8 Nuevas formas de pago en eCommerce: TPV virtual, contactless o bitcoin

  • Martes, 18 Octubre 2016
1610-not-eco-tpv
El comercio mueve miles de millones de euros al año y hasta no hace mucho, nos enfrentábamos a: ¿en efectivo o con tarjeta?, ¿Puedo pagar con cheque, transferencia o contra-reembolso? ¿Giro postal? ¿Se puede domiciliar? y... poco más.
 
Al igual que el mercado, las formas de pago en el comercio electrónico han ido extendiendo su campo y ya nos podemos encontrar con muchas y muy variadas, siempre manteniendo las tradicionales, que siguen siendo las más utilizadas.

A lo largo del artículo veremos algunas de las nuevas formas de pago en comercio electrónico que se han ido introduciendo en el mercado y que, cada día más, están ganando terreno. La creciente proliferación de los pagos a través de Internet, con todos los dispositivos, y sobre todo del teléfono móvil, está cambiando el mapa del sector. En la mayoría de los casos, son formas válidas tanto para las tiendas físicas como para los comercios online. A los bancos les han salido nuevos competidores: operadoras de telecomunicaciones, fabricantes de móviles, gigantes tecnológicos, start-ups, etc.

Hoy en día, muchos comercios son exclusivamente digitales, otros son físicos, pero tienen también eCommerce y, dentro de no mucho, todos tendrán de una forma u otra presencia digital. Tanto los cobros como los pagos digitales son uno de los aspectos que más se tienen en cuenta, tanto por las personas que quieren montar un eCommerce como por los usuarios que quieren realizar una compra.

Si estás pensando en montar un eCommerce, o ya tienes uno, debes contemplar todas las posibles formas de pago, ya que cuantas más facilidades tengan los usuarios más probabilidades tienes de que realicen la compra.

En Internet nos encontramos con: el TPV virtual, que es la opción más empleada hasta el momento y, de momento, la más rápida y fácil. Tanto con tarjeta de crédito como de débito, el pago es aceptado al instante y se puede procesar el pedido de forma inmediata. Si hablamos de seguridad, es un sistema que protege tanto a consumidores como al propio empresario, ya que los pagos son encriptados y nunca pasan ni se almacenan en la tienda online. Como vamos a ver, han nacido diferentes maneras de usar la tarjeta.

Como sistema novedoso de las tarjetas hay que hablar del contactless, que permiten realizar compras con solo acercar la tarjeta al datafono (TPV de los comercios). La ventaja de la modalidad contactless es que ahorran tiempo y agilizan los pagos convencionales. Para operar con contactless se necesita tecnología NFC, se requieren tarjetas contactless, datáfonos contactless y cajeros contactless.

Como hemos comentado al principio, el sector de los pagos móviles es seguramente el que haya experimentado un mayor crecimiento en los últimos años, tanto en el número de transacciones realizadas como en el de "jugadores" que hay en el mercado. Existen numerosas aplicaciones que facilitan el cobro y otras que facilitan el pago. Entre las que facilitan el cobro nos encontramos, por ejemplo, con SetPay. Para hacer uso de ella, basta con utilizar un lector de tarjetas adicional y la correspondiente App móvil. De esta forma podremos aceptar transacciones estemos donde estemos.

Respecto a las App que facilitan el pago con móvil nos encontramos con mayor variedad de servicios. Desde Square Wallet, que permite a un usuario entrar en un local y, sin ningún tipo de interacción con su móvil, realizar un pago. El cajero identificará al comprador a través de una fotografía y gracias a la integración del software creado por Square con el de dichas tiendas. Hasta las que se basan en sistemas NFC y que permiten que cualquier usuario, con su móvil, pueda realizar pagos con solo acercarlo al TPV.

Tarjetas virtuales. Son como las tarjetas de crédito, pero virtuales -es decir, no son de plástico-. Para utilizarlas es necesario realizar una pre-carga (puede ser a través de la banca virtual, en los cajeros automáticos, en teléfonos de atención al cliente o en las oficinas del banco en concreto). Para utilizarla hay que teclear el número de la tarjeta virtual, la fecha de caducidad y el CVV, como con una tarjeta de débito o crédito física.

La transferencia bancaria y el pago contra reembolso son los sistemas preferidos por aquellas personas que son reacias a introducir sus datos bancarios en Internet. Para el consumidor, los "pros" de la transferencia bancaria es que es una forma fácil y segura de realizar su compra, y los "contra" es que puede tener un recargo porque su banco realice la operación con otros bancos nacionales. Los comerciantes tienen a su favor que no tienen ningún gasto adicional, sin embargo, el proceso puede ser más largo porque hasta que no se reciba la confirmación del ingreso por parte del cliente, el pedido no será procesado ni enviado al usuario. En cuanto a las transferencias, ya han surgido instituciones, como Trustly que las gestionan de forma online y, por lo tanto, sí es necesario introducir datos y códigos de acceso.

Las plataformas, o pasarelas, de pago más conocidas son Paypal, Google Wallet o Paymill. Entre las principales ventajas que nos encontramos son, en el caso del cliente, que solo tendrá que registrar sus datos una sola vez y podrá pagar en la moneda que él maneje (no hace falta que la convierta a la moneda del país en el que compra, en el caso de que lo haga en un mercado diferente al suyo). La peor parte se la lleva el comerciante, ya que las comisiones suelen ser elevadas, aunque, a cambio, se le abren las puertas del mercado internacional.

PayPal, por ejemplo, es considerada como una de las formas más seguras de comprar a través de Internet, entre otras cosas porque no comparte información financiera con el destinatario.

Bitcoin, es un sistema novedoso (desde 2009), que se está implantando de manera suave, pero constante. Bitcoin es una divisa electrónica, que no tiene una autoridad central ni la controla ningún banco. Ya se la conoce como la "moneda digital" y, al igual que cualquier moneda, se puede cambiar por otras divisas y viceversa. Usa tecnología peer-to-peer (entre pares). Es decir, no hay intermediarios, las transacciones se hacen directamente de persona a persona.

Cargo a la factura del móvil. Los operadores móviles, como NTT Docomo y su división europea Cashlog, permiten realizar compras y que nos las cobren en la factura del móvil.

Actualmente, estos son algunas de las formas de pago más populares, aunque existen, posiblemente más de las que imaginemos, otros muchos métodos alternativos.


¿Te ha parecido interesante este Contenido? ¡Descubre el resto de Women at eCommerce by Correos!

A boton volver correos amarillo