Claves para gestionar tu herencia

Jueves, 19 Abril 2018

AXA-claves-getsionar-herencia-sinlogo

Son muchas las personas que se preocupan en diferentes momentos de su vida sobre las fórmulas más ventajosas para que sus seres queridos se repartan su patrimonio cuando ya no estén y casi todas desconocen los mecanismos con los que cuentan para decidir cómo gestionar la herencia que dejarán a sus seres queridos. Si esta idea te está rondando la cabeza, aquí cuentas con algunos conceptos básicos a título informativo, aunque lo más recomendable en temas jurídicos y de gestión patrimonial es que te asesores con expertos financieros que te informarán de forma personalizada sobre tu caso particular. Estas son algunas respuestas a las preguntas más frecuentes:

¿Cómo se dividirá mi herencia? Seguro que has escuchado hablar de "la legítima". Así es como se denomina al tercio de tu patrimonio que corresponde por derecho a tus herederos forzosos. Aquí se incluyen a los hijos y descendientes y, en caso de no haberlos, los padres y ascendientes. En tercer lugar, se incluye al viudo o viuda, a falta de los anteriores. Todos tus hijos heredarán en las mismas condiciones, independientemente de si los has tenido sin haberte casado o en matrimonios distintos. También dispones de un tercio de mejora, que puedes adjudicar a uno o varios de tus herederos forzosos. El último tercio es de libre disposición, que puedes designar según tu voluntad.

Publicidad


¿Qué diferencia hay entre la separación de bienes y las capitulaciones? La separación de bienes es un régimen económico que se aplica a la relación matrimonial y que pueden elegir los cónyuges antes o durante el matrimonio. Con este sistema, los patrimonios o deudas de ambos miembros de la pareja quedan separados. Las capitulaciones matrimoniales son el documento privado que debe validarse ante Notario y con el que se materializa el régimen de separación de bienes. A pesar de ello, si uno de los cónyuges fallece, rige la legítima viudal, un derecho que se concede con carácter recíproco a ambos miembros de la pareja, independientemente del régimen económico del matrimonio. A través de un testamento puedes facilitar a tu cónyuge el usufructo vitalicio de toda tu herencia, dejando a tus hijos la nuda propiedad, es decir, que no podrán disponer de su parte de herencia mientras viva el padre o madre que sobrevive.


¿Para qué me sirve el testamento? Es un documento privado donde declaras tu última voluntad y te permite decidir expresamente dónde deseas que vayan tus bienes cuando fallezcas. Su coste no suele superar los 50 euros y es muy recomendable porque agiliza y aclara los aspectos de la herencia. Puedes hacer un testamento para designar quién quieres que administre el patrimonio que dejes a tus hijos menores de edad e incluso designar tutores para los mismos en caso de que los dos progenitores fallezcan, por ejemplo. También es útil en casos de matrimonios sin hijos, con el objetivo de mejorar la herencia del cónyuge que sobreviva y que no pase todo directamente a los progenitores.
Lo mismo ocurre en caso de casarte en segundas nupcias, para proteger la herencia de tu actual pareja. Puedes cambiarlo todas las veces que desees, pero solo el último tendrá validez.

¿Hay algún producto de ahorro que indemnice a mis herederos? Los Unit Linked pueden ser una alternativa interesante porque, además de invertir tu dinero en varias carteras con distinto riesgo, incluyen un seguro de vida. Es decir, ofrecen una indemnización adicional en caso de fallecimiento y tú tendrás plena libertad para elegir a quién se la dejas. Si lo deseas, también podrás diferir el cobro de la indemnización por parte de herederos que designes, por ejemplo, si tienes hijos muy jóvenes y prefieres que lo cobren cuando cumplan 30 años. En este caso, el pago del Impuesto de Sucesiones también se diferirá.


¿Puedo dejar en herencia mi plan de pensiones? Los planes de pensiones tampoco forman parte de la herencia misma y también te ofrecen la posibilidad de designar el beneficiario en el contrato o en tu testamento. Tiene una consideración muy similar a la de un seguro de vida y aunque habría que abonar el Impuesto de Sucesiones, cuenta con un régimen fiscal propio e independiente del de la herencia.
La información que te acabamos de ofrecer es solo una pincelada muy básica sobre cómo gestionar tu patrimonio y tus ahorros pensando en tus herederos. Pero para dejar todo bien atado según tu última voluntad es mejor que recurras a profesionales que te den información totalmente adaptada a tus circunstancias. Ellos serán quienes más te ayudarán a dejar todo en manos de quienes tú deseas.

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí