Rentabilidad de los equipos diversos

  • Miércoles, 04 Febrero 2015

1502-wat-ecommerce-economia-diversidadLa globalización ha supuesto un punto de inflexión en la manera de hacer negocios e impregna todos los ámbitos: los consumidores son cada vez más diversos y están más dispersos geográficamente hablando, los mercados son más amplios, los dispositivos para acceder a los procesos de compra más heterogéneos y la demanda más exigente.

El consumidor ha cambiado y, por tanto, las organizaciones necesitan adaptarse incorporando en sus equipos personas que enriquezcan esa diversidad global, de sexo, creencias y culturas. Es evidente que tener la oportunidad de conocer las distintas sensibilidades culturales supone una ventaja competitiva a la hora de crear mejores relaciones con consumidores de múltiples perfiles. Y un mayor conocimiento implica un acierto mayor a la hora de satisfacer necesidades y por tanto, más rentabilidad. Del mismo modo, la diversidad interna favorecer la generación de ideas, la dinamización y una mayor capacidad de adaptabilidad y cambio, lo que resulta imprescindible en aquellos negocios que quieran competir en igualdad de condiciones en un mercado cada vez más exigente y cambiante.

Recientes investigaciones, revelan distintos beneficios competitivos de la diversidad cultural:

  1. Desde el punto de vista de las posibilidades de negocio, una fuerza de trabajo representativa facilita llegar a un mercado multicultural. Esto abre nuevas oportunidades de negocio, ya que pueden detectarse, y satisfacerse, necesidades específicas de consumidores concretos.
  2. La diversidad favorece la creatividad, el intercambio de ideas y la innovación. Provoca un entorno de intercambio y enriquecimiento mutuo que revierte en la organización.
  3. La diversidad en las empresas puede contribuir a un entorno global mucho más productivo e interconectado.

Según otro reciente estudio, realizado por la entidad financiera Credit Suisse entre una muestra de 2.400 empresas, aquellas que cuentan, al menos con una mujer en el Comité de dirección cotizan en bolsa un 26% más de media que el resto.

Esto se debe a que las organizaciones diversas son más flexibles, más dinámicas y, por tanto, están mejor preparadas para adaptarse a las necesidades de la nueva forma de hacer negocios.

El informe también destaca que las mujeres aportan a las organizaciones compromiso, rendimiento, una diversidad de estilos de liderazgo, una base de talento más amplio, una mayor capacidad de anticipación en tendencias de los consumidores y una mejora del gobierno corporativo.

En esa misma línea, Gallup, analizó recientemente a 800 pequeñas empresas entre minoristas del sector de la electrónica y restaurantes en Estados Unidos y comprobó que los puntos de venta con mayor diversidad de género obtenían mejores resultados que el resto ¿La razón? Sencilla: el cliente se sentía mejor entendido y los equipos estaban más capacitados para atender demandas diversas. Concretamente en las tiendas de electrónica, con equipos compensados entre hombres y mujeres y trabajadores de distintas razas, los ingresos mensuales eran un 14% superiores respecto a aquellos otros negocios en los que no existía diversidad. En el caso de la restauración, la brecha era aún mayor, los restaurantes, los beneficios netos trimestrales eran un 19% más elevados que en los que no había diversidad de género.

En sus conclusiones, Gallup afirma que el equilibrio es tan importante a pie de comercio como en las reuniones de los comités de dirección de grandes empresas.

Las investigaciones realizadas por la profesora Katherine Phillips de la Universidad de Columbia han demostrado que los equipos más diversos son más innovadores, ya que aumenta la participación de las minorías e incita a las mayorías a asimilar nuevas ideas y a pensar más críticamente sobre los problemas que están tratando. “En promedio, nuestros estudios muestran que los resultados generados por los equipos diversos son mejores que los de los homogéneos”.

En la misma línea, Mireia Vidal, Directora de RRHH de GoogleMireia Vidal, Directora de RRHH de Google, destacaba recientemente para Womenalia la importancia que la diversidad juega en la gigante de Internet que, a pesar de tener incorporada la diversidad en su ADN, se esfuerza en equilibrar unas cifras internas aún no lo suficientemente compensadas en algunos segmentoe (por ejemplo, según sus propios datos, dados a conocer en 2014, entre los trabajadores dedicados a la tecnología, solo un 17% son mujeres, cifra que llega al 21% en los cargos de liderazgo y responsabilidad). Para tratar de equilibrar estos desequilibrios, la empresa promueve entre sus empleados programas de diversidad a través de distintos grupos sociales diversos: "mujeres en ingeniería", gays, "grises" (empleados de edad avanzada), hispanos, etc, con el objetivo de promover el intercambio.

También, María José Sobrinos, Directora de RRHH de Accenture señalaba en una entrevista reciente para Women at  que “Para nosotros la diversidad es un factor clave de nuestro éxito. Nos gusta decir que la diversidad es lo que hace que Accenture sea especial. La contribución diferencial de personas de origen diferente hace que se enriquezca la aportación del grupo. Ahí reside la principal ventaja competitiva”.

La Gestión de la Diversidad es un compromiso corporativo en sentido amplio que persigue:

  • Atraer, retener y potenciar talento a través de perfiles diversos que aportan mayor  creatividad.
  • Realizar el proceso de  adaptación transformacional entre organizaciones estáticas a entornos mucho más dinámicos.
  • Multiplicar el ROI a través de la creación y adaptación de productos y servicios innovadores.
  • Aprovechar al máximo las oportunidades de los nuevos dispositivos tecnológicos.
  • Crear una cultura que haga coincidir los valores y preferencias corporativas con la prioridades y necesidades de sus empleados/as.
  • Ofrecer paquetes de programas que contribuyan a la satisfacción y conciliación de todos sus empleados para el pleno desarrollo de su vida profesional, familiar y personal.

Por tanto, el reto de crear y promover equipos diversos, es mucho más que una responsabilidad social corporativa, una condición necesaria para competir y posicionarse con una enorme ventaja competitiva, satisfaciendo mejor las demandas del nuevo mercado.


¿Te ha parecido interesante este Contenido? ¡Descubre el resto de Women at RRHH by Adecco&DKV!

wat-rrhh-boton-navegacion