¿Qué aportan las nuevas generaciones al mundo laboral?

  • Jueves, 11 Mayo 2017
generación-millennials-en-el-trabajo-características

 

¿Qué es la Generación Millennials? ¿Cual es la definición de la Generación Y? Los millennials son llamados así porque se hicieron mayores de edad en este milenio. De esta forma, se engloba en la generación millennials a los nacidos entre los años 1981 y 1995. Hijos del Baby Boom, en España son unos 8 millones de personas. Pero más allá de sus edades y de la generalización, la generación millennials en el trabajo tiende a mostrar una serie de características que los diferencia de sus antecesores, la generación X.

Características de la generación millennials en el trabajo

¿Cómo se comportan estas nuevas generaciones? Las chicas y chicos millennials tienden a aportar nuevos perfiles a la empresas:

  • Nativos digitales: dominan la tecnología, usan múltiples dispositivos y apps, están siempre conectados a través de su smartphone y son hábiles multitaskers. Internet es una pieza básica de su consumo de productos, servicios y medios, de su información y su aprendizaje. Dedican mucho tiempo a las redes sociales: sus relaciones virtuales son tan reales como las físicas. Buscan información online y confían en las opiniones de otras personas más que en las marcas. Viven más que nadie en un mundo sin fronteras, un mercado global.

  • Trabajadores escépticos: nacieron en una época próspera y crecieron en hogares cómodos y seguros. Tienen muy buen nivel educativo, pero el arranque de su vida adulta se ha visto golpeado por la crisis económica, el paro o el trabajo en condiciones precarias. Esto les confiere una mentalidad más informal y abierta, menos obsesionada por el triunfo profesional. Su sensación de que el mundo los ignora, junto a la convicción de que tendrán que trabajar toda su vida, resultan en decepción ante el mundo laboral actual: son rápidos en marcharse de la empresa y, por ejemplo, fundar un negocio propio. Sin embargo, su energía, inteligencia y habilidad tecnológica los hacen esenciales para las empresas. También son capaces de aceptar responsabilidades pronto y afrontar retos. Son perceptivos y saben trabajar en equipo. Valoran la flexibilidad (horarios, trabajar a distancia…) y los valores corporativos. Buscan sentirse a gusto en el trabajo y no dejar de aprender.
  • Independientes y críticos: son autodidactas, autosuficientes, poco confiados, exigentes y muy rápidos a la hora de romper con una empresa como empleado o cliente. Buscan atención personalizada, que se cuente con ellos, ser protagonistas, verse involucrados en lo que les importa (también en lo que tiene que ver con las marcas y las empresas).

  • Pero no superficiales: son idealistas, quieren dejar huella en el mundo. Tienen un fuerte compromiso social y ecológico, acompañado de un gran descontento político y religioso. Demandan valores. El matrimonio no es una opción ni los hijos una obligación. Las parejas del mismo sexo son aceptadas. Valoran la participación, la colaboración, y el compartir.

Conoce las cuatro generaciones que coincidimos vivas en estos momentos


De la generación X a la generación Y en el trabajo

Comparada con los Millennials, la generación X (inmediatamente anterior a ellos) representa el puente entre dos mundos. Así pues, por lo general su clave es la adaptabilidad: conocen lo digital pero nacieron analógicos; usan el smartphone pero su revolución fue el PC; se informan en Internet pero aún leen libros y artículos de contenido; usan las redes sociales tanto como hablan por teléfono y participan en asociaciones y actividades que implican presencia física. Conocen tan bien como los Millennials los contratos basura y lo que es estar sobrecualificado en épocas de crisis, pero su edad ya les ha permitido superarlas y conocer las de bonanza, haciéndolos más adaptables y ayudándolos a relativizar. Son menos jerárquicos que sus padres pero no tan libres como los Millennials, con los que comparten los valores arraigados y de compromiso social aunque desde orígenes diferentes: para la Generación Y la fuente es la decepción ante el mundo; para la X es la relación personal y el efecto de la educación religiosa.

A diferencia de los Millennials, la generación X se siente más satisfecha con su vida. Su prioridad es el equilibrio entre la familia y el trabajo. Son más fieles a sus empresas y el éxito profesional es un valor más arraigado. La familia y el estar casado y con niños aún es una referencia y las creencias religiosas se hallan presentes. Gozan con las actividades culturales y el ocio al aire libre. Son más comunitarios y menos individualistas que los Millennials. Su aprendizaje es más formal y descendente, el de los Y es ecléctico y fragmentado.

Algunas de las características de los X y los Y tienen que ver, sencillamente, con la edad o con la etapa de la vida en que se está. Otras son propias y distintivas de cada generación. En todo caso, la riqueza está en el intercambio, la convivencia y el entendimiento. Tanto las mujeres de la generación X como las de la generación Y, tengan las características que tengan, pueden compenetrarse para impulsar su carrera profesional... ¡Otra forma de fomentar la diversidad!

maria-traver-andujarPor María Traver, Senior Researcher en TNS
Linkedin: María Tráver