Consejos para comer bien en el trabajo

  • Viernes, 08 Mayo 2020

1501-wat-rrhh-comer-trabajoComer en el trabajo se ha convertido en algo normal dados nuestros horarios. Además, las largas distancias entre nuestro lugar de trabajo y nuestra casa impiden que podamos volver para comer. Si eres de las que se prepara el "tupper" en casa para comer en la oficina cada día, seguramente te has encontrado que, en más de una ocasión no sabes qué prepararte, estás aburrida de todos los platos o no tienes tiempo para cocinar.

La comida representa aproximadamente un 35% de las calorías ingeridas al cabo del día, por tanto, resulta fundamental que llevemos una alimentación saludable fuera de casa para mantener nuestro rendimiento y un buen estado de salud.

Por eso, queremos facilitarte la tarea a la hora de preparar tus menús semanales.

¿Qué tipo de alimentos debe tener la comida principal del día?

  • Verduras,
  • Alimentos ricos en hidratos de carbono (pasta, arroz, patata, legumbre, pan)
  • Alimentos proteicos (carne, pescado, huevo)

A partir de aquí debes jugar con el amplio abanico de combinaciones alimentarias posibles para crear tu propia dieta. Puedes optar por prepararte un primer y segundo plato, pero te recomendamos por comodidad, practicidad y ahorro de tiempo, que te prepares un plato único. En este además puedes elegir por ejemplo, guisantes con cebolla y jamón, espaguetis con setas y gambas, ensalada de lentejas con queso fresco y atún, wok de arroz con verduras y tacos de pollo, judías verdes con patata y huevo duro y así un sinfín de platos fáciles, sanos y deliciosos. Apetecibles, ¿verdad?

Isabel López, Nutricionista consultora de Advance Medical, nos da algunos consejos para confeccionar nuestro menú diario sin olvidarnos de lo más importante: nuestra salud.

  • En primer lugar, debemos evitar salir a comer a restaurantes de comida rápida y bufetes libres. En los primeros, nos sorprenderíamos de cuánta grasa oculta tienen muchos alimentos, y en los segundos es fácil descontrolar las raciones y comer por encima de nuestras necesidades. Además, piensa en todo el dinero que vas a ahorrar preparando la comida en casa.
  • En cuanto al tipo de platos que debemos elegir, los ligeros y equilibrados son la mejor opción, que sigan el patrón establecido, controlando el consumo de salsas, grasas y elaboraciones muy calóricas como frituras y rebozados.
  • Evitaremos las frituras, ya que aportan muchas calorías y pocos nutrientes.  
  • Respecto al postre, optaremos por una pieza de fruta o un yogur y eliminaremos de nuestra dieta los típicos dulces elaborados con demasiada grasa y azúcares simples.
  • Para beber la mejor elección es el agua, limitaremos el consumo de alcohol.
  • Recuerda aderezar tus platos con aceite de oliva.

"La ventaja de llevarse la comida preparada de casa al trabajo, es que de alguna manera obliga a la planificación y a tomar más conciencia de lo que se come. Incluso, para aquellas personas que han de seguir una dieta de control de peso, favorece más el autocontrol, sobre todo en cuanto a cantidad se refiere. Si no se dispone de tiempo suficiente para hacer un menú muy elaborado, hay recetas que pueden partir de una elaboración sencilla, para luego pasar a enriquecerlas de forma rápida con otros alimentos. Por ejemplo: añadir una lata de atún a una ensalada de pasta o huevo duro a un arroz blanco salteado con verduras".

Ya lo habéis visto, womenalias, comer sano en el trabajo son todo ventajas.


¿Te ha parecido interesante este Contenido? ¡Descubre el resto de Women at RRHH by Adecco&DKV!

wat-rrhh-boton-navegacion