5 trucos para ahorrar cada mes: ¡toma nota!

Lunes, 19 Febrero 2018

Trucos para ahorrar cada mes

Como ya hemos visto en entradas anteriores, contar con una buena planificación financiera es clave para mejorar tu nivel de ahorro, pero también necesitas algo más: ser constante y disciplinada. De esta manera, recortar gastos superfluos, prescindir de servicios que no necesitas, buscar nuevas fuentes de ingresos y adquirir una cultura del ahorro son solo una parte de tu estrategia, porque una vez que cuentes con un capital ahorrado, será el momento de decidir qué hacer con el dinero que has logrado acumular con tanto esfuerzo para obtener un rendimiento óptimo. Para ello, a continuación te proponemos algunos trucos para lograr ahorrar e invertir a largo plazo y que así tu dinero crezca mes a mes:

1. Ahorra a principios de mes
Si algo tenemos claro es que ahorrar es difícil. Por ello, la mayoría de los expertos dudan que la estrategia más eficaz sea destinar a la "hucha" el dinero que te sobre a final de mes, si es que te sobra algo. Lo más recomendable es que a principios de mes – o cuando recibas tu sueldo- retires directamente la cantidad de dinero que te has propuesto dedicar a ahorros para que, a partir de ese momento, adaptes tu presupuesto a los recursos reales de los que dispondrás. De este modo, te asegurarás de cumplir con tu objetivo de ahorro, priorizando esta partida por encima de los gastos habituales.

Publicidad

2. Invierte en productos que te ayuden a ahorrar
Ser constante y ahorrar "como una hormiga", mes a mes, con disciplina es uno de los métodos más eficaces. Para cumplir con este hábito de forma continua y sin fallar, puedes contratar productos con los que te comprometas a ingresar una determinada cantidad de dinero mensual.

En el mercado existen varias opciones, como los Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS). Este instrumento te permitirá realizar aportaciones periódicas -aunque también admite aportaciones únicas- además, para obtener una mejor rentabilidad y poder beneficiarte de ventajas fiscales, es recomendable mantener este producto al menos cinco años. Es una alternativa interesante de ahorro a largo plazo porque te permite cobrar lo ahorrado y las rentabilidades en forma de renta vitalicia. De esta manera, podrás aprovechar las ventajas fiscales que tiene este producto. También puedes solicitar asesoramiento específico sobre otros productos de ahorro e inversión que se adapten mejor a tu situación financiera.

3. No gastes los ingresos extra
Si realizas un trabajo extraordinario por el que percibes un salario adicional o si hay un mes en que recibes la paga extra o un bono por tu desempeño, plantéate seriamente destinar esos ingresos a incrementar tus ahorros. La tentación de darte un capricho puede ser muy alta, pero no olvides que es clave que intentes respetar al máximo posible tu presupuesto habitual si quieres cumplir tus metas, ya que estos ingresos extra pueden transformarse en un verdadero impulso para tus ahorros.

4. Abona tus deudas poco a poco para seguir ahorrando
Si tienes pagos pendientes, es posible que pienses que lo más inteligente sea destinar tus ahorros a cancelar deudas y liberarte de ellas. Esta decisión puede ser conveniente cuando los tipos de interés sean tan elevados que pongan en riesgo tu estabilidad económica. Pero cuando no es así, puede resultar más interesante seguir pagando a plazos dichas deudas y seguir destinando fondos para el ahorro cada mes.

5. Cambia tus hábitos de consumo y recorta gastos
Si quieres ahorrar, quizás tengas que cambiar parte de tu rutina centrándote siempre en tus objetivos y haciendo algunos esfuerzos adicionales para lograr acumular los recursos necesarios que te permitan contar con un "colchón" para afrontar con buen pie ciertas situaciones de gastos imprevistos, dar una señal para la compra de un piso o un coche, por ejemplo, o bien para mejorar tu renta cuando llegue el momento de jubilarte.

La reducción de gastos es una de las fórmulas con las que obtendrás resultados más inmediatos pero requiere de un cambio de mentalidad y de hábitos. Limita tus salidas nocturnas y recorta parte de la partida destinada a ocio, ahorra en tus vacaciones y, en lugar de renovar el armario cada temporada, compra solo prendas que realmente necesites. En definitiva, céntrate en los gastos que sean de primera necesidad.

 

 

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí