Hacia una cultura empresarial que cuenta con la mujer

Lunes, 30 Septiembre 2013

19-wn-escuelas-infantiles-a-fondo

El sector privado desempeña un papel muy relevante, junto a las administraciones públicas, en el reto de la conciliación en España. Un reto que, en ocasiones, se antoja utópico, pero que en realidad no es tan difícil de lograr si instituciones públicas y privadas aúnan esfuerzos en la causa pendiente que más afecta en su día a día a la mujer profesional.

Según el último estudio del Instituto Internacional de Estudio sobre la Familia The Family Watch, solo el 15% de los trabajadores españoles se encuentra plenamente satisfecho porque ha logrado un equilibrio entre su vida personal y laboral. Los datos son desalentadores, pero lo cierto es que el avance se está produciendo, aunque muy lentamente.

En estos momentos, las empresas españolas empiezan a tomar conciencia de la importancia de asumir su Responsabilidad Social Empresarial (RSE) e, incluso, aspirar a un paso más, hacia la Responsabilidad Familiar Corporativa, un término más profundo que el de conciliación y que supone un cambio en el corazón de las empresa para pensar, no solo en el bienestar de los empleados, sino también en el de sus familias y en los beneficios sociales de esta.

Entre las medidas más valoradas por la mujer profesional se encuentran las escuelas infantiles y las salas de lactancia en los centros de trabajo. El Banco Santander es un ejemplo de empresa que asume su responsabilidad familiar. La Ciudad Financiera del Banco Santander, ubicada en Boadilla del Monte, está pensada para ofrecer facilidades a los casi 7.000 trabajadores que acceden a servicios tan dispares como un club deportivo, servicio de transporte, plazas de parking gratuitas, supermercado, restaurantes, peluquería y tiendas de todo tipo. Entre estos servicios se encuentra la guardería más grande del mundo, con capacidad para 400 niños y que está subvencionada en un 50 % por la empresa.

El Banco Santander cuenta con la guardería más grande del mundo

La guardería está gestionada por Grupo WorkandLife, que se encarga también de los centros infantiles del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, varios hospitales públicos de la Comunidad de Madrid, El Congreso de los Diputados y la CMT. Claudia Caso, directora socia de WorkandLife, cuenta sus inicios: "Sufrí los problemas de querer ser madre sin dejar de trabajar. Una compañera y yo planteamos en la empresa en la que trabajábamos la posibilidad de habilitar una habitación sin usar para crear una guardería. A nuestro jefe le gustó la idea, pero no se pudo llevar a cabo porque en España no había ninguna empresa que gestionara este servicio". En ese momento, vieron la necesidad de crear una empresa y nos les ha ido nada mal: "Hemos tenido muy buena acogida y lo cierto es que cada vez es mejor. En los 11 años que llevamos, las empresas han madurado mucho, aquellas que lo veían en un principio como algo de ciencia ficción nos llaman ahora para instalar una guardería en sus oficinas".

Uno de los problemas más habituales para la mujer profesional llega al terminar su baja maternal. La incorporación al trabajo nunca es fácil para una madre y, en ocasiones, aflora el sentimiento de culpa. El proyecto de Philips Avent 'Empresas Amigas de la Lactancia Materna' pretende facilitar este paso a las madres, instalando una sala de lactancia en todas sus oficinas de Madrid. Esta medida fue impulsada por el Grupo de Trabajo español de la Iniciativa Mundial para la Lactancia Materna que, el pasado 1 de julio, anunció la creación de una Red de Empresas Amigas de la Lactancia Materna, tras de las conclusiones del 'Estudio Hábitos de Lactancia en España', que apuntaba que el principal obstáculo para dar el pecho es el regreso a la actividad laboral.

Uno de los problemas más habituales para la mujer profesional llega al terminar su baja por maternidad

Publicidad

Otras medidas menos tangibles, pero igual de importantes tienen que ver con las facilidades de la empresa para la flexibilidad laboral y el teletrabajo. Novartis Farmacéutica, empresa premiada por el Instituto Great Place to Work con la primera posición en la categoría de Empresas de más de 1.000 empleados en la lista Best Workplaces 2012, es un ejemplo. El objetivo, según Alfonso Casero, director de Recursos Humanos de Novartis, es facilitar la organización del tiempo de trabajo de sus empleados. Esta farmacéutica ofrece a sus empleados ampliaciones de permiso retribuido fijados por la ley de conciliación, programas de coaching dirigido a las madres que se reincorporan al entorno laboral tras su baja por maternidad y ayudas a cuidadores.

La incorporación de medidas que favorecen la conciliación pueden parecer costosas o poco beneficiosas para las empresas, pero la realidad es que ejercen un efecto muy positivo en los empleados. Un estudio de IESE Business School demuestra que las empresas que asumen la RFC reducen el absentismo un 30% e incrementan la productividad laboral en un 19%. La Secretaría de Estado de Igualdad defiende que las compañías que avanzan en políticas de igualdad y no discriminación logran que sus trabajadores aumenten su productividad, lo que repercute "directa y positivamente en sus cuentas de resultados". En definitiva, lo que parece claro es que la igualdad también es un buen negocio.


mujeres-profesionales-mheras-womenaliap

María del Mar de las Heras es Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de Periodismo por la UAM/El País. Ha trabajado como redactora y responsable de sección en distintos medios de comunicación, entre ellos El País, donde se especializó en temas de salud, medio ambiente y negocios. Actualmente es redactora de Contenidos en Womenalia. Puedes seguirla en TwitterLinkedIn y Womenalia






Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí