Tendencias en el asesoramiento fiscal y la tributación en eCommerce

  • Lunes, 01 Septiembre 2014

1408-wa-asesoramiento-fiscal-y-tributacion-ecommerceEl comercio electrónico ha traído consigo ciertas innovaciones que tienen trascendencia fiscal como son la deslocalización de la actividad económica, la desmaterialización de los bienes y los servicios y la desintermediación. Por ello, las propuestas de fiscalidad de la OCDE y la Unión Europea están guiadas por el principio de evitar otra imposición fiscal, aparte de la propia de cada estado. Es la imposición indirecta, el IVA, la que más se ha visto afectada por el comercio a través de internet.

Fiscalidad

Las diferentes modalidades de comercio electrónico que ya hemos explicado en Womenalia, que pueden tener interés fiscal son Business-To-Business (B2B), Business-To-Consumer (B2C), Consumer-To-Consumer (C2C) y Business-To-Goverment (B2G). Las que generan mayor interés para las autoridades fiscales, ya que son las que cuentan con mayor desarrollo, son B2B y B2C. Dada la naturaleza del eCommerce, (la siguiente infografía te detalla la situación del sector en nuestro país) se trabaja en regulaciones homogéneas y transfonterizas al ser en la práctica imposible trabajar desde una óptica unilateral de cada estado.

Para Eduardo García Espinar, las propuestas y declaraciones de la Organización Mundial del comercio (OMC), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo económico (OCDE) y la Unión Europea van en la línea de evitar otra imposición, que sería la interna a cada país, y la de establecer los principios básicos, neutralidad, eficiencia, seguridad jurídica y sencillez, efectividad y justicia y flexibilidad, que deberían regir la fiscalidad del eCommerce.

La Unión Europea indica específicamente que deben calificarse como prestaciones de servicios las entregas de bienes intangibles de modo online de cara a la imposición sobre el consumo, específicamente el IVA. La venta de los productos tangibles se somete igualmente al IVA.

IVA aplicable al comercio electrónico

El impuesto más afectado por la aparición de internet es el Impuesto sobre el valor añadido, IVA. Respecto a las ventas de productos realizadas a consumidores finales, el tipo de IVA aplicable es el vigente en el lugar donde la empresa esté establecida, independientemente del estado de la Comunidad europea donde resida la persona que compra: IVA prestador. Sin embargo, se aplicará IVA destinatario cuando se hagan por un sujeto pasivo residente en territorio español o en otro estado miembro de la Unión Europea o por un particular que resida en territorio español y el prestador no resida en la Unión Europea. Finalmente, no se aplica el IVA cuando el prestador resida en territorio español de aplicación del impuesto y el destinatario, particular o no, no resida en la Unión Europea.

Otras consideraciones de carácter fiscal

Según el despacho de abogados Garrigues otras consideraciones a tener en cuenta a la hora de tributar haciendo uso del comercio electrónico son, entre otras, la identificación de los verdaderos sujetos que intervienen en las operaciones efectuadas, la localización segura de los operadores y seguimiento de los mismos y de sus operaciones, control de los medios de pago utilizados, realizaciones de autoliquidaciones adaptadas al comercio electrónico y fiabilidad de los sistemas informáticos utilizados.

Información al consumidor

Es el precio final completo del producto o servicio el que debe publicarse en la página web. En él se deben incluir todos los impuestos, gravámenes o tasas que sean aplicables (puedes consultar la nueva ley reguladora del eCommerce), y se debe informar de manera clara cuáles de estos lo son debido al lugar de entrega del producto o servicio o al lugar de residencia del comprador. Asimismo, en el correo electrónico de confirmación del pedido o en la factura debe figurar con claridad el tipo de cuota, impuesto, gravamen o tasa aplicados.1408-wa-asesoramiento-fiscal-y-tributacion-ecommerce-dos

Factura electrónica

Una consideración fiscal de gran importancia es la factura electrónica. En el Real Decreto 1619/2012, se expone que uno de los objetivos perseguidos del Reglamento por el que se regulan las obligaciones de facturación es garantizar la igualdad de trato entre las facturas en papel y las facturas electrónicas. De este modo, y cumpliendo con la directiva europea, la nueva regulación en esta materia sirve como instrumento para reducir costes y hacer más competitivas a las empresas impulsando la facturación electrónica.

En la misma línea que la Directiva 2010/45UE se establece que, las facturas en papel o electrónicas, deben reflejar la realidad de las operaciones que documentan garantizando los sujetos pasivos, esta certidumbre sin que esta exigencia pueda suponer la imposición de nuevas cargas administrativas a los empresarios o profesionales.

Para garantizar la seguridad jurídica de los sujetos pasivos que utilizan el EDI, intercambio electrónico de datos, y la firma electrónica avanzada, este Reglamento reconoce expresamente que dichas tecnologías, que dejan de ser obligatorias, garantizan la autenticidad del origen y la integridad del contenido de las facturas electrónicas.

*La información publicada es meramente informativa y no constituye consejo legal alguno. The Worldgate Group es una empresa de investigación y asesoramiento estratégico y no se hace responsable de la interpretación que se haga de su lectura así como de los efectos o resultados que las personas obtengan de la misma.


¿Te ha parecido interesante este Contenido? ¡Descubre el resto de Women at eCommerce by LetsBonus!

volver inicio