Eunice Hidalgo, Dooflow: "Las NNTT han traído nuevas oportunidades de negocio"

  • Miércoles, 27 Agosto 2014

1404-wa-ecommerce-eunice-hidalgoTodo empezó cuando vio la película "Boomerang; El príncipe de las mujeres" del año 1992. Eddy Murphy es el protagonista y es un alto ejecutivo de una agencia de publicidad norteamericana. Las cosas cambian en la agencia cuando una nueva directora y jefa del alto ejecutivo hace cambiar mucho al protagonista. 

 

WOMENALIA.- Háblanos de tu trayectoria profesional.

EUNICE HIDALGO.- Soy una apasionada de la publicidad desde bien pequeña. Estudié Publicidad y Relaciones Públicas y un máster en creatividad publicitaria. Me inicié como becaria en una agencia de publicidad pequeñita como ejecutiva de cuentas. En 2008 llegué a la Agencia T2O Media como Account Manager en el departamento SEM (Search Engine Marketing). En ella, además de gestionar grandes cuentas como ING Direct España o IKEA Ibérica, entre las más destacadas, me convertí en una profesional del marketing online.

Más tarde, en 2012 en la misma compañía, llevé a cabo en solitario una auditoría interna y plan de acción ad hoc sobre las deficiencias en el Servicio al Cliente. Meses más tarde, el co-founder de la compañía me propuso colaborar en un nuevo proyecto junto a él y tras un año ya inmersa a distintos tiempos en dicho proyecto, conseguí cambiar el rumbo y meter la cabeza en un nuevo ámbito del Marketing online, el Flow Marketing, el Big Data y la publicidad programática, entre otras. Lo que al final me ha llevado a crear mi propia compañía junto a dos socios más a los que admiro profundamente, tanto en lo personal como en lo profesional. Dicha compañía se llama Dooflow.

Ya no es el usuario quien acude a las marcas o empresas, son las marcas quienes acuden a sus usuarios

W.- ¿Cuáles son tus funciones dentro de la empresa?

E.H.- Actualmente, además de encargarme del desarrollo del negocio y la dirección comercial, junto a mis otros dos socios, digamos que mi área de especialización es el departamento de Marketing y el servicio a nuestros clientes. De todas formas, tenemos muy claro, tanto mis socios como yo, que durante unos años seremos socios "orquesta", nos tocará hacer de todo lo cual me apasiona. Desde el año 2008 estoy inmersa en el mundo online trabajando para empresas que venden sus productos y servicios vía internet, ayudándoles a vender más y mejor siendo más eficaces, eficientes, interesantes y relevantes para sus usuarios o posibles clientes.

W.- ¿Qué planes de futuro auguras al sector del ecommerce?

E.H.- Pues como decía, internet y las nuevas tecnologías han revolucionado el marco socio-económico y ha traído consigo nuevas oportunidades de negocio, nuevos formatos de comunicación pero sobre todo nuevos hábitos y nuevos usuarios. Eso es Flow Marketing, nuestra filosofía, el nuevo usuario o consumidor online como núcleo de todo. Ya no es el usuario quien acude a las marcas o empresas, son las marcas quienes acuden a sus usuarios y eso me resulta fabuloso como profesional del sector y como usuaria online. Esto no ha hecho más que empezar.

W.- ¿Cómo concilias tu vida profesional y personal en tu día a día?

E.H.- Pues resulta difícil pero como siempre, podemos con todo. Aún no soy madre y quiero serlo algún día así que no me puedo relajar mucho que el reloj biológico manda. Aunque sí que es cierto que mi pareja tiene una niña a la que adoro y con la que compartimos la mitad de nuestro tiempo y bueno, entre todos intentamos conciliar la vida familiar y profesional pero tal y como está la vida actual y la situación económica que afecta a las empresas y empresarios es todo muy complicado.

Con 30 años puedo decir que he logrado algunos de mis objetivos personales y profesionales más importantes

Como empresaria que ya soy, aún no me lo creo, sí que me gustaría apostar por un cambio a mejor. Tanto si se es padre, madre, padre soltero, madre soltera o lo que yo digo siempre "una modern family" como la serie de TV, todos tenemos la necesidad de trabajar y unas obligaciones pero también el derecho a disfrutar. Hay tiempo para todo y en nuestra empresa apostamos por el compromiso de nuestros empleados pero también por la flexibilidad (sea horaria, teletrabajo u otras opciones que las tecnologías nos permiten). Si generamos confianza recogeremos compromiso.

W.- ¿Crees que has tenido algún obstáculo a lo largo de tu trayectoria profesional por el hecho de ser mujer?

E.H.- Sí, aunque en pocas ocasiones afortunadamente, pero sigue siendo algo habitual. Si no te pasa a ti al final le pasa a tu hermana, a tu madre o a una amiga. La verdad es que el espejo en el que me miro es "mi madre", la admiro muchísimo por lo que ha luchado siempre por su posición profesional y se ha ganado el respeto de los hombres que la rodeaban. Siempre llegaba a casa tarde, cansada y supongo que triste por ya pillarnos dormidas a mi hermana o a mí, pero ella siempre sacaba una sonrisa para nosotras.

W.- ¿Crees que hacen falta más facilidades o ayudas para que la mujer alcance puestos directivos?

E.H.- Sí, rotundamente. Cuando trabajas para clientes como ING Direct donde la directora general antes era Carina Szpilka, una mujer admirable de los pies a la cabeza y ahora lo es Almudena Román, la anterior directora de marketing, otra mujer ejemplar en la motivación y el trabajo en equipo, te das cuenta de que "podemos" y que efectivamente, tenemos mucho que hacer. Y como ellas hay muchísimos ejemplos más que se merecen mi respeto. Pero también la sociedad y las empresas nos tienen que poner una escalera más corta y sin pichos.

W.- ¿Cómo ves a la líder del futuro?

E.H.- Pues me encantaría una Presidenta de Gobierno en España, una Dama de Hierro pero en versión española. Si Reino Unido la tuvo con la Primera Ministra, Margaret Tatcher, si Estados Unidos consiguió tener un presidente afroamericano y Alemania ya tiene otra dama en versión alemana... ¿Por qué no podemos ser nosotros, los españoles, otro ejemplo más? Necesitamos cambiar el rumbo político y con una mujer democrática (no soy ni de izquierdas ni de derechas para mí democrático es democrático) estoy segura de que alcanzaríamos niveles muy positivos. Suena a utópico pero es algo que realmente me encantaría.

W.- ¿Cuáles son tus próximos retos?

E.H.- Hacer de nuestra empresa una empresa en la que los empleados estén felices y comprometidos y vayan con una sonrisa a trabajar, que nuestros clientes nos vean como partners o compañeros de viaje y no como simples consultores y, por supuesto, que nos mantengamos durante mucho tiempo en el mercado por hacer las cosas bien o intentarlo, al menos, cada día.


¿Te ha parecido interesante este Contenido? ¡Descubre el resto de Women at eCommerce by LetsBonus!

volver inicio