Innovación de la logística: globalización, customización y conciencia social

  • Miércoles, 02 Noviembre 2016
1611-wat-eco-log
Dice la RAE que la Logística es el «conjunto de medios y métodos necesarios para llevar a cabo la organización de una empresa, o de un servicio, especialmente de distribución». Para el comercio, la logística es fundamental, sino ¿cómo enlazamos la producción con los mercados? (no olvidemos que ambos están separados en espacio y tiempo).

Las materias primas, los productos acabados... normalmente son separados entre los "de compra" (entre el proveedor y su cliente), los "de distribución" (entre el proveedor y el cliente final) y los "de devolución".

Según un estudio del Banco Mundial (el Índice de Desempeño Logístico -IDL-, de 2014), la formación de especialistas en logística y gestión de la cadena de suministro es transcendental para el funcionamiento de la economía global. El último informe del IDL (junio de 2016) indica que, de 160 países, Alemania ocupa el primer puesto, mientras que Siria se queda en el último. Anabel González, directora senior del departamento de Prácticas Mundiales de Comercio y Competitividad del Grupo Banco Mundial, asegura que "una logística eficiente conecta a las personas y a las empresas con los mercados y las oportunidades, y ayuda a lograr niveles más elevados de productividad y bienestar", y apunta que, desafortunadamente, la brecha entre países pobres y ricos en materia de desempeño logístico sigue existiendo y la tendencia a la convergencia se ha revertido en el caso de los países con el peor desempeño.

En los países más desarrollados, la logística ocupa uno de los primeros lugares en cualquier compañía. Las acciones más importantes que llevan a cabo en sus procesos logísticos son: pensar, planificar, fijar objetivos, ser realista, optimizar, comunicar y detectar fallos.

La innovación es una necesidad competitiva en cualquiera de las áreas de una empresa y, posiblemente, con el auge de los eCommerce, la logística es uno de los puntos de mira a la hora de ponerse las pilas. El entorno económico actual es globalizado, competitivo y veloz, por lo que adaptar el negocio al cliente no es una posibilidad, sino una necesidad. Las organizaciones que todavía no lo hayan hecho, tienen que replantearse su forma de producir, comercializar y distribuir sus productos de manera global y buscar la forma de adaptarse a las nuevas reglas en los hábitos de los consumidores.

Los negocios tienen que comprender profundamente a sus clientes y conocer sus necesidades reales, para poder adaptar el servicio a su medida. No nos olvidemos que fidelizar a un cliente cuesta más que captar a uno nuevo, por lo que cuanto más contento se encuentre con nuestro servicio más probabilidades tenemos de que repita sus compras con nosotros.

Supply chain (administración de redes de suministro) es el proceso dentro de la cadena de suministro de planificación, ejecución y control de las operaciones, con el propósito de satisfacer las necesidades del cliente con tanta eficacia como sea posible. En la actualidad, para asegurarnos lo anterior, tanto para las grandes empresas como para los minoristas, en la logística los retos de la innovación deben girar en torno a la alta capacidad de respuesta, a la minimización de inventarios o costos bajos y a la rapidez en las entregas.

Groso modo podemos decir que las empresas tienen que observar y tener en cuenta continuamente el entorno. Las organizaciones tendrán que observar las oportunidades de mercado, ya que estas pueden aparecer y desaparecer rápidamente. Si no vigilamos detenidamente a la competencia no solo podemos perder oportunidades, sino desaparecer del mapa empresarial.

Además, hay que tener en cuenta también que van a aparecer nuevos mercados, nuevos canales, nuevos productos, nuevos clientes... y, por supuesto, nuevas leyes, normas y exigencias. Leyes tanto nacionales como internacionales, normas por parte de las instituciones y organismos y exigencias por parte de los consumidores. La Responsabilidad Social de las Empresas juega, y jugará, un papel importante en las estrategias para conseguir el éxito en el sector de la logística. El diseño e implementación de estrategias logísticas basadas en los clientes es clave para la consecución de un nivel de satisfacción más que aceptable por parte de éstos. Aunque lógicamente, calidad y precio sigan desempeñando un papel importante, también lo harán -seguramente mucho más que ahora- el respeto y cumplimiento de los derechos humanos, la mejora de la calidad de vida global, el cuidado al medioambiente, etc.

Y la pregunta ahora sería ¿qué tendrán que tener en cuenta las organizaciones en el sector de la logística y de la postventa? Podemos resumir las medidas a tener en cuenta en:

  • La globalización implica rapidez, tanto en la detección de oportunidades como en el diseño, producción y distribución de nuevos productos.
  • La demanda de productos será más difícil de predecir, puesto que los consumidores quieren productos personalizados. Por lo tanto, el futuro tiende a la customización.
  • La conciencia social y la preocupación por el desarrollo sostenible, harán que el transporte apueste cada vez más por las energías renovables.
  • Por estas mismas causas, los envases en los que se distribuyen los productos tenderán a ser más ecológicos.
  • Igualmente, la fabricación de los productos deberá respetar al máximo la protección medioambiental.
  • En las organizaciones, la aparición de nuevas tecnologías tendrá que incorporarse tanto en los procesos productivos como en las cadenas de abastecimiento. Lo que también implica a trabajadores favorables a los cambios.

¿Te ha parecido interesante este Contenido? ¡Descubre el resto de Women at eCommerce by Correos!

A boton volver correos amarillo