Nuevas formas de trabajo gracias a la tecnología

  • Martes, 26 Enero 2016
1601-tecnologia-y-trabajo

Según el periódico El País el 92,3% de las empresas españolas han incorporado las nuevas tecnologías a los procesos operativos de la compañía: desde la fabricación hasta la comercialización, pero además la revolución tecnológica ha impactado al 36,6% de los trabajadores

Las conclusiones del estudio "Incidencia de la sociedad de la información en el mercado de trabajo: ocupaciones afectadas por las nuevas formas de trabajo", realizado por el INEM para analizar la incidencia de la Sociedad de la Información en el mercado laboral, las ocupaciones relacionadas con este sector evolucionan a un ritmo trepidante, en el que la convergencia de las telecomunicaciones, la radiodifusión y las tecnologías de la información generan nuevos productos y servicios, así como nuevas formas de trabajar.

Así por ejemplo, las empresas de más de 100 empleados son las que más utilizan las nuevas tecnologías en los procesos de trabajo (95%), y por sectores la banca y los seguros (98,3%). En la Comunidad de Madrid prácticamente la totalidad de las empresas, 99,5%, utilizan las nuevas tecnología para el desarrollo de su actividad. Le siguen las empresas radicadas en la zona del litoral mediterráneo, con un 95,1%.

El estudio aporta información sobre los perfiles de 74 ocupaciones relacionadas con dichos sectores, concluyendo que en turismo y hostelería, los mayoristas, agencias de viajes y grandes cadenas hoteleras, han sido pioneros en la explotación de Internet como vía de negocio. En esta industria es perceptible el avance en la implementación de las TICs, aunque su grado de penetración es muy desigual. El grado de desarrollo en el teletrabajo, por ejemplo, es bastante inferior al de otros países de nuestro entorno.

Por su parte, el uso de las TICs en la rama de sanidad ha permitido grandes avances, por ejemplo en una gestión de la sanidad más efectiva, tarjeta sanitaria, facilitar trámites administrativos al paciente, información sobre calidad asistencial, acceso del paciente a su propia información clínica, procesos clínicos realizados a través de nuevas tecnologías (envío de informes y diagnósticos vías e-mail), etc.

El sector de la educación incorpora las TICs con cierta desigualdad. Los servicios administrativos constituyen uno de los segmentos del mercado más desarrollado en la implementación de las TICs, especialmente en bancos y entidades financieras. En el sector de la Comunicación las TICs están teniendo una aplicación elevada, especialmente en los ámbitos de los medios audiovisuales.

Una tecnología para cada proceso

Con el desarrollo y evolución de la tecnología las empresas y los empleados tienen a su disposición múltiples herramientas que les van a permitir mejorar su forma de trabajar: desde las redes sociales corporativas, pasando por la utilización de dispositivos móviles como teléfonos y smartphones, hasta los nuevos sistemas de streaming para realizar reuniones a distancia.