Referentes

Viernes, 15 Febrero 2019

0219-hew-referentes

El pasado noviembre, el Gobierno creaba mediante Real Decreto el Observatorio Mujeres, Ciencia e Innovación. Este Observatorio, que ha echado a andar de forma efectiva en enero, tiene como misión realizar un diagnóstico fiable sobre los avances en la igualdad entre mujeres y hombres en el ámbito de la ciencia e innovación tecnológica; evaluar las políticas planeadas con este fin y disponer de información para adoptar medidas dirigidas a combatir cualquier discriminación de género, garantizar la igualdad de oportunidades y aumentar la presencia de la mujer en todos los ámbitos de la vida científica, tecnológica y universitaria.

Resulta incuestionable la importancia que para cualquiera de nosotros tiene la existencia de referentes previos en nuestros ámbitos de interés: tanto como fuentes de conocimiento e inspiración, como a la hora de generar y alimentar dicho interés en primer lugar. Las mujeres, al igual que otros colectivos históricamente excluidos de las áreas más relevantes del progreso y de la sociedad, hemos carecido de dichos referentes en casi todos los ámbitos hasta hace relativamente poco. Incluso hoy, en nuestras mentes, aún recurrimos una y otra vez a las mismas figuras pioneras de la ciencia, el arte, la política; aunque tenemos cada vez más claro que podemos hacer lo que queramos, y que se nos debe permitir en igualdad de condiciones, todavía carecemos de un catálogo de ejemplos lo bastante amplio del que nutrirnos.

Publicidad

A continuación comparto algunas ideas en torno a la importancia de visibilizar estos referentes femeninos en el ámbito científico y, en general, en todas las áreas:

Empezar desde niñas

La educación es clave. Hay un dato aterrador: ya a los seis años, las niñas consideran que los niños son más inteligentes y están más capacitados que ellas para desempeñar profesiones científicas y tecnológicas.

Resulta esencial que las niñas empiecen a conocer y admirar a esas grandes mujeres de la historia, así como a mujeres actuales que tienen éxito en sus profesiones, a una edad muy temprana.

Creer que es posible

Para que las niñas se vean capaces de alcanzar el éxito en estas profesiones es importante que sientan que no tienen que ser heroínas. Las pioneras, las que rompieron con el orden establecido y se enfrentaron a prejuicios y estereotipos (así como a todo tipo de barreras prácticas) ciertamente lo fueron. Sin embargo, con toda su fuerza inspiradora, estas grandes figuras podrían situar el listón demasiado alto, algo que también desanima: no todo el mundo (mujer u hombre) puede ser Marie Curie. Por eso creo que es básico el papel que juegan esos modelos actuales, más cercanos, realistas y accesibles: mujeres con puestos de liderazgo en compañías tecnológicas, científicas y de investigación.

Estas mujeres escriben libros, dan entrevistas y conferencias; con ellas se pueden celebrar encuentros y mesas redondas (por ejemplo, en institutos y universidades) con un elevadísimo poder movilizador.

En todas las capas

Estos referentes femeninos deben acompañar todas y cada una de las etapas del desarrollo educativo y profesional de la mujer: hogar, escuela, universidad, investigación, puestos de responsabilidad, emprendimiento... De esta forma se multiplican las posibilidades de que las mujeres que se sienten atraídas por estas profesiones efectivamente las elijan.

Lo ficticio también es real.

Desde mi punto de vista, el mundo de la ficción tiene mucho que aportar en cuanto a la presencia de esta clase de referentes para la mujer. La fuerza inspiradora que ejerce sobre nosotras el hecho de ver mujeres desempeñando carreras científicas, de investigación, tecnológicas, con posiciones de liderazgo, dentro de obras de ficción (series de televisión, películas, novelas...) no es desdeñable, y me consta que puede llegar a ser tan poderosa como la de cualquier modelo real.

Romper estereotipos.

La mera presencia y visibilidad de la mujer en estas profesiones es, por sí misma, un arma eficaz contra los estereotipos, lo cual no sólo es beneficioso a la hora de animar e impulsar a las mujeres a elegir carreras científicas, sino que tiene un alcance mucho más amplio. Cuando se les pregunta a las niñas y mujeres jóvenes quiénes son sus modelos, mencionan figuras masculinas y femeninas más o menos al cincuenta por ciento. Esta misma cuestión planteada a los chicos da como resultado un cien por cien de referentes masculinos. En la medida en que haya más mujeres en estas profesiones, y que éstas sean más visibles, cabe esperar que ellos empiecen también a incluir gradualmente figuras femeninas en sus listas de modelos a seguir.

Hay muchos otros elementos que afectan al grado en que las mujeres se incorporan a carreras científicas, así como a su progreso en ellas. El apoyo a todos los niveles es clave, porque los obstáculos que ellas van a encontrar son mayores; factores como la falta de respaldo en el entorno familiar, la actitud condescendiente de los colegas masculinos en el entorno laboral, o las dificultades en la conciliación entre vida profesional y personal (por ejemplo, en trabajos de investigación), siguen tristemente presentes. Tampoco son la ciencia y la tecnología las únicas áreas donde los modelos femeninos escasean. ¿Cuántas mujeres con posiciones de relevancia o liderazgo conocemos en el ámbito religioso, en filosofía, en ensayo, en historia...?

En este contexto, los referentes femeninos, la presencia, visibilidad y experiencia de las mujeres que ya están donde muchas aspiran a llegar, proporcionan una fuerza y una inspiración absolutamente indispensables para que esas nuevas vocaciones no desfallezcan por el camino; y para que todas las mujeres, sean cuales sean nuestros intereses, sigamos creyendo que nosotras también podemos.

 

maria-traver-andujarPor María Traver, Senior Researcher en TNS
Linkedin: María Tráver
 

Publicidad
2 Comentarios
  • Montse Casasempere Ruiz
    ¡Fantástico, Rosario! Es realmente importante que se apoyen en ejemplos para convencerse de que realmente, si quieren, pueden llegar hasta donde se propongan dejando atrás miedos, prejuicios y estereotipos.
    Miércoles, Feb 20 2019 11:57:42am
  • rosario villegas sanchez
    Estoy totalmente de acuerdo con lo que recoge el artículo. Desde las Escuelas de Ingeniería (en mi caso la ETSI de Sevilla) estamos intentando presentar esos referentes reales a alumn@s de Secundaria, para conseguir aumentar la presencia femenina en nuestros centros. Hay que empezar por la base.
    Lunes, Feb 18 2019 9:59:42am
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí