Consejos para invertir y desgravar en la Renta 2017

Lunes, 02 Abril 2018

AXA-renta-2017-tips

Se acerca el momento de presentar la declaración de la Renta 2017 y, ya de cara al próximo año, es muy probable que te preguntes en qué productos puedes confiar tu dinero para aprovechar mejor las ventajas fiscales. Y es que elegir herramientas de ahorro considerando la fiscalidad de los productos es una buena estrategia de planificación financiera porque existen productos que cuentan con incentivos al ahorro que se traducen en desgravaciones o bonificaciones que pueden mejorar nuestra eficiencia fiscal.

A continuación, encontrarás una lista de productos de ahorro a medio o largo plazo con sus características y las desgravaciones que podrás aprovechar de cara a tu próxima declaración de la Renta:

PIAS. El Plan Individual de Ahorro Sistemático (PIAS) es un producto de ahorro que te ofrece un tratamiento fiscal ventajoso en el momento de recuperar el patrimonio acumulado y siempre que lo cobres en forma de renta vitalicia garantizada (es decir, un dinero que cobrarás de manera periódica de por vida). Si es así, todos los rendimientos que hayas obtenido durante el periodo de duración del ahorro estarán libres de impuestos, disfrutando sin embargo de la fiscalidad atractiva que se aplica a las rentas vitalicias. Eso sí, para obtener esas ventajas fiscales, deberás mantener el ahorro durante un mínimo de 5 años a contar desde la primera aportación. En el caso del PIAS, el límite de las aportaciones es de 8.000 euros anuales, no pudiendo sobrepasar el tope de 240.000 euros en total de aportaciones

SIALP. A este producto también se le conoce como Planes de Ahorro 5 y sus siglas significan Seguros Individuales de Ahorro a Largo Plazo. Con ellos, podrás realizar aportaciones, hasta un máximo de 5.000 € anuales por persona, con el 85% del capital garantizado a vencimiento. Para poder disfrutar de la exención de tributación de los rendimientos obtenidos deberás mantener el contrato al menos 5 años. No obstante, si no necesitas de tus ahorros podrás mantenerlos sin límite puedes disponer de ellos en cualquier momento a valor de mercado.

Publicidad

PLAN DE PENSIONES. Es uno de los productos de ahorro dotado con los beneficios fiscales más atractivos y es la modalidad más conocida cuando se trata de ahorrar para la jubilación. Los Planes de Pensiones se caracterizan por su flexibilidad a la hora de realizar aportaciones, además, el dinero aportado en el plan de pensiones se puede deducir en la declaración del IRPF con un límite de aportación anual de 8.000 euros, es decir, si la base imponible llega a los 24.000 euros y hemos aportado a lo largo del año 3.000 euros, la base imponible queda automáticamente en 21.000 euros.

Los planes de pensiones son ideales para el ahorro finalista -es decir, para la jubilación- ya que salvo ciertos supuestos s como el paro de larga duración o una enfermedad grave en los que se pueden rescatar antes, carecen de liquidez, a diferencia de los PIAS o SIALP que gozan de ella. En el año 2015, el Gobierno ha aprobado la posibilidad de rescatarlo al cabo de 10 años, por lo que a partir de 2025 podremos disponer de todas la aportaciones que tengan al menos 10 años de antigüedad. La forma de cobro llegado el momento de la jubilación determinara una fiscalidad más o menos óptima.

Como ves, puedes poner tus ahorros a trabajar y, a la vez, obtener importantes ventajas fiscales. Tú decides cuál de estos productos se adapta mejor a tu perfil. Lo importante es contar con información detallada y acudir a un asesor profesional si tienes dudas sobre cuál de todos estos productos se adapta mejor a tus circunstancias personales y a tu situación financiera.

 

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí