Políticas de conciliación de vida laboral y personal, ¿qué beneficios aportan a la empresa?

  • Jueves, 02 Octubre 2014

Políticas de conciliación de vida laboral y personal, ¿qué beneficios aportan a la empresa? Muchos estudios demuestran que las políticas de conciliación aumentan la productividad de los empleados, ayudan a aprovechar mejor el tiempo de trabajo, reducen el absentismo laboral y son un gran estimulante para la felicidad de los trabajadores.

Las políticas de conciliación son los instrumentos normativos aprobados y comunicados en la empresa, en concreto llevados a cabo por el departamento de Recursos Humanos,  que apoyan la conciliación trabajo-familia de los empleados. Según el Barómetro de Conciliación Edenred-IESE 2012, en las empresas en que se ayuda a la conciliación de vida laboral y familiar, los empleados se sienten cuatro veces más comprometidos y la productividad aumenta hasta un 19%.

Este estudio también señala que cuando la compañía facilita habitualmente a los empleados con hijos la conciliación, su compromiso es total (100%) mientras que el compromiso de los empleados sin hijos es de un 84%. Unas cifras que descienden notablemente en los casos en que la empresa no facilita la conciliación, situación en la que el compromiso de los empleados, con y sin hijos, baja al 23% y 22% respectivamente.

La conciliación no es un problema exclusivo de mujeres
Estas políticas han ido destinadas generalmente a las mujeres por el fenómeno de la doble presencia, un concepto usado en sociología del trabajo para definir el papel doble que desempeña la mujer como ama de casa y trabajadora, y que fue acuñado por primera vez en 1978 por la socióloga italiana Laura Balbo en su obra "La doppia presenza".

En las empresas en que se ayuda a la conciliación, los empleados se sienten cuatro veces más comprometidos y la productividad aumenta hasta un 19%

Aunque este fenómeno va disminuyendo entre las mujeres, durante mucho tiempo ha implicado una dificultad añadida al producirles la sensación de que no se atiende plenamente a ninguno de los dos ámbitos, lo que provoca frustración y estrés.

Como hemos señalado, las medidas de conciliación se han dirigido principalmente a las mujeres, lo que ha provocado que se vea como un problema exclusivo de ellas. Sin embargo, este tema debe ser abordado desde la perspectiva de la corresponsabilidad y la igualdad de oportunidades. Por ello, las políticas deben ser aplicadas tanto a hombres como a mujeres ya que su finalidad es promover la igualdad de oportunidades.

Tipos de políticas de conciliación
Algunas de las políticas más comunes que aplican las empresas son las siguientes:

  • Lugares de trabajo y horarios que permiten una mayor integración entre el trabajo y la familia
  • Apoyo familiar en forma de guarderías para los niños o cuidado de los mayores.
  • Ventajas adicionales como atención sanitaria, planes de seguros y paquetes de viajes.
  • Información mediante asesoramiento profesional y personal, seminarios, talleres o sesiones de información sobre la conciliación laboral y familiar.
  • Permiso maternidad/paternidad superior al límite que establece la legislación de cada país.

Beneficios de la aplicación de políticas de conciliación

  • Aumento de la productividad.
  • Retención y captación del talento.
  • Lealtad de los trabajadores.
  • Mejoran la imagen responsable de la empresa.
  • Reducen el absentismo.
  • Mejoran del ambiente del trabajo.
  • Aumentan la implicación de la plantilla.
  • Promoción de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.

En la actualidad son pocas las empresas que suben los salarios a sus empleados, de ahí que una buena fórmula para favorecer el bienestar de sus empleados sea la adopción de otras medidas como por ejemplo el llamado "salario emocional". ¿En qué consiste? El salario emocional es un concepto asociado a la retribución de un empleado en la que se incluyen cuestiones de carácter no económico y su objetivo es satisfacer las necesidades personales, familiares y profesionales del trabajador, mejorando la calidad de vida del mismo, fomentando la conciliación laboral.

Como podemos observar, adoptar políticas de conciliación y otras medidas en las empresas ayudará a mejorar la felicidad de los trabajadores, lo que se traduce en un aumento de la productividad.


¿Te ha parecido interesante este Contenido? ¡Descubre el resto de Women at RRHH by Adecco&DKV!

wat-rrhh-boton-navegacion