Créditos rápidos para profesionales

Jueves, 22 Noviembre 2018

hew-vias-financiacion-autonomos

El sector de los autónomos ha sido uno de los más difíciles a la hora de encontrar financiación. La propia naturaleza del perfil de autónomo: emprendedor, sin respaldo de una empresa, unidos al del habitual tipo de trabajo: de ingresos fluctuantes y muchos riesgos, ha sido tradicionalmente una barrera para que las entidades bancarias concedan préstamos y otros apoyos financieros. Reconozcamos que a los bancos lo que les gusta es que les presentes una nómina, y la domiciliación de la misma otorga habitualmente diversos beneficios en nuestra relación con la entidad. Existe una opción alternativa que son los créditos rápidos para autónomos. Vamos a revisar algunos elementos importantes sobre ese tema.

Importancia de la financiación en la puesta en marcha de nuevos proyectos y negocios

Este es un elemento clave que se repasa con regularidad en los manuales sobre la gestión de nuevos proyectos: la financiación. Muchos emprendedores piensan que lo más importante es tener un buen producto que ofrecer al mundo, y que una vez conseguido esto todos los potenciales clientes llamarán corriendo a sus puertas, o a su departamento de ventas, para obtener sus productos y servicios. La realidad es bien distinta, y además de ser necesario un buen proyecto de viabilidad, la parte de la financiación juega un papel fundamental. Empezar con poco capital obliga al autónomo a estar siempre al límite de sus capacidades con importantes períodos de falta de liquidez que afectan profundamente al desarrollo del proyecto.
La solución es obtener financiación externa, pero esta puede ser difícil de obtener o peor aún, convertirse en una losa financiera cuyos plazos e intereses sofoquen los esfuerzos y la ilusión del emprendedor.

Vías de financiación para autónomos

Publicidad

Existen diversas vías de financiación para los autónomos que deben de ser sopesadas cuidadosamente antes de tomar una decisión para adoptar la más conveniente en función de las necesidades que se pretendan cubrir.

Apoyo financiero de familiares y amigos

Cuando nuestro presupuesto no alcanza para poner en marcha nuestra idea de negocio es habitual recurrir al apoyo económico de nuestros familiares e incluso de los amigos cercanos. Es una opción excelente a nivel económico: los requisitos y las garantías suelen ser nulos y en la mayoría de los casos no se cobran intereses. El inconveniente es que esto no siempre es posible, dependiendo de la solvencia económica de los conocidos y de la envergadura del negocio que pensemos crear, y además no da una imagen muy profesional.

Crédito bancario tradicional

La siguiente opción en la lista es, lógicamente, acudir a un banco a pedir un préstamo. Aquí también nos encontraremos con dificultades. El banco quiere ingresos regulares, seguridad, estabilidad y garantías, y eso es justamente lo que un autónomo no suele tener.

Préstamos rápidos pensados para autónomos

Existe otra opción, y esta es la de pedir un crédito rápido de estos que están tan de moda. Antes de decidir si estos préstamos son convenientes tenemos que saber las características de los mismos. Por regla general son entregas de dinero por un importe reducido con un plazo de devolución muy corto y por tanto con un alto tipo de interés, pero no todos son iguales. Veamos unos ejemplos:

  • Cofidis. Con esta entidad el importe que se puede obtener varía entre 500 y 4.000 euros y el plazo aumenta desde 13 a 41 meses. Y el tipo de interés también varía significativamente con el plazo. Así un préstamo de 4.000 euros a 13 meses tendría un coste de 486,76 euros. Es decir, comparándolo con el anterior, pasamos de un mes a 13, multiplicamos la cantidad obtenida por cuatro y aumentamos el coste muy poco, 156,76 euros exactamente. La tasa anual equivalente (TAE) quedaría fijada en un 24,51%.
  • Préstamo CETELEM. Si lo que quieres es plantear un negocio de envergadura con una inversión importante, Cetelem puede concederte hasta 60.000 euros de préstamo. El plazo de devolución podría ser hasta 96 meses y la operación tendría un coste total de 18.386,88 euros. Eso implica mensualidades de 816 euros y un TAE mucho más ajustado de un 7,18%. El préstamo no tiene comisiones y no es necesario cambiar de banco ni contratar otro producto.

Rapidez en la gestión del préstamo y en la obtención del dinero

En algunos casos puede ser un elemento determinante. Los préstamos de cuantía más reducida 300-1.000 euros se conceden habitualmente con gran rapidez y el ingreso del dinero se puede obtener, dependiendo de la entidad bancaria con la que se trabaja en pocas horas o en dos días. En los préstamos de mayor cuantía se suele tener que adjuntar una serie de documentación lo que puede añadir algo de engorro al trámite, pero una vez concedido el plazo suele ser de 2 días.

Cuál es la financiación más conveniente

Hay que elegir la financiación más adecuada en cada circunstancia. Los créditos rápidos pueden ser usados por los autónomos para una situación puntual, para cubrir una falta de liquidez ya sea para realizar un pago de un impuesto que vence en pocos días o realizar una compra pequeña, pero urgente. El interés es más alto, pero se sobrentiende que en ese caso la urgencia es lo más importante y no cumplir esa tarea puede resultar mucho más caro. No obstante, no son un sistema al que se debe acudir habitualmente para obtener dinero .Para situaciones de financiación a largo plazo es más rentable revisar préstamos de mayor cuantía y un plazo de devolución más largo que no sofoquen los pequeños brotes de ganacias que se suelen dar inicialmente.

 

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí