No sin mis redes sociales

  • Viernes, 10 Julio 2020
1602-ok-personal-branding

Hoy en día todos tenemos en mayor o menor medida presencia en la red, algo que contribuye directamente a desarrollar nuestra marca personal o profesional.

Buena parte de nuestras interacciones online ocurren en redes sociales, así pues, nuestra forma de usar éstas influye en definir nuestra “marca personal”.

En este post trato acerca de cómo usar correctamente las redes sociales para que nuestra marca personal se vea beneficiada.

Todos tenemos una marca personal, ¿pero qué es realmente? Marca personal es aquel concepto por el cual, haciendo un símil con las marcas comerciales, cualquier persona es capaz de proyectar a los demás su imagen, capacidades y personalidad entre otros aspectos.

Así pues, una marca personal permite crear y formar una percepción en terceras personas que podemos modificar y que nos servirá principalmente para diferenciarnos, obtener mayor visibilidad, una mejor reputación o incluso todas a la vez.

Pero que todos tengamos una marca personal ni mucho menos significa que nos esté beneficiando o que esté bien desarrollada. En nuestras manos está tomar las riendas de nuestra marca personal.
Para obtener una marca personal sólida y beneficiosa es necesaria la fijación de unos objetivos para encaminar en ese sentido una estrategia bien definida a todas aquellas acciones que debamos llevar a cabo.

Redes Sociales, las aliadas en el ámbito profesional

Sin duda, la marca personal está muy vinculada a potenciar nuestra vida profesional.
De todos los objetivos que podemos marcarnos, uno de los principales a perseguir con nuestra marca personal será el de mejorar nuestro perfil profesional, tanto si eres un trabajador por cuenta ajena como un profesional independiente.

Una estrategia adecuada en el uso de la redes sociales para la mejora de nuestra marca personal en el ámbito profesional se hace indispensable porque también así lo está entendiendo buena parte de los actores en el ámbito laboral.

Así lo podemos confirmar si nos atenemos a los datos de la evolución año a año que vamos teniendo acerca de cómo los profesionales de RRHH usan las redes sociales para seleccionar candidatos.

Según el último informe de Infojobs sobre redes sociales y empleo el 50% de las empresas españolas afirma consultar las redes sociales de los candidatos antes de tomar la decisión de contratarlos.

Facebook es la más consultada con un 84%, Linkedin en un 79%, Instagram en un 49% y en cuarto lugar, Twitter en un 36%.

Redes Sociales para nuestra marca personal

En la red tenemos que tener en cuenta que cualquiera de la inmensa cantidad de redes sociales de las que disponemos puede servirnos, sin embargo, factores como el nivel de exposición y visibilidad, temática o el número de usuarios pueden resultar fundamentales en la elección de unas u otras.


No por estar presentes en más redes sociales vamos a mejorar nuestra marca personal


Womenalia: la red social que fortalece la marca personal de las mujeres profesionales.
Es la más relevante para fortalecer nuestra marca en el ámbito profesional, la red profesional por excelencia, que no sólo sirve para crear un curriculum 2.0 sino para posicionarnos en temáticas y diferenciarnos del resto por nuestros logros, habilidades y experiencia.

La orientación de nuestras interacciones y los contenidos a compartir en ella son eminentemente dirigidos a la mujer. Y además puedes tener tu propio blog.

Otras redes especializadas a nivel profesional son Linkedin, Xing, quizás menos conocida. También Slideshare, propiedad de Linkedin es un excelente complemento para demostrar nuestras habilidades.

Facebook: visibilidad y engagement para nuestra marca personal.

La red social de Zuckerberg es la gran red generalista y por volumen de usuarios la que mayor visibilidad y engagement puede aportar a tu marca personal.

Ten en cuenta que no es lo mismo un perfil personal que una página de fans, ambas tienen ciertas diferencias que deberás valorar para elegir correctamente el uso de una u otra con respecto a tus objetivos.

En cualquier caso ambas opciones van a poder contribuir a fortalecer tu marca, no es cierto que debas en cualquier situación crearte una fan page.

En caso de apostar por una fan page plantéate hacer más restringida la privacidad del perfil personal y dar toda la publicidad a la página focalizando más esfuerzos en ésta de cara a mejorar tu marca personal.

Twitter: red social clave para algunos profesionales.

Esta red se ha convertido en una herramienta fundamental para determinados perfiles, como el caso de periodistas.

El uso de esta red es una forma estupenda de destacar y que tu marca sea asociada a unos intereses concretos. El uso correcto de los hashtags es una de las claves a no perder de vista.
Twitter es además una forma directa y pública de ser contactado por cualquiera.

Instagram: el poder de la imagen y la creatividad

Es una aplicación móvil, aunque también cuenta con versión de ordenador, que permite a los usuarios, tomar, editar y compartir fotos, vídeos e historias cortas que desaparecen a las 24 horas. A través de hashtags de etiqueta la información para facilitar la búsqueda. Actualmente es muy utilizada para hacer directos.

14 Buenas prácticas a aplicar en todas las redes sociales


1602-social-media1. Identifica aquellas redes sociales en las que esté tu “target”
Como marca debes tener presencia en aquellas redes sociales en las que estén aquellos perfiles con los que puedas interactuar. De nada puede servir estar por ejemplo en un grupo de Facebook de aficionados a la práctica deportiva si a ti no te va el deporte.

2. Selecciona solo las redes que te ayuden a alcanzar tus objetivos
No tiene sentido perder el tiempo en una red social que no nos sirva para alcanzar nuestros objetivos o que realmente no podamos prestar toda la atención necesaria. No debemos estar por estar.
Un perfil en una red sin actividad puede resultar muy perjudicial para tu marca personal.

3. Usa una imagen sólida y reconocible
Usa una imagen real, de calidad y que represente lo mejor de ti. Debe ser única e igual en todos los perfiles de cada red social. Fortalecerá el reconocimiento visual de tu marca personal.
Así pues, olvida utilizar fotos en las que aparezcan terceras personas o no se te vea la cara bien, así como andar cambiando de imagen cada poco tiempo.

4. Escribe una biografía relevante y única
Selecciona aquellas palabras clave que son las que mejor te identifican como marca personal e incluyelas en tu biografía.
Defínete mejor por aquello que haces y puedes aportar, más que por lo que eres.
Como con la imagen, y por las mismas razones, tu biografía o presentación debe ser la misma (salvo excepciones) en cada una de las redes sociales en que tengas presencia.

5. Cuida el lenguaje y el tono
Adopta un lenguaje y un tono similar en todos los canales en que estés presente. Esto ayudará a reafirmar la imagen, forma de ser e interaccionar que terceras personas tengan de ti. Tu marca personal debe tener siempre ese lenguaje y tono que te identifique.

6. Controla lo que es contenido privado de lo que es público
Cuesta a veces discernir y ser consciente, pero evidentemente no es lo mismo mantener una conversación con amigos en la barra de un bar que en el timeline de Twitter. Evita que se parezca.
Por el bien de tu marca personal, tu perfil personal y tu perfil profesional tienen que tener vidas propias y separadas.

7. Personaliza el mensaje en cada red social
No es necesario que siempre generes diferentes contenidos para cada una de las redes sociales, pero sí que adaptes el mensaje al distinto formato de publicación y contexto de cada red social. El ejemplo más claro está en los 280 caracteres de Twitter respecto a las publicaciones de Facebook.
Y por supuesto, cuidado con los automatismos, ayudan sí, pero conviene usarlos con precaución y mesura.

8. Comparte contenido relevante
Mejor calidad que cantidad. La calidad de un contenido en buena medida va a venir definida por el gusto e intereses de tu comunidad.

9. Diseña una estrategia cruzada de publicación de contenidos
Se trata de una estrategia que se centra en publicar enlaces de contenidos alojados en una red social a otra, es decir, una forma de conseguir incrementar nuestra comunidad en una plataforma social gracias al tráfico proveniente de otras redes.

10. Conecta con tus contactos del 1.0 al 2.0

Conoce a tus contactos tanto en el offline como en la red. Conecta e interrelaciona por ambos perfiles para mejorar tu conexión y afinidad con esas personas.
Si les has conocido en redes sociales busca la oportunidad de “desvirtualizar”. Si por el contrario les has conocido en el 1.0 no pierdas la oportunidad de conectar también por otro canal en la red.

11. Define un horario y tiempo de dedicación
Fijate unas horas y una rutina de publicaciones y atención a las redes sociales. La elaboración de un calendario editorial te puede ayudar mucho en esta tarea.

12. Se constante y ten paciencia
Una marca personal no se construye de ayer para hoy, requiere mucho tiempo, esfuerzo dedicación y constancia. Los resultados vienen a largo plazo.
Una presencia en redes sociales constante facilitará mucho la tarea de construir una marca sólida y reconocible.

13. No hables solo sobre ti, fuera egocentrismo
Igual que ocurre con las marcas comerciales, cuando hablan sólo de sus bondades en primera persona empiezan a carecer de credibilidad. Dejemos también que terceras personas sean las que hablen bien de nosotros.

14. Analiza, mide y valora resultados
Siempre será necesario un análisis y evaluación acerca de cómo lo estamos haciendo.
Son muchas las herramientas de las que nos podemos valer. Por suerte, son cada vez más las redes sociales que nos aportan información y estadísticas de Twitter o Facebook.