Reclutamiento y procesos de selección: Cómo diseñar una estrategia de éxito

  • Viernes, 26 Agosto 2016
1608-rh-reclutamientoLa base de datos de todo reclutador es uno de sus máximos hitos, pues contar con un listado de candidatos de calidad para afrontar los largos y a veces complejos procesos de selección no resulta tarea sencilla.
 
La digitalización de la profesión ha permitido en los últimos años la proliferación de todo tipo de software y tecnologías capaces de reunir en una misma plataforma fichas completas de candidatos. Pero a veces, la propia estrategia de reclutamiento es la que falla. ¿Cómo detectar las debilidades de nuestros procesos de selección?
 
Comencemos definiendo las fases de todo proceso:
 
1.- Reclutamiento: se trata de todos los mecanismos que ponemos en marcha para recibir las diferentes candidaturas cuando vamos a cubrir un nuevo perfil o vacante. ¿De dónde obtenemos este listado de candidatos? Las fuentes de reclutamiento más habituales son por un lado "referidos" por parte de los propios empleados de la compañía; publicación de la oferta en bolsas de trabajo y redes sociales, contacto con las universidades, consulta de antiguas bases de datos de candidatos de procesos anteriores, etc.
 
2.- Selección: una vez hemos confeccionado una lista con una amplia cantidad de candidatos, nos ponemos en marcha con la selección, que determinará el perfil que debe tener los candidatos y por tanto, el proceso de cribado; así como que la persona sea eficiente para el puesto. Entre los mecanismos de selección tenemos las tradicionales entrevistas personales, así como pruebas de conocimiento, etc.
 
3.- Evaluación: decisión por parte de la dirección en cuanto a las aptitutes y actitudes de los candidatos en base a su experiencia.
 
Una vez estructurada en nuestra mente las fases de nuestra estrategia, vamos a detectar los posibles fallos que impiden la obtención de una base de datos completa y rica en talento. Por ejemplo, hay factores que influyen de forma determinante en la selección de candidatos. Una reducción de costes de la empresa, la urgencia por cubrir un puesto de trabajo, así como una inadecuada adquisición de los perfiles pueden llevarnos en muchas ocasiones a la contratación de personal que no encaja realmente en las necesidades de la empresa.
 
¿Cómo solventar esta situación? Teniendo en el horizonte el objetivo racional y profesional del proceso de selección, que pasará por la definición de las tareas del puesto ofertado, las funciones del candidato, así como las habilidades necesarias para desarrollarlo.
 
6 must durante tu estrategia de reclutamiento:
 
  • Diseña una plataforma en la que las ofertas que publiques puedan verse desde cualquier dispositivo (móvil, ordenador de mesa, tablet, etc.)
  • Incide en que los formularios donde hagan llegar sus candidaturas sean sencillos y agradables.
  • Busca la manera de estar en contacto con todos los inscritos que dediquen tiempo a tu empresa a través de la tecnología.
  • Traza una línea de comunicación para que recomienden tu empresa a los conocidos.
  • Trabajo en tu estrategia de employer branding donde potenciar el talento de tus empleados.
 
Nunca olvides ni descuides mantener a tus candidatos siempre informados sobre las fases del proceso, ya que no sólo incidirá en la imagen de empresa, sino que además estarás incentivando que se acerque el mejor talento a tu compañía. Ya sabes que la mejor prueba de que has hecho bien tu trabajo como reclutador será un empleado productivo y feliz.
 
¡Comienza a multiplicar tus candidatos!

¿Te ha parecido interesante este Contenido? ¡Descubre el resto de Women at RRHH by Adecco&DKV!

wat-rrhh-boton-navegacion