino por recorrer para alcanzar la igualdad en el ámbito profesional. Se trata de una carrera de fondo (y en muchas ocasiones de obstáculos) en la que muchas mujeres se ven inmersas cuando desarrollan su carrera en entornos profesionales que habitualmente han sido liderados por hombres. En cualquier caso, esto no puede ser un impedimento para ninguna mujer que esté preparada. La diversidad y la igualdad debe ser una constante en nuestro ámbito profesional y así lo trabajamos en InfoJobs.

Dominique Cerri InfoJobsDominique Cerri, Directora General de InfoJobs, y autora de este artículo.

Sin embargo, para que la igualdad en el ámbito laboral sea un hecho, es preciso que se produzcan cambios en diferentes niveles. Por un lado, es necesario que, desde una edad temprana, y dentro del ámbito educativo, se trabaje con los niños para que tanto hombres como mujeres puedan elegir y desempeñar la profesión que más les guste sin sentir por ello que no se corresponde con una ocupación propia de su género.

Aún existen profesiones o carreras universitarias donde el grueso de los estudiantes es de uno u otro sexo. Una ingeniería, bomberos, militares, pilotos de avión... Y, por el contrario, otros muchos grados universitarios, principalmente de letras y humanidades, están ocupados por estudiantes femeninas.

Estos son solo algunos ejemplos de profesiones que parecen estar destinadas para ellos o ellas, cuando en realidad la historia ha demostrado todo lo contrario. La primera programadora informática fue mujer y hoy parece que solo los hombres están capacitados para desarrollar una profesión como esta que además está en auge.

El cine, ámbito que actualmente no para de reivindicar la igualdad entre actrices y actores, fue en sus inicios, una disciplina liderada por mujeres. Fueron ellas las que sentaron las bases de la poderosa industria en la que se ha convertido el séptimo arte.

Por la misma razón, los maestros son igual de buenos en su trabajo que las maestras, los escritores tan brillantes como las escritoras; los enfermeros tan pacientes como las enfermeras; las periodistas tan audaces como los periodistas; un sargento tan disciplinado como una sargento; un bombero o policía tan valiente como una bombero o policía. No se trata, por tanto, de género, si no de aptitudes y capacidades. Y eso, por ahora, no está determinado por el sexo de una persona.

Asimismo, también es imprescindible que las empresas lleven a cabo un cambio importante de mentalidad, tanto a la hora de contratación como adoptando medidas que favorezcan la conciliación, con independencia del género.

igualdad laboral

Por una parte, el criterio a la hora de contratar debería ser siempre en función de la valía, aptitudes y actitudes del candidato, nunca por su género. Existe un gran número de mujeres, igual que de hombres, con gran capacidad para ocupar puestos directivos y el hecho de no ser hombres no debería ser el único impedimento que encuentran a la hora de prosperar en su carrera profesional.

Por otra parte, es importante que las empresas sigan avanzando en materia de conciliación. Precisamente, en un informe reciente el 26% de la población activa que encuestamos apunta la falta de medidas de conciliación como el principal motivo que genera esta desigualdad entre hombres y mujeres en puestos directivos. Además, 4 de cada 10 mujeres que afirman haber solicitado una baja o excedencia relacionada con el cuidado de un familiar o con la maternidad consideran que este hecho ha supuesto un freno en su carrera profesional.

Si analizamos el tipo de contrato que tienen hombres y mujeres en la actualidad, hemos detectado que el 77% de los hombres cuenta con un contrato de jornada laboral completa, frente al 46% de las mujeres. Esto significa que todavía hoy siguen siendo ellas las que optan por empleos de jornada reducida, seguramente para atender el cuidado de los hijos.

Muchas empresas, entre ellas InfoJobs y todos los negocios que forman parte de Schibsted Spain, ya cuentan con un gran abanico de medidas que favorecen la conciliación de la vida familiar y profesional, tanto para hombres como para mujeres. Yo misma me incorporé a InfoJobs como Directora de Strategy & Business Development justo después de mi baja maternal y eso no ha frenado mi carrera profesional. Todo lo contrario. Ser directiva no debería ser una carrera de obstáculos y sí una carrera de fondo para la que nos preparamos como profesionales y no como hombres o mujeres.

Medidas como, por ejemplo, tener un horario flexible de entrada y salida o disfrutar de jornada intensiva en verano y semana santa me permitieron conciliar la maternidad con el desarrollo de mi carrera. Pero todavía queda mucho camino por recorrer en este sentido.

Empresas, Gobierno y sociedad somos responsables de avanzar hacia un futuro en el que no existan brechas de ningún tipo entre hombres y mujeres. 


¿Te ha parecido interesante este Contenido? ¡Descubre el resto de Women at RRHH by Womenalia!

volver inicio RRHH