Rosa Allegue, directora de RRHH de Skechers, presenta el libro "Relatos Humanos"

  • Viernes, 03 Febrero 2017
Rosa Allegue libro Relatos Humanos

Rosa Allegue es Directora de RRHH en Skechers USA Iberia SLU, y ostenta el Premio Mejor Directiva de RRHH I Edición en categoría Pequeña Empresa. Women at RRHH by ADECCO & DKV. Rosa ha dado un giro a su carrera profesional escribiendo un libro. Hoy nos relata su experiencia como escritora:

"La semana pasada participé en una mesa redonda sobre liderazgo femenino y el moderador me presentó como escritora, mentora, CFO y directora de RRHH. Por este orden.

Me llamó la atención lo de escritora, porque no es mi profesión y así al acabar el acto lo comenté con él que, sorprendido por mi pregunta, me contestó todo cargado de razón, “Rosa has publicado tu primer libro, ya eres escritora y es solo el principio”.

Esto me hizo reflexionar en todo el proceso vivido con Relatos Humanos, desde que recibí la llamada donde se me ofrecía ser coautora de una antología de relatos con otros directores de RRHH hasta su publicación. Por mi mente se fueron sucediendo imágenes como cuando escribía mi diario de pequeña. Y es que a lo largo de mi vida he escrito dos diarios y hoy me doy cuenta que Relatos Humanos es la primera página de mi tercer diario, al que llamaré “Diario de una escritora”.

Comencé a escribir mi primer diario el día que cumplí 8 años. Fue el regalo de mi madre, y lo conservo como mi tesoro más preciado. Es la típica libreta de tapas duras, de color verde intenso, con una llavecita para evitar miradas indiscretas. Durante años disfruté releyéndolo una y otra vez, aunque en ocasiones me sentía una intrusa adentrándome en los pensamientos más íntimos de una niña que apenas recordaba. Veía cómo evolucionaba la letra de esa niña que se desahogaba en su habitación tras una discusión con su mejor amiga, de la joven preocupada por conseguir su primer trabajo, de la inmigrante asustada al llegar a la Alemania recién unificada sin conocer el idioma, de la mujer ilusionada que conoce a su media naranja… Finalicé este diario sin rellenar las dos últimas hojas cuando ví por primera vez la carita de mi hija Malena, el momento más feliz de mi vida. Comprendí que cerraba una etapa, y dí fin al que llamé “Diario de una hija”.

Mi segundo diario, al que puse el nombre “Diario de una madre”, está escrito sobre una libreta sobria color marrón, sin cerraduras ni llaves, con la fuerza que da la maternidad, sin miedos, sin nada que esconder, a sabiendas de contar con un universo interior propio que solo a mí me pertenecía y al que pocos podrían adentrarse. En esta libreta escribí poco, mis emociones fluían a una velocidad que solo la tinta invisible de mi mente era capaz de registrar. Esta libreta la compré yo, a solas, sabiendo lo importante del paso que daba. No todos comprenden los beneficios de expresar tus sentimientos y pensamientos por escrito y sobre todo del efecto terapéutico de leerlos una y otra vez a lo largo del tiempo y en distintas ocasiones.

Escribí poco, porque cuando comencé este segundo diario aún no era consciente de que con los hijos pequeños el tiempo pierde su elasticidad, los días se acortan, aparcas tus hobbies, dejas de tener protagonismo, pierdes tu nombre, tu propia identidad, comienzas a ser “la madre de”, sientes que te haces invisible…. Cuando nació Raquel, me reseteé, y disfruté del momento más feliz de mi vida, olvidando por un instante todos los anteriores…

Pero en ese mismo momento en que comenzaba a disfrutar de cero la maternidad, dejé de escuchar la voz del diario que hasta entonces me llamaba al menos una vez al mes. Las niñas, el trabajo, la casa…. La voracidad de la rutina diaria era tal que estuve años, sin escribir una sola letra. A ti mi querido “Diario de una madre” te pido perdón desde aquí, pues te olvidé por completo, hasta el punto que ni tan siquiera escribí unas líneas para ponerte fin, como sí hice con tu predecesor.

RRelatos HHumanos libro

Y así sin haber escrito nada desde hace años, me meto de lleno en la escritura, en Relatos Humanos, dando voz a Irene, una directiva de RRHH, una mujer madura, insegura, que tiene miedo, que necesita hablar, y que cuenta con una buena amiga que compensa la escritura en un diario, al que acabo de darme cuenta que tanto echaba de menos.

Ahora veo que con este libro, Relatos Humanos, siento haber recuperado mi diario, porque conociendo a los otros autores y disfrutando de sus relatos, me siento como cuando releía las páginas de mi primer diario, cuando reflexionaba sobre las historias que contaba aquella niña que casi había olvidado. ¿Me habría comportado hoy igual, cuáles eran mis emociones, qué sentía entonces y qué siento hoy? ¿He aprendido algo a lo largo de los años, o por el contrario debo desaprender para afrontar la situación con la mirada limpia como hacía aquella niña que escribía todo lo que le ocurría?

Me gusta Relatos Humanos porque habla del humano y no del recurso, porque habla de personas y os veréis reconocidos en muchas de sus páginas. Os invita a la reflexión como hacía conmigo mi diario.

La escritura a lo largo de los años me ha servido para conocerme mejor. Con Relatos Humanos he tenido la oportunidad además de conocer a otros escritores, a compartir sus sentimientos, algunos expresados en sus relatos, otros en conversaciones íntimas alrededor de un café. Una experiencia de lo más recomendable, no solo he retomado la escritura sino que he ganado diez amigos con los que hablar.

Hoy comienzo mi diario de escritora, quizá no sea una libreta y sus páginas sean los próximos libros que espero escribir. ¿Quién sabe…?" 

¿Y tú te animas también a escribir? Y si ya lo haces, ¿nos cuentas la experiencia?

 


¿Te ha parecido interesante este Contenido? ¡Descubre el resto de Women at RRHH by Adecco&DKV!

wat-rrhh-boton-navegacion

Con la colaboración de:

Descarga nuestra APP:

  • App Womenalia IOs en Apple Store
  • App Womenalia Android en Google play