Talento femenino: razones por las que contratar mujeres

  • Jueves, 09 Julio 2015
wat-rrhh-talento-mujeres

Retener el talento femenino, el gran reto

Las mujeres representan el 41% del capital humano a nivel mundial, pero la gran mayoría ocupa funciones de soporte y muchas abandonan sus responsabilidades en torno a los 35 años, cuando deciden ser madres, o dar prioridad a otros aspectos de su vida. Entonces, ¿cómo pueden las organizaciones hacer frente a esa fuga masiva de talento?

Si aceptamos que los recursos de su empresa pueden dividirse en  tangibles e intangibles, no podemos negar que, entre estos últimos, el que más importancia tiene para el futuro éxito de cualquier organización, son las personas. Por eso es tan importante entender que las Mujeres suponen, al menos un 50% de ese talento potencial: Según el Estudio Catalyst  realizado sobre las 500 mayores empresas del mundo, “las empresas con mayor número de mujeres en sus puestos de dirección obtienen mejores resultados económicos en general”.  Es decir, las empresas deben integrar a las mujeres no por una cuestión de ética o de estética, sino por actuar de forma inteligente y productiva.

El hecho es que las mujeres somos más exigentes con nuestro tiempo y necesitamos, seamos madres, o no, más medidas que favorezcan la conciliación entre vida personal y profesional y nos permitan desarrollar todo nuestro talento.

La Cámara de Comercio de Barcelona, en su estudio  "El impacto económico de la pérdida de talento femenino" cuantificaba económicamente la pérdida de talento femenino y llegaba a la siguiente conclusión: "Hoy, las mujeres tienen menos fracaso escolar, representan la mayoría en la universidad y también son la mayoría de titulados superiores. Mayoritariamente tienen los mejores expedientes académicos y representan más del 60% de los ganadores de oposiciones, pero siguen teniendo menos oportunidades y son más penalizadas a la hora de ser madres y conciliar. La pérdida de todo este caudal de talento femenino representa el 0,5% del PIB catalán".

En esta misma línea, estudios realizados, sobre todo en los EEUU, muestran que las empresas con más mujeres en puestos directivos obtienen mejores resultados. Las mujeres suponen el 53% de la población activa de España según datos del banco mundial, de este porcentaje total, en 2013 el porcentaje más alto de ocupadas correspondía a mujeres asalariadas (86,9%), de las que un 66,5% eran asalariadas del sector privado. Un 13,1% eran trabajadoras por cuenta propia, de las que un 8,8% eran empresarias sin asalariados o trabajadoras independientes, un 3,4% eran empleadoras, un 0,8% correspondía a ayuda familiar y un 0,1% a miembros de cooperativas.