Si quieres tener éxito en un negocio, mantén felices a tus empleados

Viernes, 18 Diciembre 2015

Página 2 de 4


Empresas como Apple, Google o Yahoo poco a poco han ido extendiendo al resto del mundo la siguiente concepción empresarial: la idea de que el trabajador satisfecho rinde mucho más. Y es que trabajar en una empresa donde todo son beneficios ¿A quién le incomodaría?

1407-wnews-felicidad-laboralNo sólo las empresas del Silicon Valley están calando con este mensaje sino que en España son cada vez más las compañías que consideran que crear un entorno laboral agradable y con miras hacia el trabajador en todo momento, hecho que mejora la productividad de los empleados y el salario, es una ecuación que asegura el éxito profesional que todos buscan. Y es que en España son miles ya los empleados que tienen la suerte de contar con sus empresas para solucionarle problemas que le preocupan no sólo a él sino también a sus familiares más cercanos.

Publicidad

De esto saben mucho los expertos del Consejo Internacional de Womenalia, que nos dan las claves para que el éxito sea directamente proporcional a la felicidad del empleado. "Hay una relación directa entre satisfacción y rendimiento. Cuando una persona se siente útil y valiosa por el trabajo y el rol que desempeña en la empresa, estará dispuesta a implicarse más y a trabajar con más calidad", asegura Javier Carril, autor del libro El hombre que se atrevió a soñar. Es importante que las compañías creen un entorno laboral agradable para una mayor productividad ¿Pero cómo se consigue? Para Carril, se logra con una visión y objetivos claros y con una comunicación transparente y exhaustiva de las decisiones empresariales y sus motivos, con políticas de reconocimiento más allá del salario, y dando autonomía y poder de decisión a todas las personas de la empresa.

"La empresa debe crear un entorno de colaboración, de responsabilidad, de autonomía y de reconocimiento constante. Se trata de crear una auténtica cultura empresarial que cultive estos valores. La felicidad de un empleado se logra cuando se siente importante, valioso y útil, dentro de la estructura y organización de la empresa. Se trata de crear pequeños líderes en todos los niveles de la organización, personas con un alto nivel de autonomía, autorresponsables y comprometidos", advierte Carril.

Para Pilar Pérez, CEO de Aisber Consulting, "la satisfacción laboral depende del grado de coincidencia entre lo que una persona quiere y busca en su trabajo y lo que éste le reporta". En este sentido, a mayor distancia entre lo deseado y lo encontrado, menor satisfacción. Esta distancia puede producirse tanto por aspectos intrapersonales (necesidades físicas o psicológicas, valores personales, expectativas) o interpersonales (situación social, comparación laboral etc) de ahí la complejidad del concepto.

Aunque parece obvio que una persona "contenta" rinde más en su trabajo, Pilar no conoce una teoría o estudio empírico que avale todos los factores que componen este concepto tan complejo que es la satisfacción laboral sino que sería una combinación de las numerosas teorías sobre la motivación y satisfacción laboral. Estas son algunas de las más interesantes:

• TEORÍA DE LA SATIFACCIÓN LABORAL DE HERZBERG
La primera teoría de la satisfacción laboral es la de Frederick Herzberg, la «Teoría de los Dos Factores», que ha estimulado gran expectativa y que supone que la satisfacción o insatisfacción del individuo en el trabajo es producto de la relación con su empleo y sus actitudes frente al mismo. Propone dos clases de factores: intrínsicos o motivadores a la satisfacción como la realización, reconocimiento, la promoción, la responsabilidad y otros los factores extrínsicos o higiénicos que sin ellos se provoca insatisfacción (pero no por ello, satisfacción) como las políticas de empresa, el sueldo, las relaciones interpersonales, la supervisión o las condiciones de trabajo.

• TEORÍA DE LAS NECESIDADES DE McCLELLAND
David McClelland y sus colaboradores se preguntaron ¿porqué tiene más éxito los Estados Unidos que, otros países?. A partir de ahí realizaron investigaciones para crear la teoría sobre tres necesidades que actúan como fuerzas impulsoras: la necesidad de Logro, la necesidad de Afiliación y la necesidad de Poder. Todos los individuos las tenemos, unas con mayor intensidad que otras y que son variables, incidiendo en la productividad organizacional, pues son variables que afectan a la calidad del trabajo, a los resultados obtenidos y al aporte del individuo en su puesto de trabajo.

Publicidad
1 Comentarios
  • Evelyn Viera
    Hola¡¡¡ Felicidades por el artículo estoy completamente de acuerdo contigo muchas empresas les falta corregir muchos puntos como los expuestos para conseguir tener contentos a los trabajadores. No cabe duda que un trabajador motivado, que se le valora, que se le felicita cuando hace un buen trabajo, que se le gratifica por su potencial y esfuerzo dará cada vez más porque estará completamente volcado en la empresa y el mismo se sentirá realizado de conseguir cada vez más ser mejor.
    Miércoles, Jul 29 2015 9:49:47pm
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí