Claves para solucionar conflictos laborales a través de la empatía y la PNL

  • Miércoles, 01 Febrero 2017
PNL y empatia

En el mundo de las relaciones laborales, saber resolver eficazmente los conflictos y desacuerdos resulta imprescindible para el buen rumbo de las mismas. Está comprobado que un ambiente de entendimiento juega mucho a favor del rendimiento de nuestro equipo y el éxito de la empresa.

Siempre se ha presupuesto que la mujer tiene más empatía que el hombre. Y esto se haría extensible a la mujer profesional.

Cierto o no, toda empresa puede tener en cuenta esta dinámica en la que han confluido dos herramientas para ofrecer una solución conjunta a cualquier conflicto que pueda surgir: la Inteligencia emocional (IE) y la Programación Neurolingüística (PNL).

Por un lado, la IE es la habilidad para reconocer y gestionar las propias emociones y las de los demás, y en este caso hablamos de la empatía. Por otro lado, la PNL es una serie de estrategias que se centran en identificar y usar modelos de pensamiento que influyen sobre el comportamiento de una persona como una manera de mejorarlo y resolver problemas.

Esta dinámica ayuda a ponerse en el lugar de la otra persona y poder observar la realidad desde su propia posición.

Cuando hablamos de posición, nos referimos a posiciones perceptivas: posiciones que puedes adoptar a la hora de interpretar y comprender la realidad, es decir, los distintos puntos de vista de la situación dependiendo de la persona que lo esté interpretando.

Para ello resulta imprescindible recordar que la realidad es la que cada uno se crea. De forma que podemos observar la realidad desde:

  • La primera posición: Desde el "Yo" tu propia situación, recordando y analizando la situación estando metido en tu propia persona.
  • Segunda posición: Desde el "Tú", la situación de la otra persona, analizando la situación como si fuera la otra persona, pensando como ella pensaría, hablando y actuando de su misma manera.
  • Tercera posición: Desde el "Observador", se observa la situación en tercera persona, como si fuera un espectador imparcial que pasa por allí y describe la situación de manera objetiva. Se habla en tercera persona.

 

¿Qué es la dinámica de las posiciones perceptivas?

El objetivo de esta dinámica es analizar la situación desde diferentes puntos de vista, desde el punto de vista del otro, con el fin de averiguar el fin último de ambos y llegar a comprender de manera más amplia el motivo del conflicto.

Inteligencia Emocional y PNL en conflictos laborales


¿Te ha parecido interesante este Contenido? ¡Descubre el resto de Women at RRHH by Adecco&DKV!

wat-rrhh-boton-navegacion