Potenciar el personal branding impacta en la cuenta de resultados

  • Jueves, 18 Febrero 2016

1602-employee-advocacyEs el motor del Employee Advocacy

El personal branding va a ser el motor de la participación de los empleados en la comunicación de la empresa. Formar en marca personal a empleados en puestos clave relacionados con comunicación va a repercutir directamente en los costes de los departamentos dedicados a la comunicación externa (publicidad, márketing...) y va aumentar la conexión humana, real, entre los clientes (o potenciales clientes) y los empleados que los atienden y les ofrecen servicios.

Apertura de los servicios de atención al cliente

Los clientes quieren contactar directamente con las personas que están al cargo del departamento. Las estrategias de marca personal renuevan los viejos y arcaicos procedimientos de atención al cliente y pone canales de comunicación directos, adaptando la empresa a uno de las características que serán más demandadas por parte de los consumidores en los próximos años. Va más allá del community management.

La marca personal atrae y “mima” al talento 

Una empresa que incorpora en su estrategia global el personal branding, es una empresa que tiene una estructura preparada para colaborar e incorporar a profesionales con marcas personales potentes (que suelen ser referentes en su sector). Si se hace así, el talento va a ver la organización como un entorno atractivo y preparado para ellos, facilitando la colaboración en proyectos.

Tiene un efecto terapéutico: Gestionar la marca propia es un proceso altamente terapéutico para las personas que trabajan en una organización: las personas empiezan a tomar el control de sus propias acciones y toman consciencia de que son importantes para la empresa. Empodera al empleado. Le transfiere la capacidad de tener el control de sus propias acciones, cambiando su locus de control de externo (controla empresa) a interno (controla la persona). También promueve procesos participativos de toma de decisiones, fomenta el intraemprendimiento, humaniza la formación, etc…

En el ámbito de la mujer, como explica en su blog la especialista en personal branding y reputación online Carmen Santo, “tenemos muy buenos ejemplos de mujeres profesionales cuya marca profesional ha impactado positivamente en sus organizaciones”