Resiliencia: la adversidad como oportunidad de crecimiento

  • Jueves, 30 Octubre 2014

 Resiliencia: la adversidad como oportunidad de crecimientoLas personas y las empresas atraviesan momentos difíciles y la manera en la que se enfrentan a ellos y cómo salen de esas situaciones es lo que diferencia a unas de otras. La resiliencia, por tanto, se refiere a la capacidad de las personas para afrontar exitosamente las situaciones adversas y, a su vez, salir fortalecidas de ellas.

Stefan Vanistendael, sociólogo y difusor del concepto "resiliencia", lo define así: "La resiliencia está formada por dos factores: la capacidad de resistir ante la presión y la elaboración de comportamientos útiles y positivos para actuar en situaciones límites y adaptarse o salir bien parado". ¿Cuáles son las ventajas de un empresa resiliente?

En el caso de las empresas, la resiliencia depende tanto de las personas que la forman como de los propios sistemas (estructuras, tecnología, procesos...). No se puede entender la resiliencia organizativa como algo aislado, sino que se trata de un trabajo conjunto.

Tres dimensiones de la resiliencia en las organizaciones
Los autores Cynthia Lengnick-Hall y Beck Tammy afirman que existen tres dimensiones que contribuyen a la resiliencia en las organizaciones: la resiliencia cognitiva, la resiliencia conductual y la resiliencia contextual.

  • Resiliencia cognitiva. Es la manera en la que la organización comprende su entorno, los cambios que se producen en él así como su capacidad de respuesta. Las personas que forman parte de estas organizaciones saben lo que tiene que hacer en momentos complicados.
  • Resiliencia conductual. Son los comportamientos que hacen que una organización esté dispuesta a actuar en momentos difíciles. Las personas que forman parte de compañías con este tipo de resiliencia son capaces de actuar de acuerdo al problema de una manera natural.
  • Resiliencia contextual. Se refiere a las conexiones internas de la organización. Las empresas resilientes son aquellas que previamente a la crisis tienen constituido un sistema de redes interpersonales que se utilizan en momentos complicados con buenos resultados.

Las resiliencia organizativa es la habilidad de las empresas para actuar de forma oportuna en situaciones de riesgo que pueden llegar a poner en peligro su continuidad. Para que esto no ocurra, las empresas resilientes estudian las diferentes situaciones que hacen posible que las organizaciones consigan sobreponerse con el objetivo de estar preparadas si les ocurre a ellas.

¿Sabes cuáles son las características de los trabajadores y las empresas resilientes? ¿Qué deben hacer los departamentos de RRHH? Descúbrelo a continuación